CARGANDO

Tipo de búsqueda

Biodiversidad Pueblos y culturas

Pueblos indígenas piden ser incluidos en el nuevo Tratado sobre Biodiversidad

Una vez más, los excluidos de siempre deben alzar su voz para exigir justicia. Representantes y voceros de los pueblos indígenas piden ser incluidos en la elaboración del Tratado de Biodiversidad del Convenio de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica (CBD).

Indígenas piden ser incluidos en tratado sobre biodiversidad

Este documento tiene un carácter histórico, pues será el marco que rija, luego de 2020 y durante los próximos 30 años, todo lo concerniente a la protección de la naturaleza y su biodiversidad. Se tiene previsto que se ratifique el próximo año durante la celebración de la edición número 15 de la Conferencia de las Partes (COP15) del CBD.

Durante una rueda de prensa virtual, los líderes de diversas poblaciones indígenas han manifestado que en el “borrador cero” del documento no se ha incluido el valiosísimo aporte de conocimientos y trabajo que llevan a cabo los indígenas en la protección y cuidado de la naturaleza y sus ecosistemas.

Ramiro Batzin, el coordinador del Programa para el Manejo de Recursos Naturales con Pueblos Indígenas de Centroamérica, manifestó que los Estados deben reconocer en el tratado que se está elaborando, los aportes de los indígenas a la conservación de la naturaleza, así como sus sistemas de sanidad y soberanía.

Una labor que no se reconoce

Los pueblos originarios han demostrado de manera suficiente ser los más idóneos guardianes de la naturaleza. Sin embargo eso no ha valido para recibir un reconocimiento oficial. Ni reconocimiento ni defensa. A los líderes indígenas les ha tocado más de una vez ser víctimas mortales en la lucha por defender los ecosistemas.

Los indígenas protegen la biodiversidad
La inclusión de los pueblos originarios en el Tratado de Biodiversidad es un asunto de justicia.

Considera Batzin, que es fundamental que en el Tratado se contemple el reconocimiento y la protección de los territorios de los pueblos indígenas. Extensiones de tierra y aguas muy ricas en recursos naturales y diversidad biológica, lo que las convierten en el objetivo de la voracidad depredadora de empresas e industrias.

Los pueblos originarios del Amazonas son permanente blanco de agresiones y violencia

Además de la defensa, los indígenas solicitan algo que debería estar reconocido desde hace tiempo en toda regulación en materia ambiental. Quieren que se les tenga en cuenta en la conservación, el uso sostenible y  en los planes de restauración de los ecosistemas.

Igualmente, en sus reclamos aseguran que la falta de reconocimiento de los reales guardianes de la naturaleza, ha comprometido el alcance de las metas mundiales concernientes a la biodiversidad, y que se encuentran establecidas en lo que se conoce como las Metas de Aichi.

¿Qué son las metas de Aichi?

El Plan Estratégico para la Diversidad Biológica, también conocido como Metas u Objetivos Aichi, es un marco de acción establecido por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

En él, se trazaron una serie propósitos que debieron ser aplicados por todos los países y demás actores pertinentes, hasta el año 2020, con el fin de salvaguardar la diversidad biológica y sus beneficios para la humanidad.

En el año 2010, durante la celebración de la Conferencia de la Partes COP10 en Nagoya, Japón, se trazó un Plan Estratégico 2011-2020, conocido como Protocolo de Nagoya. Este Plan establecía,  una visión, una misión y además las Metas de Aichi, que recibe el nombre de la ciudad japonesa donde se suscribió el documento.

Estas metas son una hoja de ruta que deben implementar los 190 países firmantes para preservar la biodiversidad y detener su extinción. Una de las metas más importantes establece el aumento de las áreas naturales protegidas y de conservación, entre zonas terrestres y marinas. Lamentablemente estas metas no han sido alcanzadas.

¿Por qué son importantes los indígenas en la defensa de la naturaleza?

En el año 2019, el informe de la Plataforma Intergubernamental sobre la Biodiversidad y los Servicios Ecosistémicos (IPBES), alertaba sobre la vertiginosa y peligrosa pérdida de biodiversidad. De los 8 millones de especies sobre el planeta, un millón están amenazadas de extinción, y en menos de dos décadas podrían desaparecer para siempre.

Los pueblos indígenas son los guardianes de la naturaleza
Las comunidades indígenas son las guardianas por excelencia de la biodiversidad del planeta.

En ese mismo informe se señala que las tierras que están custodiadas por comunidades indígenas muestran un deterioro más lento. Adicionalmente, se advierte de las crecientes amenazas que se ciernen sobre las comunidades en los territorios codiciados por la agroindustria, la minería o el desarrollo de infraestructuras.  

Esta realidad es más palpable en la Amazonía brasileña, donde los pueblos originarios están amenazados incluso por su presidente, quien en reiteradas oportunidades ha expresado su deseo de explotar comercialmente el Amazonas.

Los expertos aseguran que la presencia de los indígenas no solo evita la entrada de mineros o invasores de tierra. También su sabiduría ancestral funciona como un sistema de alerta temprana sobre los cambios que se den en el ambiente y la forma en cómo deben gestionarlos.

Los indígenas que piden ser incluidos en el tratado de biodiversidad no están solicitando una concesión graciosa. Es un asunto de justicia, de justo reconocimiento a los hombres y mujeres que ven en la naturaleza algo más que recursos o bienes. Los indígenas ven en el medioambiente la vida.

Etiquetas: