CARGANDO

Tipo de búsqueda

Biodiversidad Medio ambiente

Unesco: Los Bosques de Neblina del Perú son Reserva de la Biosfera

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

La riqueza de la naturaleza peruana se anota otro tanto. La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), acaba de incluir a los Bosques de Neblina del Perú en su listado de la Red Mundial de Reservas de la Biosfera. De esta manera, esta región se convierte en la sexta Reserva de Biosfera del país andino.

Bosques de Neblina del Perú

El Bosque de Neblina-Selva Central es una reserva ubicada en el departamento de Junín. Su extensión abarca 14 distritos de las provincias de Chanchamayo, Concepción, Jauja, Junín, Tarma y Satipo. Esto se traduce en más de 812.114 hectáreas de territorio que se convierten en zona de conservación de los recursos naturales.

En su resolución, la Unesco reconoce el enorme valor biológico y ecológico que tiene esta zona. La organización destacó también que los bosques de neblina peruanos, ubicados en un área de transición entre la cordillera andina y la selva amazónica, tienen menos del 10% de su biodiversidad catalogada.

Las instituciones peruanas encargadas de la materia ambiental han destacado el reconocimiento de la Unesco. Afirman que es un gesto que permite crear las condiciones que facilitan conciliar el desarrollo sostenible con la conservación de los recursos naturales. Al mismo tiempo se estimula la sana y equilibrada relación del ser humano con su hábitat.

El valor de los Bosques de Neblina

Los bosques nublados del Perú son un área natural ubicada las faldas orientales de la cordillera andina. Esta zona representa la transición entre los Andes y la selva baja y se conoce como Amazonía andina.

Bosques de Neblina del Perú son Reserva de la Biosfera
El reconocimiento de la Unesco permite conciliar el desarrollo sostenible de la región y la conservación de los ecosistemas y sus recursos.

El punto de mayor valor en biodiversidad de esta región lo conforman el Santuario Nacional Pampa Hermosa y el Bosque de Protección Pui Pui. En estas áreas se conservan muestras de los bosques montanos tropicales. De igual manera, dentro de los Bosques de Neblina se encuentran las cuencas hidrográficas de los ríos  Tulumayo, Huatziroki, Pichanaki e Ipoki.

Estos cuerpos de agua son muy importantes en la región. Las comunidades indígenas que hacen vida en la región, los quechuas y asháninkas, cuentan con su suministro de agua para realizar las actividades agrícolas, pecuarias, de silvicultura y pesca.

La ubicación de esta reserva natural es un valor que estimula la producción y comercialización de varios rubros agrícolas. Entre ellos, la papa, que en la zona se tienen registradas 400 variedades. También se lleva a cabo la producción de café.

Desarrollo sostenible y respeto por el medioambiente

El reconocimiento de una zona determinada como Reserva de la Biosfera representa un beneficio y un compromiso. El objetivo de esta declaración es lograr un desarrollo sustentable para la región y su población, en armonía y respeto por los recursos naturales y la biodiversidad. De igual manera se beneficia el trabajo articulado y participativo de todos los actores involucrados.

Que una región logre se reconocida y se incluya en la red de Reservas de la Biosfera, conmina a las administraciones nacionales e internacionales a destinar mayores recursos económicos y tecnológicos que impulsen ese desarrollo y que además protejan con celo los ecosistemas y su biodiversidad.      

Así mismo, la Unesco busca que se promueva la investigación y la innovación en materia de prácticas sostenibles que abonen la conciencia en favor del medio ambiente. Este organismo, a través del Consejo Internacional de Coordinación del Programa de la Unesco sobre el Hombre y la Biosfera (MAB), cada año designa nuevas reservas.

Las autoridades regionales de Junín, el departamento que alberga a los Bosques de Neblina, están complacidos con la designación. Aseguran que la zona será reconocida a nivel regional y mundial, lo que permitirá cristalizar un desarrollo social y económico. La conservación de la biodiversidad y el respeto por el acervo cultural de los pueblos serán el rasgo más importante de este crecimiento.

¿Para qué son las Reservas de la Biosfera?

Reservas de la Biosfera es una figura creada por la Organización de Naciones Unidas, a través de la Unesco, en el año 1974.  Ante el profundo deterioro medioambiental que produjo el actual modelo de desarrollo, se planteó la necesidad de crear una alternativa que articulara la convivencia del humano con la naturaleza de manera justa y respetuosa.

El bosque nublado peruano es Reserva de la Unesco
Los bosques nublados peruanos ahora son una región puesta al servicio de la protección medioambiental.

Las zonas que son declaradas como Reservas de la Biosfera se convierten en áreas que obtienen un reconocimiento internacional y los respectivos países conservan su soberanía.

Estas zonas se escogen en función de su valor ecológico y biológico, por su diversidad biológica y por sus valores culturales. En estas regiones se llevan a cabo actividades que procuren el desarrollo sostenible.

La investigación, la educación y el intercambio de saberes y experiencias entre los distintos actores son actividades que se promueven en las Reservas de la Biosfera. Superar la pobreza y el respeto por la identidad cultural de los pueblos, son premisas fundamentales que se contemplan cuando se escoge una región como Reserva.

Las funciones que cumple una Reserva de la Biosfera se esquematizan de la siguiente manera:

  • Conservación de los paisajes, los recursos naturales, los ecosistemas y la biodiversidad.
  • Desarrollo económico sostenible y respetuoso del medio ambiente y de los valores culturales de las poblaciones involucradas.
  • Apoyo a la investigación, seguimiento y promoción de la educación en materia de conservación y desarrollo.

Perú y sus Reservas

Con la designación de los Bosques de Neblina-Selva Central como Reserva de la Biosfera, Perú suma una más a su lista nacional de Reservas de Biosfera del Perú. La red nacional está conformada por Huascarán, Manu, Noroeste Amotapes-Manglares,  Oxapampa-Asháninka-Yanesha y Gran Pajatén. Estas reservas suman 9 millones de hectáreas del territorio peruano.

En este video institucional se recoge parte de la belleza y la riqueza biológica y cultural de los boques nublados peruanos. Características que hicieron que la región fuese favorecida por la Unesco.  

Según las autoridades locales, todas estas áreas de reserva suman a los esfuerzos de conservación de la biodiversidad. Contribuyen además con la seguridad alimentaria y el abastecimiento de medicinas y materia prima, siendo las comunidades locales las que se ven más beneficiadas con los servicios de la reserva natural.

Lograr que la Unesco reconociera a los Bosques de Neblina del Perú como Reserva de la Biosfera es una buena noticia. Para Perú y para el planeta, esta área se le ha arrebatado a la deforestación y a la explotación indiscriminada de recursos. Es ahora una región puesta al servicio de la conservación de los ecosistemas y el respeto a los pueblos que la habitan.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: