CARGANDO

Tipo de búsqueda

Consumo ético Medio ambiente

En la limpieza del hogar debemos evitar productos que contaminan el medio ambiente

A diario, el ser humano lleva a cabo acciones que impactan sobre el planeta. Limpiar es una de ellas, aunque suene paradójico. La mayoría de los productos de limpieza que se usan de manera cotidiana contaminan porque están formulados con ingredientes dañinos y muy tóxicos, que terminan teniendo un efecto negativo en el medio ambiente y la salud.

Los productos de limpieza contaminan

Las sustancias químicas que se encuentran en las fórmulas de los productos de limpieza tienen un peligro potencial. Un riesgo que puede afectar la salud y además al medio ambiente y su biodiversidad, porque esas sustancias siempre tienen como destino final el aire, el agua y los suelos.

Productos que son usados a diario en los hogares, como solventes, pinturas, pesticidas o perfumes, son elaborados con derivados del petróleo, lo que los convierten en una fuente de contaminación comparable a la que producen los automóviles. No son inofensivos, aunque puedan parecerlo.

En el año 2019, un estudio elaborado por el personal científico de la Universidad de Colorado Boulder, concluía que los productos utilizados en el hogar para la limpieza doméstica, además de contaminar el agua, también lanzaban contaminantes al aire. Incluso, actividades tan cotidianas como hervir agua pueden contaminar el aire que respiramos.

Se ha avanzado, pero hace falta más

Mantener el hogar limpio no puede significar un perjuicio para la naturaleza. Ahora que sabemos, científicamente, que muchos productos utilizados en la higiene casera pueden llegar a ser muy contaminantes, es tiempo aplicar ciertas pautas para dejar de usarlos y empezar a limpiar los hogares de manera más amable con el medio ambiente y con nuestra salud.

Mejor los productos naturales para limpiar
Los productos naturales y ecológicos son mejores para las tareas de limpieza en el hogar.

Aunque se ha avanzado mucho en los últimos años en materia de formulación de productos, todavía queda trabajo por hacer. En el ámbito de la Unión Europea, desde la década de los 70 del siglo pasado, está prohibido el uso de surfactantes para producir espumas. De igual manera, hay normas que promueven que los productos fabricados sean biodegradables.

A pesar de todas esas sustanciales mejoras, aún queda trabajo por hacer. Falta que la industria de productos de limpieza se comprometa más con la protección del medio ambiente. Mientras ese momento llega, los consumidores pueden adoptar una serie de prácticas y costumbres que las fuentes de agua dulce y sus ecosistemas agradecerán.

¿Qué podemos hacer los consumidores?

Desde diversas asociaciones de consumidores, sensibilizadas con el tema ambiental, hacen una serie de recomendaciones que, si bien no van a solucionar por completo el problema de contaminación, van a contribuir positivamente en reducir el impacto de los productos de limpieza en el ambiente.

Productos de limpieza que contaminan el medio ambiente
Los químicos de los productos de limpieza contaminan los cuerpos de agua dulce.

En primer lugar, es necesario usar menos cantidad de producto. Parece una obviedad, pero no lo es. Algunas personas creen que si se usa más cantidad de la sustancia, será más efectiva. Es un mito con poca base que los sustente.

Es recomendable usar las dosis mínimas, o mejor aún, usar las cantidades que recomienda el fabricante. No solo se está disminuyendo el impacto en el medioambiente, también el producto durará más y habrá un ahorro de dinero también.

A la hora de adquirir los productos que se usarán en la limpieza del hogar, que no dañen la naturaleza y la salud, conviene conocer y seguir las siguientes recomendaciones:

  • No siempre el producto con más espuma es el que limpia mejor. Recuerde que los productos con más espumas son los más perjudiciales para el medio ambiente.
  • Hay alternativas naturales. Con productos como el vinagre, el limón, el bicarbonato de sodio o la sal, es posible limpiar muy bien un hogar.
  • Si las alternativas naturales no terminan de convencerlo de sus bondades, es necesario leer bien las etiquetas y escoger los que sean menos agresivos con la naturaleza.
  • Los detergentes ecológicos son una excelente alternativa a los productos químicos.  
  • Si un producto contiene en su empaque las palabras corrosivo, peligroso o inflamable, no lo compre. Seguramente no puede ser bueno ni para la salud ni para el ambiente.

Más y mejor información

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) de España es partidaria de ofrecer a los consumidores la mayor cantidad de información posible sobre los productos que está adquiriendo y cómo impactan en el medio ambiente.

Esta organización asegura que, basados en sus encuestas, el 87% de los consumidores no posee información oportuna sobre los efectos que tienen ciertos productos en la naturaleza. Aunque hay fabricantes que incluyen la dirección web en sus envases para mayor información, esta práctica no es muy efectiva.

Los sondeos hechos por la OCU determinaron que más de la mitad de los consumidores ni siquiera determinaban la inclusión de la web en el etiquetado. Los que lo hacían, apenas un 3% visitaba el sitio en internet.

Casi todos los productos de limpieza del mercado contaminan. Queda de parte de los consumidores exigir mayor información acerca de la formulación y sus efectos en el medio ambiente. Por su parte, la industria debería invertir en desarrollar tecnología de limpieza amigable con la naturaleza.

Etiquetas: