CARGANDO

Tipo de búsqueda

Calentamiento global Medio ambiente

¿Qué es la curva de Keeling?

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

Hay hombres y mujeres que son imprescindibles para el avance de la humanidad. Uno de esos imprescindibles fue Charles Keeling, el investigador que creó la curva de Keeling, uno de los gráficos más importantes de la ciencia: el que mide los niveles de concentración de CO2 en la atmósfera.

Qué es la curva de Keeling

El conocido gráfico, volvió a ser noticia en los medios de comunicación digital por las nuevas marcas que indican que el CO2 no solo subió en el mes de mayo sino que lo hace de manera acelerada.

Esta estadística, que se lleva de manera escrupulosa desde 1958, es el legado que Charles Keeling dejó a la humanidad luego de una fructífera y tesonera labor en el campo de la ciencia, llevada a cabo muchas veces en contra de no pocos retos y desafíos.

En la actualidad las mediciones se siguen haciendo y es el hijo de Keeling, Ralph Keeling, quien se encuentra al frente de esa tarea. El trabajo de registrar el comportamiento de las emisiones de CO2 se hace en una base que se encuentra ubicada en el volcán Mauna Loa en Hawái.

Cuando la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA por sus siglas en inglés) emite su conocido boletín sobre la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera, se toman y se analizan muestras de aire de 100 observatorios alrededor del mundo que se encuentran conectados.

De toda esa vasta red, la estación del volcán Mauna Loa es la más antigua y la que tiene mediciones más prolongadas. Gracias al esfuerzo de Keeling, esa estación se convirtió en una referencia en el estudio del cambio climático. En la copa de ese volcán se puedo conocer el origen antropogénico del calentamiento global.

Decía el mismo Keeling que el Mauna Loa era el sitio ideal para el estudio de la contaminación de la atmósfera. Afirmaba que la estación se encuentra en medio de un inconmensurable océano, a una altura de 3.000 metros sobre el nivel del mar y alejada de fuentes de contaminación ambiental que pudieran interferir con las mediciones. “Si tuvieras que elegir un sitio para representar a todo el planeta, ese lugar era la mejor opción”, decía convencido.

¿Qué muestra la curva de Keeling?

Este gráfico muestra, de manera clara, la concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera como consecuencia de la quema de combustibles fósiles de las actividades de los seres humanos. Las observaciones y anotaciones han permitido elaborar una curva, la curva de Keeling, que lejos de aplanarse sigue aumentando cada año y de manera acelerada.
La curva de Keeling muestra las concentraciones de CO2 en la atmósfera
El gráfico, que se lleva desde los años 50 del siglo pasado, muestra una curva ascendente siempre.

Según los datos emitidos por la NOAA, durante el año 2018, el dióxido de carbono en la atmósfera se incrementó en 2,87 partes por millón (ppm), lo que significa que el promedio anual de concentración del gas pasó a 409,92 partes por millón.

Algunos científicos ponen en 450 ppm la línea roja que la humanidad no debe pasar si se quiere evitar los efectos más devastadores del cambio climático. Por su parte, hay algunos que aseguran que el límite seguro era 350 ppm, que ya ha sido sobrepasado. El movimiento 350.org es un colectivo de activismo medioambiental que tiene su origen en esta premisa.

¿Quién fue Charles Keeling?

Este científico e investigador está considerado como uno de los padres de la ciencia climática, sin embargo su nombre y su trabajo no eran del dominio público, situación que perduró hasta el día de su fallecimiento en el año 2005. En ese momento muchos empezaron a conocer qué hizo Keeling y por qué se le considera un pionero.

Quién fue Charles Keeling
Keeling está considerado uno de los padres de la ciencia del cambio climático.

Charles D. Keeling nació en Pensilvania, Estados Unidos, en 1928. Se licenció en química por la Universidad de Illinos en el año 1948 y posteriormente, en 1954, obtuvo un doctorado en química de la Universidad Northwestern. Poco después de recibirse, consiguió trabajo en el departamento de geoquímica del Instituto de Tecnología de California, Caltech.

En el año 2013, durante una entrevista que le realizara la BBC de Londres a Luise Keeling, su viuda, ella afirmaba que un colega de Caltech fue quien lo alentó a realizar sus mediciones de CO2, en un momento en que casi nadie las hacía de manera profunda y al detalle.

Contaba Luise, que el profesor era un hombre muy tenaz y comprometido. Cuando este empezó a hacer sus mediciones, casi nadie de la comunidad científica sabía que las emisiones de gases provenientes de vehículos automotores y fábricas podrían tener un efecto sobre el clima del planeta, susceptible de ser medido.

Charles Kennel, el director del Instituto Oceanográfico Scripps, donde trabajó Keeling durante más de 50 años, describía la dimensión de la figura de Keeling con las siguientes palabras:

“Hay tres ocasiones en las que la dedicación a las mediciones científicas ha cambiado por completo la ciencia. Las observaciones de planetas de Tycho Brahe sentaron las bases para la Teoría de la Gravitación de Sir Isaac Newton. Las mediciones de Albert Michelson sobre la velocidad de la luz sentaron las bases para la Teoría de la Relatividad de Albert Einstein. Las mediciones de Charles Keeling de la acumulación global de dióxido de carbono en la atmósfera fueron el antecedente de las profundas preocupaciones de hoy sobre el cambio climático”.

El mejor homenaje que se le puede hacer al trabajo desarrollado por Keeling es abordar, de manera decidida, políticas económicas tendientes a frenar las emisiones de gases de efecto invernadero y avanzar hacia formas de energía limpias, en otras palabras, aplanar la curva de Keeling.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: