CARGANDO

Tipo de búsqueda

Medio ambiente Naturaleza

Qué es REED+, iniciativa global para salvar los bosques de la deforestación

La deforestación de los bosques continúa su marcha imparable, especialmente en los bosques tropicales. En los intentos por frenar ese fatal avance se han ideado una serie de mecanismos y entre ellos se encuentra REED+. Pero ¿qué es REED+? Estas llamativas siglas definen una de las iniciativas propuestas para detener la deforestación y sus consecuencias.

Qué es REED+

REED+ es un mecanismo internacional, promovido por la Organización de Naciones Unidas (ONU), orientado a detener el avance de la deforestación y el aumento de las emisiones de CO2 que produce la destrucción de los bosques. Sus siglas quieren decir: Reducción de Emisiones debidas a la Deforestación y a la Degradación de los bosques.

El símbolo + implica acciones de conservación, gestión de los bosques de manera sostenible por parte de las comunidades locales, así como el aumento de las reservas forestales de carbono.

¿Cómo funciona REED+?

En realidad el mecanismo es bastante sencillo de explicar. REED+ ofrece ayuda financiera a los países que poseen bosques para que no los talen. Es decir, REED+ paga a los países para que conserven sus bosques y los servicios ecosistémicos que estos prestan, pero además, deben hacer un manejo sostenible para legarle estos bosques a las generaciones venideras.

Pero ¿y quién paga?

Los fondos pueden provenir del sector privado, los fondos multilaterales y de otros países. Los pagos pueden ser en dinero o bien en bonos de carbono o “bonos verdes”, que no son más que una especie de compensación por las emisiones de carbono generadas en otro lugar.

Los países industrializados, los que más emisiones producen, y por tanto los que más contaminan, pueden usar REED+ para tratar de cumplir con las metas acordadas en el Acuerdo de París sobre reducción de emisiones.

Te puede interesar

Distintas reuniones y cumbres de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), celebradas desde 2005, han incluido en sus deliberaciones el tema de cómo los bosques son una parte vital en la lucha contra el cambio climático.

Hasta aquí todo suena muy bien. Sin embargo este mecanismo no ha estado exento de polémicas y cuestionamientos, algunos muy pertinentes. Veamos.

¿Está funcionando REED+?

Aunque REED+ es un mecanismo que luce muy prometedor y beneficioso para todos, aún se encuentra muy lejos de ser efectivo. Las instituciones que debían diseñar la estructura financiera, un mercado internacional de bonos para pagar a los países por conservar sus bosques, no lo han hecho.

REED+ busca detener la deforestación
La deforestación sigue su ritmo de crecimiento indetenible.

La prueba de ello es que luego de 13 años de que REED+ se anunciara durante la celebración de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) en 2007, las tasas de deforestación siguen un ascenso imparable.

Según el último informe de Global Forest Watch, en 2019 los índices de deforestación aumentaron  en los 9 países amazónicos. Brasil y Bolivia comparten el deshonroso primer lugar en lista de los países que más bosques primarios perdieron. Algunos estudios sugieren que el año 2020 podría terminar siendo el peor para los bosques, producto de la pandemia.

Entonces no. REED+ no está funcionando, no al menos en la escala ni en la forma en que se tenía prevista y luce inútil frente al avance de la deforestación. Aunque algunas experiencias lucen muy prometedoras, como la de Noruega, que paga con dinero a los países que logren retener más carbono en sus bosques, es poco lo que se ha logrado.

Hace falta mucho más

Aunque la acción REED+ aún ha dado los frutos que se esperan de ella, es necesario alentarla y no abandonarla. Son muchos los científicos y conservacionistas que ponen su vida, literalmente, en hacer que se cumpla esta iniciativa, o las que hagan falta, para salvar los bosques y sus valiosos servicios.

REED+ es una iniciativa para salvar los bosques
Los países más afectados por la deforestación necesitan respaldo financiero para luchar contra ese flagelo.

Hace falta apoyo financiero, básicamente. Quienes tienen dinero, que son los que más contaminan y consumen recursos naturales, deben apoyar a los países en desarrollo en la tarea de conservar sus bosques. Al no haber un mercado fuerte para negociar el carbono, los posibles inversionistas se desalientan.

Los países que poseen bosques necesitan prepararse con tecnología y con talento humano para monitorear sus bosques y medir qué tanto carbono almacenan y cómo van evolucionando en el tiempo. Una tarea de esa envergadura requiere de un decidido y fuerte apoyo financiero.

El vil metal

En un sistema capitalista como el que vivimos, y el que seguirá sosteniendo al mundo en las próximas décadas, todo se reduce al dinero. Si la deforestación ha avanzado y cada día se deforesta más, es porque hay muchos que se benefician económicamente de ello. Detrás de la tala de árboles se mueve muchísimo dinero, sobre todo si está la agroindustria involucrada.

Para Arild Angelsen, investigador y docente de la Universidad de Ciencias de la Vida de Noruega y miembro del Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR) en Indonesia, si se quiere que REED+ funcione, se debe cambiar en orden los factores en la ecuación y lograr que un árbol en pie sea más valioso que un árbol talado.

Los promotores de REED+ ven con frustración como no se ha podido concretar un solo y único gran plan de financiación. Lo que se observa en la actualidad son cientos de iniciativas aisladas, unas 350 según algunas estimaciones, llevadas adelante por organizaciones no gubernamentales, grupos ambientalistas y financiadas por países como Noruega, Reino Unido o Estados Unidos.

Conocer qué es REED+ y divulgar sus potenciales beneficios es necesario. Dar a conocer por qué no ha funcionado también lo es. Detrás del fracaso en su implementación hay oscuros intereses que no ocultan sus verdaderas apetencias.

Artículos Relacionados

Etiquetas: