CARGANDO

Tipo de búsqueda

Contaminación

El fracking amenaza con perforar los suelos de Colombia

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

A principios de marzo de este año, el gobierno de Iván Duque anunció el Decreto número 328, dando así luz verde a los primeros proyectos pilotos de producción de esquisto en el país andino. Colombia cuenta en la actualidad con 9,8 años de reservas de gas y 6,2 años de reservas de petróleo, y su dirigencia política ve en el fracking una oportunidad jugosa para seguir ingresando al país, importantes dividendos.

Fracking en Colombia
La disputa por el fracking se ha librado en Colombia desde hace más de 10 años

La renta petrolera en Colombia representa en promedio 12% de los ingresos totales del país neogranadino, cuando hablamos del Presupuesto General de la Nación, la cifra es mucho mayor, ya que asciende al 29%.

Ante la amenaza que supone que, en menos de una década, las arcas públicas quedarán sin esos dividendos, la apuesta por la producción de esquisto se intenta acelerar.

El fracking es una cuestión que se debate en Colombia desde hace más de 10 años, pero esos debates se han agudizado en este último mes con la salida del Decreto 328, que da vía libre al desarrollo de proyectos pilotos.

Desde el gobierno aseguran que estos proyectos permitirán medir el impacto social y ambiental de esta práctica y definir si es viable o no.

Por su parte, el movimiento antifracking, se opone a esta práctica, pues la consideran dañina tanto para el planeta como para la sociedad.

El Decreto 328 representa el paso número uno, de varios que debe poner en marcha el gobierno colombiano para que el fracking se dé en Colombia de forma comercial.

Etapas que se deben cumplir para que el fracking opere a toda máquina

  • 1. Evaluación de los pilotos

En esta fase, se deben determinar los riesgos que conlleva poner en práctica cada proyecto.

Las evaluaciones van desde los impactos en el agua, la sismicidad, el impacto social, así como el daño que causa al medio ambiente.

En este punto, importante es destacar que estos proyectos son meramente experimentales, científicos y técnicos, por lo que estos no deben usarse por ahora para fines comerciales.

Estos proyectos que serán realizados por empresas petroleras, deberán ser evaluados por un comité que definirá la factibilidad del fracking.

Desde el movimiento Alianza Libre de Fracking insisten que los proyectos al ser experimentales deberían ser desarrollados por las universidades y centros de educación, pero desde las filas del gobierno insisten en que las petroleras, son las que tienen experiencia y el dinero para hacerlo.

Esto podría jugar a favor de estas compañías que podrían apelar al lobbismo a fin de que se le dé luz verde a sus iniciativas y es que nadie invierte con la idea de perder y eso lo saben muy bien las grandes empresas.

Decreto 328 de Colombia
El Decreto 328 pone en marcha los primeros proyectos piloto para producir petróleo a través del fracking
  • 2. Establecimiento de las reglas

En esta fase, corresponde a las entidades involucradas en el plan piloto establecer los lineamientos que regirán esta actividad.

Un reglamento cuyo diseño podría tardar hasta más de seis meses y que debe incluir los requisitos técnicos que tienen que cumplir los pilotos, normativas que garanticen la no afectación de la salud y los aspectos sociales.

Se suma a todo esto, la definición de cómo serán los contratos de exploración que firmarán las petroleras con la Nación.

Destaca por último, el reglamento que regirá la Comisión de Acompañamiento, esta última será la encargada de evaluar todas las fases de los proyectos pilotos.

  • 3. Realización del piloto

Primero se deben preparar los pilotos, para ello deben tener en cuenta el impacto que tendrán en todos los niveles sus proyectos, además de solicitar las licencias correspondientes.

Con licencia en mano, las empresas podrán comenzar con el proceso de perforación, que podría ser suspendido si se confirma que el piloto pone en riesgo la salud de las personas o supone una amenaza para el ambiente.

  • 4. Evaluación de los pilotos

Esta etapa arranca, una vez termina la perforación hidráulica. Aquí, el comité encargado de evaluar los proyectos, deberá definir si el piloto es apto para transformarse en un proyecto comercial.

El comité evaluador está integrado por siete miembros, entre los que destacan cuatro ministros y tres expertos en hidrocarburos, una situación que representa una verdadera ventaja para el gobierno de Colombia, que puja desde hace años por la implementación del fracking en el país.

  • 5. Decisión final

Después de las evaluaciones exhaustivas, se definirá si es viable o no hacer fracking en Colombia, de acuerdo a lo estimado, se sabría entre dos o tres años qué piloto pasó la prueba o no.

Si el resultado es la luz verde al fracking, se deben hacer los ajustes a las normativas e instituciones que se dedicarán a esta controvertida práctica.

Pero la cuestión no termina ahí, si la Comisión encargada de evaluar estos proyectos piloto dice que no es viable poner en marcha el fracking en Colombia, el gobierno podría hacer oídos sordos a esto y dar permisos a petroleras para que desarrollen la fracturación hidráulica en el país.

No al fracking

A medida que el fracking se hace espacio en Colombia, el futuro de los hidrocarburos en el país parece hacerse más nítido y como que no importa el precio que se tenga que dar. Las reservas energéticas actuales no alcanzan para 10 años, pero con el fracking, sus defensores aseguran que el país podría ser autosuficiente por veinte años más.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: