CARGANDO

Tipo de búsqueda

Cambio climático Medio ambiente

¿Sabes qué son los servicios climáticos y para qué son necesarios?

Conocer en profundidad el clima y cómo está cambiando, no solo es necesario, es vital. Resulta importante porque de esa manera podremos trazar las mejores estrategias de adaptación. Saber qué son los servicios climáticos, quién debe ofrecerlos y cómo nos benefician, es la mejor manera de ajustarnos a un clima cada vez más afectado por la acción de los seres humanos.

Qué son los servicios climáticos

Un servicio climático es un sistema, puesto a la orden de la población en general, que brinda información y variados productos sobre el clima. Sobre la base de esa información se pueden elaborar predicciones acerca de la posible evolución del clima y cómo enfrentar esa variabilidad.

Adaptarse a la inestabilidad del clima, sobre todo en un contexto de cambio climático, es un desafío diario.

Porque el clima nunca ha sido constante. Siempre han existido los fenómenos meteorológicos y climáticos de carácter extremo. Sin embargo, hoy en día es necesario introducir en los cálculos de las condiciones climáticas, presentes y futuras, algunos factores.

Fenómenos como las migraciones, el desarrollo de infraestructuras o el cambio en el uso de la tierra, son variables que deben entrar en la formulación de las predicciones sobre el clima. De esta manera es posible ofrecer soluciones efectivas.

Iniciativas como el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático, adelantadas por distintos países del mundo, se nutren de todo el conocimiento y la información que manejan los servicios climáticos para elaborar políticas de adaptación.

Un servicio climático efectivo facilitará la puesta en marcha de decisiones inteligentes que logren paliar las secuelas de desastres relacionados con el clima, reforzar la seguridad alimentaria, mejorar las condiciones de saneamiento y de acceso al agua potable, así como los efectos del cambio climático sobre la salud.

Un servicio imprescindible

Gracias al trabajo que llevan a cabo los servicios climáticos, la población tiene acceso a información muy valiosa. Sabe cómo han venido variando las temperaturas si se comparan con otros años o cómo evolucionan fenómenos extremos como huracanes o borrascas de gran poder de destrucción.

El cambio climático y los servicios climáticos
La variabilidad climática obliga a los países a perfeccionar sus servicios relacionados con el clima.

De igual manera, la ciudadanía puede conocer de los efectos que pueden llegar a tener las olas de calor que pueden complicar el estrés hídrico. Según la Organización Mundial de Meteorología (OMM) uno de los grandes retos que enfrentamos como humanidad es lograr adaptarnos con eficacia a una variabilidad climática cada vez más agudizada.

Aseveran desde esa organización, que cada vez se hace más necesario profundizar nuestros conocimientos sobre el clima, los pronósticos climáticos y cómo usarlos en beneficio de la sociedad. Un ejemplo de este servicio es el que presta el Centro Internacional para la Investigación del Fenómeno de El Niño, CIIFEN.

Desde el año 2005, el CIIFEN ofrece información climática para advertir sobre asuntos muy concretos como la desertificación y la degradación de los suelos. Desde Ecuador, les presta servicio a unos 8.000 usuarios en Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Surinam, Paraguay, Perú y Venezuela. Con la información que brinda el servicio climático del CIIFEN, los países suscritos enfrentan el cambio climático.

El fenómeno de El Niño es un evento meteorológico y climático que afecta a 60 millones de personas en 23 países.

Es necesario ampliar y perfeccionar los servicios climáticos

Para que exista un servicio climático eficaz, es necesario obtener información meteorológica. Estos datos solo se pueden obtener mediante redes de observación del clima en sus tres espacios: el atmosférico, el oceánico y el terrestre. A partir de esos datos, es posible elaborar análisis y modelos útiles.  

En la actualidad, los servicios climáticos cuentan con una infraestructura y una capacidad bastante robustas. La principal red de carácter internacional de observación del clima y del cambio climático se encuentra articulada en el Sistema Global de Observación del Clima (GCOS por sus siglas en inglés).

A pesar de que las capacidades técnicas están, a menudo no funcionan de manera coordinada y la información se pierde. En el 2009, durante la celebración de la Tercera Conferencia Mundial sobre el Clima, se establecieron unos retos clave que deben ser sorteados para mejorar la capacidad de adaptación. Estos obstáculos a superar son:

  • La urgencia de establecer y mejorar el acceso de todos los países a los servicios climáticos.
  • La carencia en muchos países de la capacidad para enfrentar los riesgos relacionados con el clima
  • La escasez y la calidad deficiente de los datos climáticos en muchas partes del mundo
  • La pertinencia de mejorar la relación entre los usuarios y los proveedores de los servicios climáticos
  • La necesidad de promover la eficacia de los servicios climáticos y así satisfacer las necesidades de los usuarios

Qué hacer con la información climática

Lamentablemente, mucha de la información sobre el clima no llega a quienes más la necesitan. La valiosa información de los servicios climáticos podrá ser útil en la medida en que los países se organicen para darle un uso eficaz que redunde en beneficio de la población.

Ampliar los servicios climáticos para adaptarse
Los servicios climáticos son vitales para lograr una adaptación en un escenario de cambio climático.

Los servicios climáticos deben desarrollarse y fortalecerse a partir de la información climática transformada en productos y aplicaciones climáticas de uso práctico.

Es necesario que se capacite a los interesados sobre qué son los servicios climáticos y cómo pueden ser usados de manera correcta para mejorar la adaptación al cambio climático. No saber ni conocer a ciencia cierta el impacto del cambio climático en nuestras vidas, puede llegar a considerarse un acto de suma indolencia.

Etiquetas: