CARGANDO

Tipo de búsqueda

Contaminación Contaminación del agua

Las tierras raras son esenciales para la tecnología, pero su costo ambiental es muy alto

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

Aunque se llaman tierras raras, no son tierras. Tampoco son raras, porque algunas de estas “tierras” son abundantes y están presentes en muchos de los objetos que usamos a diario. Como tierras raras se le conoce a un grupo de elementos químicos de la tabla periódica, de manera específica los lantánidos, que son quince, a los que se le suman los llamados metales de transición itrio y escandio.

Qué son las tierras raras

Las tierras raras reciben ese nombre porque antiguamente a los óxidos se les llamaba tierras, y se les dice que son raras porque a estos elementos es muy difícil encontrarlos en altas concentraciones en la naturaleza, como la pirita o el oro. También son difíciles de procesar ya que suelen contener materiales radioactivos naturales como el uranio y el torio.

La importancia y el valor de las tierras raras consisten en que son esenciales para la producción en varios tipos de industrias, desde las de tecnología, energías limpias, mitigación ambiental, hasta la militar y la aeroespacial. Muchos de los artefactos que utilizamos de manera cotidiana tienen entre sus componentes metales y aleaciones que contienen tierras raras.

En los últimos 20 años la demanda de metales raros se ha incrementado de manera exponencial. Sus propiedades magnéticas, luminiscentes y electroquímicas convierten a los óxidos de tierra rara en parte fundamental de componentes tecnológicos como memorias para ordenadores y portátiles, teléfonos celulares, imanes, baterías recargables, luces fluorescentes, entre otros.

En la industria militar los elementos de tierra rara también son muy codiciadas, dado que artículos tales como lentes de visión nocturna, armas de precisión, equipos de comunicaciones, baterías y otros artefactos electrónicos de defensa, tienen componentes elaborados con estos metales.

¿Cuál es la importancia de las tierras raras?

China despunta como el principal productor y exportador de minerales de tierra rara. Además, posee las reservas más grandes del mundo. El 80 por ciento de la producción mundial sale del gigante asiático y se destina al desarrollo de nuevas tecnologías.

No por nada se les llama a las tierras raras “el oro negro del siglo XXI”.

Por qué son importantes las tierras raras
En los aspectos más cotidianos de la vida las tierras raras están presentes.

Es tanta la importancia de estos materiales que en distintos escenarios se han planteado cuestionamientos de orden económico y geopolítico que han convocado los pronunciamientos de intelectuales y conocedores del tema.  

En el año 1992, Deng Xiaoping, a la sazón presidente chino, profirió esta sentencia: “El Medio Oriente tiene el petróleo, pero en China tenemos las tierras raras”. Una expresión que habla con elocuencia de la importancia y el protagonismo de este material en las relaciones económicas y políticas a escala global.

Los enormes costos de producción para el resto del mundo, favoreció el monopolio chino. En la actualidad, China cumple con el 80,4% del suministro de tierras raras para el mundo. Casi toda la producción proviene de la famosa mina de Bayan Obo, ubicada en la Mongolia Interior.  

En los aspectos más cotidianos de la vida los elementos de tierra rara están presentes. Las pantallas táctiles son posibles gracias al indio. Las pantallas no se colorearían sin la presencia del itrio, el disprosio, europio, gadolinio, lantano y el terbio. El diagnóstico y tratamiento del cáncer dependen en buena medida del gadolinio.

En fin, las perspectivas son que el consumo y demanda de tierras raras no decaiga. Muy por el contrario, todo apunta a que se incrementen en la misma medida en que se desarrolle la tecnología.

¿Cómo impacta al medioambiente la extracción de tierras raras?

De manera paradójica, las tecnologías limpias necesitan de las tierras raras, cuya explotación produce contaminación de aguas y ecosistemas. El costo medioambiental de la extracción de tierras raras es muy alto.

Tierras raras y medioambiente
El costo medioambiental de la explotación de estos minerales es muy elevado.

Durante el proceso de extracción y procesamiento se producen ingentes cantidades de desechos contaminantes, como gases y polvos radioactivos. Según algunos cálculos, para obtener una tonelada de tierras raras, 75.000 litros de agua serán acidificados.

impacto de la minería en el medio ambiente
El impacto ambiental de la minería

Para saber más, haz click sobre la imagen

La explotación de tierras raras genera niveles de contaminación muy preocupantes. La generación de material radioactivo, como el torio o el uranio, dañan suelos y ecosistemas próximos al sitio de extracción. Esto sin duda va a afectar a las comunidades aledañas que dependen de la producción agrícola y animal para subsistir.

Los materiales usados para la extracción de tierras raras son contaminantes de primer orden para las fuentes de agua. Al encontrarse asentamientos y comunidades en las proximidades de la mina, las enfermedades no se harán esperar. Lamentablemente la afectación no es solo local. Gracias a los procesos meteorológicos e hídricos, la contaminación llegará a zonas muy alejadas del foco principal.

Dado los niveles de consumo que se observan, y que no parece que puedan cambiar en un futuro cercano, hace falta la toma de conciencia. No es posible, en términos medioambientales, mantener el ritmo de consumo de tecnología que se tiene en la actualidad.

El uso de tierras raras en la tecnología debe reservarse para artefactos que redunden en el bienestar para la mayor cantidad de individuos posible y que puedan ser reciclados posteriormente. Aparatos de iluminación de bajo consumo, artefactos para la medicina, paneles solares o coches eléctricos son más necesarios que cambiar el smartphone todos los años o unos auriculares desechables.

El número de teléfonos y dispositivos móviles como tablets, iPods supera holgadamente al número de seres humanos. Hace falta preguntarse hasta qué punto son necesarios y cuál es el costo que el planeta está pagando por ellos.

La extracción y la explotación de tierras raras comportan un alto costo que no se refleja precisamente en la factura de la compra del último gadget.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: