CARGANDO

Tipo de búsqueda

Cambio climático

El Cisne Verde amenaza con dinamitar la economía mundial

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on vk
Share on reddit

Una crisis financiera podría presentarse en el planeta, debido a un fenómeno conocido por especialistas económicos como el “Cisne Verde”, una definición que usan los economistas para referirse a los eventos provocados por el cambio climático, como acontecimientos raros que tienen un fuerte impacto negativo o catastrófico en nuestro planeta, dando paso incluso a una nueva crisis financiera.

El cambio climático afecta la economía

Después de la gran crisis financiera desencadenada en el año 2008, los expertos tratan y tratan con urgencia anticiparse a descubrir qué factores podrían ocasionar otra crisis que genere un daño económico global.

En medio de esa encrucijada surgió el término: cisne negro, para referirse a los eventos raros que tienen un fuerte impacto negativo o catastrófico en la economía mundial, hoy en día el cisne cambia de color.

Arrancando el mes de febrero de este año, el Bank for International Settlements, con sede en el montañoso país europeo, Suiza y conocido como “el banco de los bancos centrales”, publicó el libro “El Cisne Verde”.

El libro consiste en una investigación realizada por destacados economistas, quienes partiendo de la figura del cisne negro y todo lo que implica, decidieron teñir al ave de verde y así referirse a una crisis financiera que podría estar a la vuelta de la esquina, siendo la causa principal: el cambio climático.

En una entrevista dada a BBC Mundo, el Director General Adjunto del Bank for International Settlements, Luiz Pereira da Silva destacaba que los cisnes verdes consisten en eventos meteorológicos con un efecto perturbador desde el punto de vista financiero.

Según los expertos,  fenómenos meteorológicos extremos, como los incendios que se repiten una y otra vez en Australia, así como los huracanes que constantemente acechan las costas de El Caribe han aumentado su frecuencia y magnitud, provocando grandes costos financieros, en donde la naturaleza se impone.

En todo el globo terráqueo, nadie está exento ante el malestar de la naturaleza.

Los cinco grandes riesgos del temido Cisne Verde

El Cisne Verde
  • 1. El riesgo crediticio: de acuerdo a los autores de la investigación, los efectos del cambio climático podrían provocar una desmejora en la capacidad de pago de los deudores frente a sus compromisos financieros, y si a eso se le suma las posibilidades amplías de una baja en los activos que son utilizados como garantía de préstamos, el resultado termina siendo demoledor.
  • 2. El riesgo de mercados: los autores señalan que, de haber un cambio brusco en la percepción de rentabilidad de los inversores, estos últimos apelarían a ventas rápidas de activos, por lo que las liquidaciones serían a precios ínfimos, desencadenando así, posiblemente, una crisis financiera.
  • 3. El riesgo de liquidez: para los economistas, si los bancos o instituciones financieras no logran refinanciarse a corto plazo, la crisis después de tocar sus puertas, tocará las de todos los hogares a escala mundial.
  • 4. El riesgo operativo: los principales daños que suelen causar los eventos climáticos son físicos, oficinas, centros informáticos, de producción e incluso centros de datos por muy blindados que estén, no escapan a la furia de la naturaleza.
  • 5. El riesgo de cobertura: las empresas destinadas a este ramo de la economía podrían verse afectadas, incluso ser conducidas a la quiebra, y es que podrían sentir sobre ellas caer una lluvia de reclamos mayor a la esperada y a la que son capaces de hacer frente.

Estos cinco grandes riesgos están asociados al cambio climático y podrían ser el desencadenante de una crisis financiera global, de dimensiones incluso mayores a las del 2008.

¿Existe alguna fórmula para cortarle las alas al Cisne Verde?

Las respuestas a esta pregunta suelen no ser nada alentadoras, los estudiosos del libro “El Cisne Verde” si una cosa han querido dejar muy en claro es que los modelos predictivos del pasado no están diseñados para resistir la furia climática. Una vez se desencadene, no habrá sombrilla que valga.

Ante la amenaza, los expertos económicos han optado por recomendar a los líderes que mueven los hilos del sistema financiero global, desarrollar nuevas fórmulas que mantengan blindada de los efectos extremos del clima, a uno de los principales motores del mundo, la economía.

Y es que recordemos que la economía global entró en terapia intensiva en el año 2008 cuando se desató la gran crisis.

Para ese momento los bancos centrales apelaron a bajar las tasas de interés a niveles mínimos nunca antes vistos, del cisne verde prosperar, las entidades ya no tendrían la capacidad de “salvar al mundo”.

Las tasas de interés actuales continúan muy bajas, por lo que los bancos centrales tienen un espacio de maniobra casi nulo que permita en caso de una catástrofe dar estímulo a las economías y así impulsar el crecimiento.

El mundo y la economía

Sin duda alguna, no querríamos nunca que llegara el día donde la frase “Sálvese quien pueda” se apodere del mundo, pero pareciese esto ser cada vez más inminente. En un mundo globalizado que aporta mucho en la destrucción del planeta, y hace poco por revertir los daños… Ojalá y el cisne verde no se pose nunca sobre nuestro planeta Tierra.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: