CARGANDO

Tipo de búsqueda

Consumo ético Ecotecnología Microplásticos

En algunos lugares le dicen sí a la sustentabilidad con platos y utensilios hechos de hojas de plátano

A pesar de todas las iniciativas para eliminar su uso, el plástico se resiste a desaparecer. Es un material omnipresente que acaba siempre contaminando océanos y ecosistemas terrestres. A pesar de eso, no dejan de surgir ideas para sustituir su uso. Este es el caso de una empresa en Perú, que ha puesto a andar un proyecto para elaborar platos, y otros utensilios biodegradables a partir de hojas de plátano.

Platos de hojas de plátano

La empresa se llama Chuwa Plant y sus fundadores aseguran que su principal motivación es contribuir a la disminución del uso de plásticos. Su producto principal, hasta ahora, son platos hechos de material natural, que en apenas dos meses se degradan, a diferencia del poliestireno, un material altamente contaminante, que puede tardar hasta 1.000 años en descomponerse.

Incluso, este polímero nunca llega a degradarse. Luego de centenares de años pasa a convertirse en el microplástico que contamina el agua, el suelo y es capaz de penetrar hasta sitios que pudieran resultar insólitos, como las placentas humanas.

El principal beneficio de los platos de Chuwa Plant, que se comercializan bajo el nombre de Bio Plant, es que en 60 días pasan nuevamente a ser parte de la materia orgánica del suelo. Además, son un producto útil y muy versátil porque se les puede dar distintos usos. Su diseño también es bastante atractivo y estético, y su apariencia es similar a la textura de las hojas de plátano.

Los inicios

Josué Soto y Rolf Torres Lizárraga son dos empresarios peruanos con una desarrollada sensibilidad hacia los temas de la sostenibilidad. Para darle inicio a su proyecto, establecieron contacto con productores de plátanos en la Amazonía peruana, con el fin de llegar a acuerdos de trabajo.

Tras algunas conversaciones, lograron un convenio para la fabricación de los platos biodegradables a un costo razonable. Los beneficios que obtuvieran los productores les permitirían afrontar cualquier pérdida en el cultivo de las plataneras.

Para la fabricación de estos utensilios no se recurre a la tala ni a la destrucción de las plantas. Los platos se fabrican a partir de las hojas que se desprenden y caen al suelo y del tallo que queda luego de que se cosecha. De esta manera, se aprovecha un material que seguramente acabaría siendo un residuo en un vertedero a cielo abierto.

El producto

Los platos que elabora Chuwa Plant conservan una apariencia muy similar a la hoja natural de la platanera. En principio, la producción está centrada en la fabricación de dos formatos. Uno rectangular, para distintos usos, y otro circular, en el que se puede servir sopas y otros líquidos calientes.

Utensilios hechos con hojas de plátano
Los productos que se elaboran con las hojas de plátano son una alternativa al uso del plástico. Fotos de www.chuwaplant.com

Los platos de hojas de plátano son resistentes a varias temperaturas e ingredientes de las comidas. La corteza de la platanera es impermeable, así que, aunque el alimento sea muy rico en grasas o muy caliente, el plato no se va a arrugar ni a filtrar. Luego de su uso, se desecha, o se usa en compostaje, y al cabo de unas 16 o 18 semanas ya el plato estará degradado.

Debido a la pandemia, la producción de platos de Chuwa Plant se encuentra paralizada, pero esperan retomar las actividades apenas se les permita. En su página web brindan asesoría y orientación sobre cómo empezar una producción de estos platos en cualquier parte del mundo.

Los creadores de este emprendimiento aseguran que la fabricación de estos platos es viable en cualquier región donde haya cultivos de plátanos todo el año.

En India también saben de las bondades de las hojas de plátano

En India, las hojas de plátano se han usado tradicionalmente para envolver y transportar alimentos. Lamentablemente, su uso ha quedado relegado gracias al avance avasallante del plástico, un material que cada vez está más presente como el principal contaminante de ríos, mares y suelos de la región.

Hojas de plátano como materia prima
Estos productos, además de ecológicos, nos recuerdan que la naturaleza es bondadosa. Fotos de http://bananaleaftechnology.com

En el año 2010, Tenith Adithyaa, un joven de apenas 11 años de edad, pensó en cómo podía contribuir a disminuir el uso de polímeros y los residuos de plástico. Su creatividad se encendió cuando observó que los agricultores del sur de la India tiraban enormes cantidades de hojas de plátano a la basura.

Pensó entonces en una tecnología de transformación celular que lograra preservar durante mucho tiempo la hoja del plátano, sin tener que recurrir al uso de productos químicos. Trabajó durante cuatro años perfeccionando la técnica.

En la actualidad, maneja la organización Banana Leaf Technology, dedicada a la elaboración de envases y envoltorios biodegradables que sean una alternativa al uso del plástico y el papel. Con la tecnología perfeccionada por Tenith Adithyaa, las hojas de plátano pueden resistir temperaturas extremas y mayor peso que en su estado natural.

Las virtudes de estos productos hechos desde las plantas no se limitan a lo sustentable y a lo ecológico. También tienen el poder de recordarnos de donde venimos y cómo estamos emparentados con la naturaleza, nuestra gran proveedora.

La lucha contra los plásticos y la deforestación es una batalla que se libra día a día. Gracias a inventos como los platos de Chuwa Plant, o los empaques de Banana Leaf Technology, se puede avanzar hacia un mundo donde los ecosistemas no sean arrasados en nombre de un supuesto desarrollo y el consumismo.

Etiquetas: