CARGANDO

Tipo de búsqueda

Consumo ético Desarrollo sostenible

Quizá ya lo has hecho y no lo sabías ¿Conoces qué es el upcycling o supra reciclaje?

Si algo es característico del actual modelo económico, es la producción de desechos. La ecuación básica de la economía lineal de producir, usar y tirar, ya resulta insostenible para el planeta. En ese escenario surge el upcycling o el supra reciclaje. Veamos qué significa ese concepto y cómo se está aplicando en distintos ámbitos de la actividad humana.

Qué es el Upcycling o supra reciclaje

La palabra upcycling es un vocablo de reciente aparición. Se usó por primera vez en 1994 dentro de los círculos que discutían el hecho cultural y artístico de esos años. El término es producto de la combinación de dos palabras inglesas: upgrade (actualizar) y recycling (reciclar). Pero ¿Qué es exactamente el upcycling? ¿Es reciclaje o reutilización?, ¿es arte, es diseño o una combinación de todo lo anterior?

Como ya hemos dicho, el término upcycling está referido al reciclaje y a la actualización. Ahora bien, no se trata solo de reciclaje. El upcycling o supra reciclaje, como también se le conoce, consiste en el acto de crear nuevos productos y de mayor valor, a partir de otros productos, con el fin de darles otra utilidad y, por tanto, una segunda vida.

Entonces, para hablar de upcycling es necesario hablar de diseño y creatividad. Dos condiciones que se deben unir a la conciencia sobre la necesidad de producir la menor cantidad de residuos posible.

El actual modelo de producción y consumo llena los vertederos de desechos. En contraste, el upcycling evita que muchos productos acaben siendo desechos o en una planta de reciclaje.

Las características más importantes del upcycling son:

  • Les agrega valor a los objetos que van a ser desechados.
  • Prolonga la vida útil de los materiales.
  • Minimiza el consumismo y el derroche.

¿Cómo nace el upcycling?

Como ya hemos mencionado, el upcycling es un neologismo. Se usó por primera vez en 1994 en un artículo de prensa referido a Thornton Kay y su trabajo al frente de Salvo. Luego, en 1996 Gunter Pauli, el prestigioso activista y creador del concepto de Economía Azul, tituló Upcycling a uno de sus libros.

Sin embargo, no fue hasta el año 2002 cuando se usó como concepto en el libro Cradle to Cradle (De la cuna a la cuna). En el producto editorial sus autores, William Mc Donough y Michael Braungart, definen el upcycling como el acto de reutilizar materiales, modificándolos para hacerlos útiles y darles un segundo uso.

Cuando salió el libro De la cuna a la cuna, fue un éxito entre la opinión pública porque los materiales empleados en su elaboración eran producto del reciclaje. Las hojas estaban hechas de plástico reciclado y hasta la tinta estaba hecha de materiales lavables y reusables.

¿Cuál es la diferencia entre reciclaje y upcycling?

La principal diferencia entre el reciclaje y el upcycling, o supra reciclaje, está en la reutilización. Mientras en el reciclaje un residuo es transformado, casi siempre mediante un proceso industrial, en otro material, en el upcycling se apela a la creatividady al ingenio para aprovechar los residuos y transformarlos es objetos nuevos y útiles.

El upcycling es reutilización
En el upcycling es clave el uso del ingenio y la inventiva.

Aunque el reciclaje es una actividad fundamental dentro de la economía circular, clave en el ahorro de recursos no renovables, es la última de las fases a la que se debería recurrir. Primero, deberíamos reducir el consumo de productos y materiales, luego reutilizar y reparar todo lo que pueda ser objeto de reparación o reutilización.

El upcycling evita que muchos productos lleguen a vertederos o plantas de reciclaje, donde también son necesarios el uso de energía y recursos escasos como el agua. En definitiva, lo que marca la diferencia entre el reciclaje y el upcycling es el uso de la creatividad y la inventiva. Algunos objetos surgidos del upcycling hablan con elocuencia del ingenio humano.

El upcycling y la moda

El mundo de la moda y los textiles es uno de los que mayor potencial de uso del upcycling tiene. La industria textil es la segunda más contaminante del planeta y una de las que más agua potable demanda. A juicio de la ONU Medioambiente, si se lograra duplicar el tiempo de uso de cada prenda de vestir, se podría reducir a la mitad la cantidad de emisiones de la industria de la moda.

Según datos ofrecidos también por la ONU, en la elaboración de prendas de vestir se utilizan 93 mil millones de metros cúbicos de agua al año. Con esa cantidad de agua podrían cubrirse las necesidades de 5 millones de personas anualmente.

Muchos diseñadores y creadores de prendas de vestir están conscientes de esa realidad. Algunos, desde sus puestos de trabajo en la industria textil, han asumido el compromiso de cambiar la manera en que se consume moda actualmente, marcada por los dictados del fast fashion.

En ese sentido, varias iniciativas han visto la luz para proclamar que hay maneras distintas de estar a la moda. En España, la diseñadora Mariola Marcet ideó el proyecto Upcyclick, donde ofrece pautas, recursos y recomendaciones, tanto a creadores como a consumidores, sobre cómo reutilizar las prendas de vestir y ahorrarle al planeta una buena cantidad de residuos textiles y emisiones de CO2.

Hay que informar al consumidor

Como ocurre con todas las nuevas ideas y conceptos, la innovación debe venir de la mano con la información y la divulgación. Un consumidor informado y concienciado es un consumidor que va a tomar la mejor decisión a la hora de adquirir, o no, un producto. Porque, al final, lo más importante es aplicar la R de Reducir.

Upcycling en la industria textil
La industria de la moda es muy contaminante y el upcycling podría cambiar esa realidad.

Si bien la moda y la industria textil son los dos ámbitos donde más se ha aplicado el concepto del upcycling, este puede ser aplicado en multitud de productos. Además, puede ser llevado a cabo por todos. No es necesario que la misma industria ofrezca un producto supra reciclado, se puede empezar por hacerlo dentro del hogar.

Te puede interesar

Echando mano del ingenio y la creatividad, son muchos los objetos a los que se le puede dar una segunda vida, incluso con resultados sorprendentes. Botellas de vidrio, llantas de automóvil, tapones de corcho, muebles viejos o rotos, antiguos televisores o radios, son solo algunas de las cosas que por lo general terminan en la basura prematuramente.

Informar sobre qué es el upcycling, o el supra reciclaje, es una forma de contribuir a una economía circular. Cuando se les da una segunda y mejor vida a las cosas, se evitan emisiones de gases de efecto invernadero, objetos apilados en una montaña de residuos o el consumo de recursos naturales cada vez más escasos. Que no está el planeta para eso.

Etiquetas: