CARGANDO

Tipo de búsqueda

Chernóbil Contaminación radioactiva

Chernóbil y el riesgo de radiación en la actualidad

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

Después de 30 años, la situación actual de Chernóbil sigue siendo delicada. La recuperación de la zona del accidente nuclear, ha dado lugar a una gran cantidad de residuos radiactivos y equipos contaminados. Los residuos nucleares generados se encuentran almacenados en aproximadamente 800 sitios distintos dentro y fuera de la zona de exclusión de 30 km alrededor del reactor nuclear 4 de Chernóbil.

chernobil-situacion-actual
Los residuos nucleares generados se encuentran almacenados en aproximadamente 800 sitios.

Estos residuos nucleares se encuentran parcialmente almacenados en contenedores o enterrados en trincheras, pudiendo provocar riesgo de contaminación de las aguas subterráneas. Se ha evaluado que el sarcófago y la proliferación de los sitios de almacenamiento de residuos representan una fuente de radioactividad peligrosa en las áreas cercanas.

En la conferencia internacional de Viena se apuntó que era necesario llevar a cabo un completo programa de investigación para desarrollar un diseño adecuado que constituyera un sistema de confinamiento seguro desde el punto de vista ecológico.

¿Cómo ha afectado a la flora y a la fauna de la zona y a los alrededores?

En los días posteriores al accidente, se encontraron muchos cadáveres de insectos y restos de flores y vegetales en la zona de exclusión. Miles de pinos murieron, adoptando una coloración rojiza que le da nombre al conocido “bosque rojo”. Según la Organización Mundial de Salud (OMS), murieron unos 9.000 animales, mientras que Greenpeace predice una pérdida de 93.000 de ellos.

Aunque los soviéticos cazaron a todos los animales en el área después del accidente (para evitar la propagación de la radiación), la vida silvestre ha regresado a la zona de exclusión vigente. Esta zona está habitada por numerosas especies de animales salvajes; algunos ni siquiera vivían allí antes del accidente. El lince y el oso pardo europeo no habían sido vistos en la región desde hacía casi un siglo, y los lobos alcanzan niveles poblacionales siete veces mayores en comparación con reservas no contaminadas por la lluvia nuclear. Muchos perros, zorros, jabalíes, castores y bisontes, deambulan libremente por los terrenos de Chernóbil; acompañados de una vegetación exuberante que inunda las inmediaciones de la central y en un lugar totalmente inhóspito donde nadie podría imaginar que la vida fuera posible.

Consecuencias de la radiación sobre la flora y fauna de chernóbil
Se encontraron muchos cadáveres de insectos y restos de flores y vegetales.

La realidad es que, independientemente de las alteraciones causadas por la radiación, los alrededores de Chernóbil son el hogar de una rica fauna de mamíferos. Es de esperar que esta fauna ingiera, a través de la cadena alimenticia y de su contacto con el suelo contaminado, miles de átomos de cesio y estroncio a diario. Los animales de Chernóbil son animales radiactivos, a pesar de su buen aparente estado de salud. Los investigadores señalaron que, si bien la exposición a la radiación no podría ser buena para los animales, los beneficios de la ausencia de humanos superaban el riesgo de radiación.

Chernóbil es un ejemplo más de que la vida se abre paso en las condiciones más extremas. Las estrategias de la vida de Chernóbil para enfrentarse al enemigo invisible de la radiación no dejan de ser espectaculares. Algunas especies de plantas son capaces de adaptarse reteniendo la radiación en el tallo o en sus hojas, para evitar la propagación a las semillas. El efecto ambiental neto del accidente ha sido una biodiversidad y una abundancia de especies mucho mayores.

¿Cómo ha afectado a la población local y a los pueblos vecinos?

Los efectos en la salud tras el accidente de Chernóbil han sido objeto de un extenso estudio por parte de profesionales del área y de especulaciones y exageraciones sin precedentes por parte de algunos medios de comunicación.

Las exposiciones fueron mucho más altas para quienes participaron en la mitigación de los efectos del accidente (trabajadores especializados, bomberos, militares y voluntarios), y para quienes vivían cerca.

Los radionúclidos liberados del reactor fueron principalmente el yodo-131, el cesio-134 y el cesio-137. El yodo-131 tiene una vida media radiactiva corta, pero se puede transferir a los seres humanos con relativa rapidez desde el aire y mediante el consumo de leche contaminada y verduras de hoja. El yodo se localiza en la glándula tiroides. Las dosis de radiación a la tiroides recibida en los primeros meses después del accidente fueron particularmente altas en aquellos niños y adolescentes de ese momento que bebían leche con altos niveles de yodo radiactivo en Bielorrusia, Ucrania y en las regiones rusas más afectadas.

radiación flora fauna chernóbil
Dramático aumento en la incidencia de cáncer, reacciones psicológicas, causó cambios a largo plazo en las vidas de las personas.

Aparte del dramático aumento en la incidencia de cáncer de tiroides entre las personas expuestas a una edad temprana, y algunos indicios de un aumento en la incidencia de leucemia y cataratas entre los trabajadores, no hay un aumento claramente demostrado en la incidencia de cánceres sólidos debido a la radiación en las poblaciones expuestas. Tampoco hay pruebas de otros trastornos no malignos relacionados con la radiación ionizante.

Sin embargo, hubo reacciones psicológicas generalizadas ante el accidente que se debieron al temor a la radiación, no a las dosis reales de radiación. Efectos psicosociales producidos por la falta de información, la evacuación de los afectados y el miedo de los efectos biológicos de la radiación a largo plazo; traducido en un importante número de alteraciones para la salud, como ansiedad, depresiones y varios efectos psicosomáticos.

Además de causar exposición a la radiación, el accidente causó cambios a largo plazo en las vidas de las personas que viven en los distritos contaminados, ya que las medidas destinadas a limitar las dosis de radiación incluían el reasentamiento, los cambios en el suministro de alimentos y las restricciones en las actividades de individuos y familias.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: