CARGANDO

Tipo de búsqueda

Biodiversidad Contaminación Medio ambiente

Polesia, la Amazonía de Europa, está en peligro

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

Hay una vasta región que permanece casi intacta en Europa del Este y que muchos califican, por sus características de exuberancia y riqueza, como la “Amazonía de Europa”. Los bosques y humedales de Polesia abarcan 186.000 kilómetros cuadrados de cuatro países: Bielorrusia, Polonia, Rusia y Ucrania.

Polesia está en peligro

Aunque su nombre y sus paisajes no resuenan tanto en los medios de comunicación como la Amazonía suramericana, se llegó a hablar de ella con bastante insistencia en el año 1986, cuando el accidente nuclear de Chernóbil provocó una catastrófica irradiación sobre el territorio de Bielorrusia y los predios de la Polesia.          

Este enorme territorio, el equivalente al que ocupan Bélgica, Holanda y Austria juntos, o similar a la extensión de Belice, El Salvador y Guatemala, está cruzado por un intrincado paisaje de los laberínticos meandros del río Prípiat que se extiende a lo largo de 650 kilómetros de agua, islas, pantanos y bosques.

importancia de los bosques
La Importancia de los Bosques

Para saber más, haz click sobre la imagen

Si bien la era soviética estuvo marcada algunas veces por la explotación intensiva de recursos naturales, el territorio de Polesia permaneció casi intacto. La espesura de sus bosques y sus cuerpos de agua es el refugio de una variada biodiversidad. Grandes mamíferos como el oso pardo, lobos, linces o el bisonte hacen vida junto a las aves acuáticas migratorias que encuentran refugio en sus llanuras.

Toda la riqueza que hasta ahora ha estado muy bien conservada y en un estado casi virgen, en parte por el férreo aislamiento durante la era soviética, está nuevamente amenazada. La construcción de una hidrovía que busca atravesar el territorio de Polesia para conectar el Mar Negro y el Báltico se cierne como una sombra sobre Polesia.

La Ruta Vikinga

Una vía fluvial de 2.000 kilómetros que ya se conoce como la Ruta Vikinga, también llamada la E40, está llamada a convertirse en una de las obras de ingeniería más ambiciosas de los últimos años en esa zona del planeta.

Polesia es la Amazonía de Europa
Por su biodiversidad y sus ecosistemas únicos, Polesia está considerada la Amazonía de Europa.

Sin embargo ya diversas organizaciones ambientalistas han emitido alarmas al respecto, pues la construcción de esta vía acuática supondría una seria afectación al ecosistema de Polesia. Entre los trabajos que deben hacerse figura el dragado, a fin de profundizar el lecho del río y hacer que el Prípiat sea navegable todo el año.

La obra, que ya fue autorizada por el parlamento de Ucrania, prevé un extenso dragado, construcción de diques, represas y canales que  permitan el paso de barcos de hasta 80 metros de largo.

Según las advertencias de varios grupos ambientalistas, estos faraónicos trabajos destruirían enormes e importantes ecosistemas y removería el lodo radioactivo que se acumuló en el fondo del río luego del accidente de Chernóbil en 1986.

Incendios de Chernóbil y biodiversidad
Los Incendios de Chérnobil y la Destrucción de los Bosques

Para saber más, haz click sobre la imagen

El fantasma de la radioactividad ha estado presente en la zona de Polesia desde el catastrófico accidente de la central nuclear. Sin embargo, ahora amenaza con materializarse. Hacer obras en la zona de exclusión de Chernóbil supone la contaminación de los recursos naturales de los que se sirven las comunidades autóctonas.

Según la organización Save Polesia, a través de su vocera, la doctora Helen Byron, la vía fluvial E40 pasaría a tan solo 2,5 kilómetros del reactor nuclear de Chernobil. Esto significa remover los sedimentos contaminados que el Organismo Internacional de Energía Atómica ha recomendado no manipular. Los trabajadores de las obras y la población que vive en la zona también se verían expuestos a la radiación que se activaría y contaminaría el agua de la región.

Reserva de la biosfera

Los humedales de Polesia son el hogar de varias especies de aves migratorias, incluyendo al carricerín y el águila moteada, que se encuentran en peligro de extinción. Varias zonas de Polesia han sido reconocidas por la Unesco y por la Convención Ramsar como reservas de la biosfera, por su contribución en la preservación de la naturaleza y la biodiversidad.

Polesia es reserva de la biodiversidad
Polesia es reserva de biodiversidad.

Aunque ya el cambio climático también ha afectado a la región de Polesia, el río Prípiat está considerado como uno de los menos contaminados de Europa. No solo recibe a millones de aves amenazadas, también alberga a ecosistemas únicos como los robledales de las llanuras de inundación y los bosques de aliso negro. La construcción de la E40 o la Ruta Vikinga supondrá un impacto profundo en al menos 12 reservas de vida silvestre.

En el territorio de Polesia también se encuentra el Parque Nacional Prípiat con una extensión de 190.000 hectáreas rodeadas por los ríos Prípiat, Stviga y Ubort. Cuando llega la primavera, las inundaciones les regalan a los suelos del bosque grandes cantidades de nutrientes, lo que hace a las tierras de la zona especialmente fértiles.

El ambicioso proyecto de la ruta fluvial E40 representa una seria amenaza para la riqueza natural del corazón de Polesia. Su destrucción sería el fin de diversidad biológica, contaminación o extinción de grandes cuerpos de agua y la afectación de millones de personas que viven en esta zona, denominada de manera justa como la Amazonía de Europa.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: