CARGANDO

Tipo de búsqueda

Cambio climático Medio ambiente

¿Qué es el silvopastoreo? Una actividad que reduce la magnitud de los incendios forestales

En Galicia (España), los agricultores de la zona han encontrado en el silvopastoreo un método eficaz para combatir los incendios forestales. Esta región del noroeste de la Península Ibérica a menudo es castigada por pavorosas quemas. Un estudio de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), Galicia ostenta la mayor densidad de incendios forestales y la mayor superficie quemada de Europa. Pero, ¿en qué consiste el silvopastoreo?

Qué es el silvopastoreo

El silvopastoreo es una práctica ancestral, llevada a cabo durante siglos por muchos pueblos del mundo y hoy en día forma parte de la actividad agroforestal y de la agrosilvicultura.

Tal como su nombre lo indica, es un sistema de producción silvícola (madera) y de pasto para el ganado. Este método de pastoreo entre el bosque está concebido para producir y manejar árboles, ganado y pastos de manera integrada.

Casi siempre estos sistemas de silvopastoreo se aplican para obtener productos maderables de alta calidad. Pero, en simultáneo, se obtiene un ingreso a corto plazo proveniente de la ganadería extensiva y forraje para el ganado. En líneas generales, el silvopastoreo mejora los ingresos económicos y al mismo tiempo ofrece beneficios medioambientales.

Los agricultores y pastores gallegos pueden dar fe de que el pastoreo en el bosque puede ayudar a combatir los incendios. Durante las quemas de 2017, uno de los peores años en cuanto a incendios, muchos observaron que el fuego se detuvo en una zona donde abundaba el castaño y era el lugar donde pacían rebaños de ovejas.

La importancia del silvopastoreo

Aseguran los dueños de granjas gallegas que los rebaños son un factor clave para prevenir incendios. Gracias a que los animales se alimentan de la hierba del sotobosque y de líquenes de los árboles, que son muy inflamables, las llamas pierden el combustible que las ayuda a propagarse. El sistema de silvopastoreo, inscrito dentro de la agrosilvicultura, comporta múltiples beneficios fundamentales para los ecosistemas.

Cuál es la importancia del silvopastoreo
Es una práctica milenaria que ofrece múltiples beneficios.

Además de reducir el riesgo de incendios en el bosque, el silvopastoreo, así como la agrosilvicultura, es un método bondadoso en múltiples servicios ecosistémicos porque:

  • Aumenta la capacidad del suelo de ser sumidero de carbono
  • Fomenta la biodiversidad silvestre
  • Mejora la calidad de las aguas
  • El forraje protege el suelo de la erosión
  • Agrega materia orgánica a la tierra
  • Hace al paisaje más atractivo y placentero
  • Reduce el riesgo de enfermedades en los animales y costos de tratamientos  

Todas estas bondades del silvopastoreo cobran mayor relevancia en Galicia. Como ya se ha mencionado, es un territorio muy propenso a los incendios del monte. Los investigadores han constatado que las temperaturas en la región, así como en España, han aumentado 1,7 grados desde 1970.

Además, se observa en los análisis que existen oscilaciones en las temperaturas. A periodos cálidos les siguen otros fríos. Esta variabilidad climática establece que haya años con más incendios que otros.

Cada vez hay menos pastores

A pesar del panorama de vulnerabilidad en Galicia, los pastores que quedan en algunas aldeas gallegas observan que cada vez son más feroces los incendios. Esto se debe a que hay menos rebaños paciendo y limpiando los bosques, una realidad que puede verse agudizada por la falta de personas que quieran dedicarse al noble, y cada vez más necesario, oficio de pastor.

Sin embargo, hay lugar para el optimismo. Según una investigación llevada a cabo por la WWF, son cada vez más las personas que regresan a las zonas rurales para llevar a cabo actividades agroforestales.

El informe de la organización enfatiza que el abandono de los campos, el crecimiento de zonas boscosas sin gestión y los impactos del cambio climático, hacen la tormenta perfecta para que cada año aumente el desastre de las quemas.

Los pocos pastores que quedan en Galicia hacen grandes esfuerzos encontrar un equilibrio entre el silvopastoreo y la sustentabilidad a largo plazo. Los investigadores de la USC sostienen que la actividad pastoril debe ser apoyada y reconocida por las administraciones. Está demostrado que el pastoreo ayuda a gestionar los montes y a evitar, en parte, los incendios forestales.

Apagar incendios antes de que se inicien

Los incendios forestales en la península Ibérica son un problema hoy y lo serán en el futuro. Todos los factores indican que algunos serán catastróficos si no se toman medidas urgentes para evitarlos. Entre las propuestas del estudio de la WWF se encuentra la necesidad de adaptar el territorio a los incendios, modificando el paisaje actual por uno tipo mosaico cortafuegos.

Silvopastoreo e incendios forestales
El silvopastoreo integra al ser humano y al ganado en la fórmula para combatir los fuegos forestales.

Un paisaje tipo mosaico cortafuegos, explica la organización, es un territorio donde hay pastos para la ganadería extensiva, masas de bosques bien gestionados, cultivos extensivos y bosques nativos.

En necesario entender que los incendios forestales son, algunas veces, un proceso natural con el que es necesario convivir. Lo perentorio es minimizar los impactos en lo social y en lo económico que el fuego tiene y tratar de que sea lo menos devastador posible.

Para ello es necesario abandonar el enfoque basado solo en costosos sistemas de extinción y avanzar en la promoción de paisajes vivos, resilientes, sostenibles y menos propensos a las llamas.

Hacerle frente a la devastación social, económica y ambiental que produce el fuego incontrolado pasa primero por conocer y promover el silvopastoreo. Este sistema no solo ofrece beneficios medioambientales, también integra al ser humano y al ganado en la ecuación para enfrentar los incendios.

Etiquetas: