CARGANDO

Tipo de búsqueda

Calentamiento global Cambio climático Medio ambiente

Un futuro bajo las aguas. Un mapa muestra cómo el aumento del nivel del mar amenaza a varios países del mundo

Si el cambio climático sigue su indetenible curso, el aumento del nivel del mar dejará a muchas ciudades bajo el agua. Para cuando lleguemos al año 2100, el 10% de la población mundial, 800 millones de personas aproximadamente, habrá tenido que dejar sus hogares y adentrarse en el territorio. Así se desprende de un informe elaborado por Climate Central, una organización que agrupa a periodistas e investigadores del cambio climático.

Aumento del nivel del mar amenaza a varios países

Según la investigación, titulada Picturing Our Future (Imaginando nuestro futuro) el actual nivel de emisiones de gases de efecto invernadero está conduciendo a un calentamiento global de 3 °C. Frente a ese escenario, unas cincuenta ciudades del mundo tendrán que reforzar sus sistemas de defensa en las poblaciones más cercanas a las costas.

Sin embargo, construir sistemas de defensa es algo que muy pocos países en el mundo pueden permitirse.  La subida del mar luce inevitable y se extenderá durante cientos de años, aun cuando se logren los objetivos del Acuerdo de París. Si el incremento de las temperaturas fuera de tan solo medio grado más, cerca de 200 millones de personas estarán en grave riesgo de inundaciones, tormentas y huracanes.  

Consideran los autores que, aunque el cambio climático ha sido provocado por las actividades humanas durante todo el siglo XX y lo que va del XXI, sus efectos se extenderán durante miles de años. Igualmente anuncian que el continente más afectado será Asia, la región donde se encuentran asentadas 9 de las 10 metrópolis más vulnerables.

Un fenómeno constante

Este estudio coincide con el informe anual del Servicio Marino Copernicus dado a conocer recientemente. En el documento se deja constancia de la rapidez con la que se están modificando los océanos por la actividad del ser humano. Los investigadores hacen énfasis en el calentamiento de las aguas marinas y en el aumento de los niveles del mar.

De manera puntual señalan que cada año, el área mediterránea aumenta 2,5 milímetros. En promedio, en todo el mundo los océanos suben 3,1 milímetros anualmente.      

La mayoría de los análisis que se han hecho sobre los aumentos de las aguas marinas tienen algo en común. En esos estudios se habla casi siempre de una subida entre medio metro y un poco más de un metro y se extienden hasta el año 2100. Sin embargo, los investigadores de Climate Central siguieren que este fenómeno perdurará durante miles de años.

La acción es clave

Los expertos sostienen que haga lo que se haga, el aumento del nivel del mar ya es un fenómeno que está en marcha, y no podrá evitarse, aunque ahora mismo se paralicen las emisiones antrópicas.  En la actualidad, la concentración de CO2 de la atmósfera supera en un 50% a la que había para el año 1800. Este incremento ha hecho que la temperatura de la Tierra haya subido 1,1 °C desde entonces.

Cuánto se estima que suba el nivel del mar

Ese hecho ya es suficiente para que el mar suba dos metros. Incluso, en los escenarios más optimistas, donde se alcanzaron las metas del Acuerdo de París y la temperatura global se limitó a 1,5 °C, el nivel del mar escalará casi los 3 metros. Una subida de esa magnitud inundará los territorios que ocupan 510 millones de personas.

No obstante, los investigadores insisten en que hay que cumplir con los compromisos adquiridos en las décadas por venir. Hacerlo, limitará las consecuencias de la elevación del nivel del mar a un número más reducido de personas.

Aunque el impacto es global, China, India, Bangladesh y Vietnam serían los países más afectados por las inundaciones para finales del siglo XXI. Al día de hoy, el 5% de la población mundial se concentra en zonas vulnerables porque están por debajo del nivel del mar.

Vistazo al futuro

El mar va a subir sí o sí. Sin embargo, los impactos de ese incremento en el nivel del mar variarán según lo que haga la humanidad a partir de ahora. Apenas medio grado en un aumento de las temperaturas globales puede marcar una diferencia sustancial. Ceñirse a la meta de 1,5 °C salvará las vidas de millones de seres humanos y la del planeta.

Una popular frase dice que una imagen dice más que muchas palabras. En ella debieron haber pensado los investigadores de Climate Central cuando decidieron hacer un mapa interactivo y varios recursos gráficos bastante elocuentes.

En la web de Climate Central se puede consultar el mapa, elaborado con las proyecciones del estudio Picturing Our Future. Igualmente, en el sitio es posible apreciar en fotografías, videos y gifs cómo quedarían hundidas algunas ciudades y sitios icónicos del planeta si se mantiene el actual ritmo de emisiones de gases de efecto invernadero.

Compromiso con el futuro

Los países que se comprometieron en París, y que se reunirán en Glasgow en noviembre, tienen ante sí una gran responsabilidad. Cumplir los acuerdos, que mantengan un alza de la temperatura global por debajo de los 2 grados, será determinante en el paisaje del planeta que se les legará a las generaciones que vendrán.

Qué provoca el aumento del nivel del mar

El aumento del nivel del mar no solo afectará a las ciudades costeras o a las pequeñas naciones insulares. El deshielo en los polos, causado por el aumento de las temperaturas globales, también afectará a la vida marina.

Una vez que el agua de los polos se mezcla con los océanos, se modifica la composición química del mar, algo que va a afectar a la flora y fauna del ecosistema marino. Este cambio en los componentes del agua también afectará a los corales, una de las especies más impactadas por el cambio climático.

Los corales son un ecosistema fundamental para el 25% de la fauna marina. Su beneficio se extiende a los ecosistemas costeros al ser una barrera natural contra tormentas, inundaciones y otras inclemencias.

El aumento del nivel del mar deber ser una campanada para todos aquellos que tienen poder de decisión. El tiempo se agota y las acciones no se pueden demorar. Ya los efectos se están sintiendo, incluso en países mejor preparados y con más recursos para adaptarse al cambio climático.

Etiquetas: