CARGANDO

Tipo de búsqueda

Consumo ético Desarrollo sostenible

Seguro que has escuchado de la economía azul, pero ¿sabes de qué se trata?

En la actualidad hay dos enfoques sobre qué significa la economía azul.  En principio, la economía azul es una propuesta del economista belga Gunter Pauli para explicar una propuesta de modelo económico alternativo al actual. A él se le considera el padre del concepto.

¿Qué es la economía azul?

Por otro lado, algunos economistas han dicho que la economía azul es aquella que sostiene que los océanos y los mares son el punto de partida para un crecimiento y desarrollo económico sustentable y rentable.

Si se explora más sobre el pensamiento y la propuesta de Gunter Pauli, podemos detectar que ambas interpretaciones del concepto están en contraposición. Tal como se describe en el sitio web del economista y empresario, la economía azul es una premisa que intenta superar dos etapas del desarrollo actual: la economía globalizada y la economía verde.

En cambio, algunos organismos como la Comisión Europea, consideran que la economía azul son todas aquellas actividades económicas relacionadas con el medio marítimo. De manera más precisa, la acepción de economía azul que tienen en el ámbito de la Unión Europea contempla el desarrollo sostenible, llamado por ellos crecimiento azul, de las siguientes actividades:

De acuerdo con las cifras ofrecidas por la misma entidad europea, la economía azul genera 5,4 millones de empleos y un “valor añadido bruto de casi 500.000 millones de euros al año”. La Comisión pretende mejorar estos indicadores con su estrategia de “crecimiento azul”.

La economía azul según Gunter Pauli

Para Gunter Pauli, a quienes muchos califican como “el Steve Jobs de la sostenibilidad”, la economía azul no debería ir por el mismo camino del actual modelo económico. Este deslinde incluye a la economía verde y se orienta más hacia una economía local, circular y sostenible.

La economía azul y Gunter Pauli
El actual modelo económico no sabe qué hacer con los residuos que produce. En la economía azul no hay residuos, todo se aprovecha.

Agrega, a manera de línea maestra, que el principio básico de la economía azul es que imita a la naturaleza en sus procesos. Al igual que en la naturaleza, en la economía azul:

  • No se producen residuos. En la naturaleza los materiales, la energía y los nutrientes siempre se reutilizan.
  • Es diversa. La naturaleza evolucionó a partir de pocas especies hacia una rica biodiversidad.
  • Se hace más a partir de menos. En la naturaleza no hay lugar para los monopolios.
  • Primero se satisfacen las necesidades básicas y luego se tiende a la sobreproducción. En el modelo actual se parte desde la escasez para producir y consumir.
  • Todo lo que se produce es biodegradable.
  • Como en la naturaleza, el agua, el aire y el suelo son bienes comunes y de libre acceso para todos.
  • Todos los procesos tienen varias utilidades.
  • Es eficiente.
  • Tiende a beneficiar a todos los involucrados.

Observar a la naturaleza y ver cómo ha resuelto problemas que los seres humanos no hemos sabido manejar, es parte del enfoque de la economía azul. En los procesos naturales no se producen desechos porque todo se aprovecha, todo residuo tiene alguna utilidad. Entonces nos toca aprender de los ecosistemas y de esa manera dejaremos de enviar residuos que podrían ser muy útiles al medioambiente.

Superar el modelo actual

Sostiene Pauli que con el actual modelo de desarrollo, basado en la explotación de recursos y la productividad, todos los nuevos empleos se generan en apenas 10 países del mundo y el 40% de la población mundial gana menos de 3 dólares al día.

Frente a ese hecho, el economista y escritor considera que la economía debe tender hacia un modelo que sea competitivo y que al mismo tiempo satisfaga las necesidades básicas de todos con los recursos que se encuentran localmente.

Para lograr ese cambio de paradigma se debe superar el negocio basado en la competencia y en los productos estandarizados y repartidos en complicados sistemas de entrega. Un modelo donde la productividad es el eje, y no la eficiencia, solo producirán más residuos, más emisiones, más desempleo y la exclusión de grandes capas de la población.

La gran fortaleza de la economía azul propuesta por Pauli es que este modelo introduce dinero en la economía local y ofrece mejores productos a un precio más bajo y se generan más puestos de trabajo porque se abren más líneas de producción.

Economía azul para conservar el planeta

Aunque algunos intentan establecer una relación entre la economía azul y lo que han llamado economía verde, lo cierto es que existen más divergencias que puntos de encuentro. Si bien la economía verde también ofrece pautas para la conservación y recuperación del planeta, no pretende modificar sustancialmente el modelo de desarrollo que nos ha traído hasta aquí.

Principios de la economía azul
El principio fundamental de la economía azul es imitar los procesos de la naturaleza.

En la economía verde las empresas deben incrementar los costos de producción ya que destinan una parte importante de sus finanzas a la conservación medioambiental. Esto hace que sea el consumidor, casi siempre parte de una élite con poder adquisitivo, el que deba acarrear con los costos de producción sostenibles y respetuosos con los ecosistemas.

Simplificando el concepto, los productos y servicios que dicen ser sostenibles no están al alcance de la mayoría. Según los fundamentos de la economía azul, los mejores productos están disponibles para todos porque se hace un uso más eficiente de los recursos y los residuos que se producen en el proceso productivo.

Dejar establecido de manera clara qué es la economía azul es un primer acercamiento a un desarrollo sostenible. Uno que no sobreexplote recursos naturales, no globalice la economía y donde todos tengan acceso a los bienes básicos. El actual modelo productivo, derrochador y superfluo, productor de abundantes residuos contaminantes, ha demostrado de la peor manera ser insostenible e inviable.

Etiquetas: