CARGANDO

Tipo de búsqueda

Consumo ético Contaminación

Incentivos verdes, una forma de ayudar a salvar al planeta

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on vk
Share on reddit

Contaminación, cambio climático, efecto invernadero, son fenómenos que se han venido agudizando en los últimos años y que ponen en riesgo nuestro planeta y con él, nuestra existencia. Si bien se han creado múltiples campañas para concienciar a las personas del peligro que representa todo eso y que ponen en evidencia cómo el mal accionar del ser humano hace de la Tierra un lugar vulnerable, la mayoría de estas campañas educativas no han calado del todo bien, por lo que se ha tenido que venir innovando en las estrategias que se ponen en marcha. En medio de esa coyuntura han nacido los incentivos verdes o incentivos ambientales, un plan donde la política ganar-ganar marca la pauta.

incentivos verdes

Uruguay busca frenar la contaminación con una moneda virtual

Plasticoin, es un proyecto desarrollado en Uruguay, apoyado por la Agencia Nacional de Desarrollo, mejor conocida como ANDE. Este proyecto enmarcado en la economía circular, apunta a generar una moneda virtual ecológica que le da valor a los residuos plásticos. La meta: estimular su limpieza, clasificación y disposición en centros de acopio. Esta iniciativa nacida en Piriápolis, una ciudad costera ubicada al suroeste del país suramericano, se puso en marcha en enero de este año.

¿En qué consiste la iniciativa Plasticoin?

En cambiar residuos plásticos por beneficios monetarios, por ello, los creadores de esta moneda digital invitan a las personas a recolectar residuos plásticos que se encuentran tan presentes en uno de los balnearios históricos de Uruguay y a cambio reciben una especie de Bitcoin que otorga a quien la posea descuentos y permite comprar ciertos productos.

Una cuestión que destaca en esta iniciativa es la siguiente: no todos los residuos valen lo mismo, ¿qué quiere decir eso?, que si la persona recolecta un kilo de plásticos en su hogar puede canjear ese kilo por 100 Plasticoins. El pago se eleva de acuerdo al lugar, si el kilo de plásticos fue recolectado en la playa, el pago asciende a 200 Plasticoins, y aún mejor, si la persona logra recolectar en la playa un kilo de microplásticos, a la hora de canjearlos le darán 400 Plasticoins, en este caso el pago se duplica porque los microplásticos son más difíciles de juntar y limpiar, de esta manera los creadores de este incentivo verde buscan premiar el esfuerzo.

qué son los microplásticos
¿Qué son los microplásticos?

Para conocerlo, haz click sobre la imagen

Esta iniciativa ha tenido mucho éxito y es que si bien se había trazado como meta llegar a 140 personas en los primeros tres meses desde su lanzamiento, en menos de un mes este proyecto medioambiental logró que en su página web se registraran más de mil personas, de las cuales 100 ya habían entregado los residuos que habían recolectado. En conjunto lograron reunir en ese tiempo unos 450 kilos de plásticos. Y no solo ello, al proyecto se han adherido además unas 22 empresas en la propia Piriápolis y unas 30 empresas más han confirmado su participación, una vez se expanda este incentivo verde a otras ciudades del país.

El cofundador de esta iniciativa indicó que el objetivo de “Plasticoin” pasa por generar un impacto ambiental y replicar el proyecto en otras ciudades del país. Además, los creadores del Plasticoin, también quieren desarrollar campañas educativas sobre limpieza de microplásticos que incluyen herramientas que permiten filtrar la arena para facilitar la tarea.

plasticoin en piriápolis

5 ciudades que te premian por reciclar

En medio de la lucha contra la invasión de plásticos que tanto contaminan nuestro planeta y ante la mirada pasiva de muchos de los que habitamos en él, son múltiples las ciudades que han decidido poner en marcha estrategias novedosas para frenar la contaminación que generan los residuos plásticos, estrategias que pasan por premiar a los ciudadanos que se suman al mundo del reciclaje. A continuación, te mostramos una lista de iniciativas verdes:

  • Sidney es una de las ciudades más grandes de Australia, de acuerdo al ayuntamiento de la también capital de Nuevo Gales del Sur, las botellas se han convertido en un verdadero problema de desecho, incluso mucho más que las colillas de cigarrillos. Estas suponen casi que la mitad del total de basura que genera todo el estado, es por ello que el propio ayuntamiento ha puesto en marcha un proyecto integrado por 500 máquinas donde los ciudadanos depositan los residuos plásticos a cambio de créditos para el uso del transporte público, el proyecto lleva por nombre, Envirobank.
  • Suravaya es la segunda ciudad más grande de Indonesia y autoridades de esa localidad se ha propuesto como meta para este 2020 convertir a la ciudad en una zona libre de plásticos, para ello desde el año 2018 llevan adelante una iniciativa que consiste en pagar el autobús con envases de plásticos. Así, los ciudadanos pueden dar unos 20 vasos o 5 botellas de plástico a cambio de un billete de autobús de dos horas. En total es un cuarto de tonelada de plástico que un solo autobús puede recoger al día, lo que se traduciría en 7,5 toneladas de plásticos al mes.
ciudades con incentivos verdes
  • Estambul es una de las ciudades más importantes de Turquía, el tercer país europeo productor de desechos y que además posee la tasa de reciclaje más baja en el continente europeo. Estambul, ciudad atractiva para turistas puso en marcha en 2018 un programa que lleva por nombre “Smart Mobile Waste Transfer Centers”, que consiste en máquinas recogedoras de residuos plásticos, que además se encargan de escanear cada desecho y asignarles un valor, que le permita al reciclador cambiar el monto por un ticket para viajar en el transporte de esa ciudad.
  • Medellín, capital de la provincia de Antioquia en Colombia, también se sumó a la iniciativa de movilidad sostenible a través de su programa “Recarga Verde”, que consiste en la instalación de máquinas de reciclajes en cinco estaciones del Metro de Medellín, en las que los usuarios cambian envases de plásticos por tickets para viajar en el metro.
  • Beijing, la capital de China fue una de las primeras en sumarse a la técnica de los incentivos verdes. Por allá por el 2012 instalaron en las estaciones del metro de esta ciudad gigantesca, máquinas donde los viajeros podían depositar sus residuos de plásticos a cambio de créditos, dividendos que no solo pueden gastar en el uso del transporte público, sino también para adquirir minutos libres para llamadas en sus teléfonos móviles.

Artículos Relacionados

Etiquetas: