CARGANDO

Tipo de búsqueda

Calentamiento global Cambio climático Medio ambiente

Sube el nivel del mar y amenaza a las poblaciones de las costas de Reino Unido

El aumento de los niveles del mar amenaza a las poblaciones de las costas de Reino Unido. Diversos estudios lo confirman. La subida del mar es una amenaza a corto plazo para muchas poblaciones costeras alrededor del mundo. En tan solo dos décadas, 35 viviendas han sido engullidas por el mar en la costa inglesa de Norfolk.

El mar amenaza costas de Reino Unido

Por su parte, los habitantes de la localidad galesa de Fairbourne, ven como el mar de Irlanda cada día avanza un poco más. En un principio, las autoridades locales invirtieron millones en la construcción diques y muros de contención. Ahora se dan por vencidas y piden a los residentes del pequeño poblado que busquen otro lugar para vivir.

En el año 2019, un estudio elaborado por Flooded Future corroboraba que las costas de muchas regiones del mundo estaban más expuestas de lo que se creía a los aumentos en los niveles del mar. La elevación de las cotas del mar es uno de los efectos más conocidos y estudiados del cambio climático.

A medida que suben las temperaturas globales, las zonas de glaciares se derriten, sube la temperatura de los mares y eso aumenta el volumen de las masas de agua. Esas subidas pueden tener efectos a corto y largo plazo.

En primera instancia, ocurren inundaciones en zonas de litoral con efectos sobre infraestructuras y cultivos. Luego, vendría un desplazamiento definitivo de las comunidades que hacen vida en las costas. Todos los pronósticos apuntan a que, hacia finales del siglo XXI, el mar escalará entre 50 centímetros y un metro. Parece poco, pero esa medida será suficiente para que las crecidas costeras sean cada vez más frecuentes y graves.

Las zonas de litoral albergan en todo el mundo a unos 300 millones de personas.

Urge una solución para los vecinos

La organización gubernamental Recursos Naturales de Gales viene haciendo un trabajo de recopilación de datos en toda la costa galesa. Aseguran en el colectivo que la información recogida muestra que la subida del nivel del mar es una realidad sin paliativos. Señalan que es necesario concienciar a la población sobre los riesgos que esto implica y buscar una solución que satisfaga a todos.

Costas de Inglaterra bajo amenaza
Varias regiones de Europa son vulnerables a las subidas en el nivel de los mares

Pero para muchos de los pobladores de Fairbourne irse no es una opción a contemplar. Muchas personas son jubiladas y sus ingresos no les permiten adquirir una casa en otro lugar, dicen sentirse desprotegidas por el gobierno. Dicen que no se tienen contempladas ni ayudas económicas ni indemnizaciones.

La situación se complica aún más porque el mismo alcalde considera que la situación no es tan grave. Asevera que todo se trata de alarmismo infundado y que el gobierno está haciendo una especie de ensayo para medir la reacción de la población. Ciertamente, son varios los municipios galeses que se encuentran en peligro.

Y no solo los vecinos están en riesgo. Las infraestructuras como las vías ferroviarias y el tendido eléctrico también lo están, con los costes económicos que eso implica. Por lo pronto, las autoridades no tienen planeado reforzar las construcciones existentes, por lo que el sentimiento entre la población es de que el poblado desaparecerá irremediablemente.

Un proceso constante  

A mediados del mes de abril de este año, Nefyn, otro poblado de Gales, observó con estupefacción cómo un gran deslizamiento de tierra dejó al borde del precipicio a un conjunto de viviendas. Miles de toneladas de roca cayeron a la playa y dejaron un enorme abismo en los patios de las viviendas que se encuentran levantadas sobre el acantilado en la primera línea de costa.  

En otro punto de la costa, los vecinos de Happisburgh, en Norfolk, tienen casi dos décadas contemplando como el mar va adentrándose cada vez más hacia tierra firme. En este rápido y sostenido proceso, al menos 35 viviendas han desaparecido.

Las personas que viven en Happisburgh tienen el mismo sentimiento que los ciudadanos de Fairbourne: el gobierno no hará nada por reforzar las defensas y tendrán que salir de la zona.

Los expertos consideran que el ritmo de desaparición de la costa se ha acelerado como consecuencia del cambio climático. Aseveran que si el gobierno no toma medidas urgentes, los terrenos donde ahora se encuentran unas 100.000 viviendas desaparecerán.

Hasta ahora, el ejecutivo de Boris Johnson no ha asignado ningún presupuesto para reubicar a las familias que viven al filo del acantilado. En el Reino Unido hay unos 18 mil kilómetros de costa que se encuentran en situación de vulnerabilidad ante desbordamientos y deslizamientos de tierra.

La erosión del terreno se está convirtiendo en el principal problema de los 17 millones de personas que viven en las inmediaciones de las costas británicas.

Un peligro a la vuelta de la esquina

Muchos científicos coinciden en que lo que se creía que ocurriría a finales del siglo, está más cercano de lo que se pensaba. Para el año 2050, se esperan que ocurran inundaciones al menos una vez al año en territorios donde en la actualidad viven alrededor de 300 millones de habitantes.

Sube el nivel del mar y amenaza a las costas de todo el mundo
Los habitantes de las costas de Reino Unido temen por su futuro. Salir de los sitios peligrosos, para algunos, no es una opción.

Además, se espera que, para el mismo año, algunas zonas se hagan inhabitables al quedar por debajo de la pleamar, dejando a unos 150 millones de personas sin hogar. En teoría, todos los países con fachada marítima están en riesgo. Pero estos serán más notorios en los territorios donde hay más población, como el este y el sudeste de Asia.

Una investigación del año 2020, publicado en la revista Nature, revela que para el año 2100, las inundaciones costeras afectarán hasta el 20% del PIB mundial. Se calcula además que estas crecidas afectarán a cerca del 4,1% de la población mundial.

Las zonas donde más se sentirán los embates de los desbordamientos serán el sudeste de China, el norte de Australia, el este y el sudeste de Asia, el noreste de Estados Unidos y el noroeste de Europa. En el continente europeo destacan Reino Unido, Francia y el norte de Alemania.

El crecimiento de los niveles del mar es una progresiva amenaza que se cierne sobre las poblaciones de las costas de Reino Unido. Lamentablemente, es una realidad a la que deberán enfrentarse otros pueblos del planeta que conforman una buena parte de la población mundial.

Etiquetas: