CARGANDO

Tipo de búsqueda

Medio ambiente Naturaleza

Pescadores se oponen a la ampliación de reserva marina de Las Galápagos

La eterna lucha entre conservacionistas y quienes se les enfrentan, vive un nuevo episodio en Ecuador. Pescadores ecuatorianos se oponen a la ampliación de la Reserva Marina de Las Galápagos. Esta, es una propuesta de algunas organizaciones ambientalistas, y consiste en hacer un canje de deuda soberana de Ecuador a cambio de ampliar la extensión del área protegida del emblemático archipiélago.

Ampliación de reserva marina de Las Galápagos

Lo que proponen los activistas medioambientales es acceder a lo que se conoce como un canje de deuda externa por naturaleza. Ecuador obtendría una rebaja con la venta de bonos de su deuda soberana. A cambio, el país se compromete a ampliar la extensión de la reserva marina de Las Galápagos.     

Alegan quienes se oponen a esta ampliación, que la propuesta estaría contraviniendo la constitución ecuatoriana y el derecho al trabajo. Grace Unda, vocera de la Cooperativa de Pesca Copes y representante de los pescadores artesanales, afirma que una acción de este tipo sería una especie de venta ilegal del territorio ecuatoriano y de espaldas a la soberanía del país.

Por su parte, Bruno Leone, presidente de la Cámara Nacional de Pesquería (CNP), advirtió que el gobierno ecuatoriano no puede ceder parte de su soberanía a intereses foráneos y presentarlos ante la opinión pública como un beneficio para la nación. Agregó que el sector que él representa le genera a la economía ecuatoriana unos 1.600 millones de dólares en ingresos al año.

La ampliación de la reserva protegida que tanto rechazo ha provocado entre el gremio pesquero sería de 312.000 kilómetros cuadrados adicionales a la actual extensión.

La pesca, junto a la acuicultura, es el principal rubro de exportaciones no petroleras de Ecuador.

Los pescadores serían los más perjudicados

Aducen los gremios que agrupan a los trabajadores de la pesca que ellos son los más interesados en que se preserve la integridad natural del archipiélago de Las Galápagos. Sin embargo, agregan que la conservación debe ir de la mano de la explotación del recurso pesquero porque de este sector depende el sustento de muchos trabajadores y sus familias.

De igual manera se pronunció la Asociación de Atuneros de Ecuador. Señalan que detrás del canje de la deuda lo que en realidad se esconde es un entrega planificada y concertada del territorio ecuatoriano a intereses extranjeros.

A esta opinión se suman otros grupos de trabajadores, quienes agregan que los verdaderos problemas que atentan contra la integridad de las islas son otros. La excesiva migración de población hacia el archipiélago, el turismo no sostenible y la introducción de especies invasoras, son algunos de los problemas más graves que amenazan el delicado ecosistema de Las Galápagos.

Dicen que el asunto de la pesca dentro de la reserva natural marina es el que menos preocupación suscita. Al contrario de lo que se cree, las actuales leyes y reglamentos han logrado reducir el número de personas que se dedican a la pesca.

Qué dicen las organizaciones ambientalistas

Más Galápagos, uno de los colectivos que solicitó el canje de deuda a cambio de ampliar la reserva marina. Recientemente le exigió al ejecutivo ecuatoriano una respuesta oficial acerca de su propuesta. Mónica Calvopiña, portavoz de la organización, en entrevista a la agencia de noticias Sputnik, señaló que ya el gobierno ecuatoriano posee toda la documentación que avala la propuesta.

Aumento de la pesca pone en riesgo Las Galápagos
El aumento de la pesca en Las Galápagos está poniendo en riesgo de extinción especies únicas.

Agrega que el Gobierno remitió la propuesta a todos los Ministerios involucrados para los correspondientes análisis, sin embargo la respuesta aún no llega. En diciembre de 2020, Más Galápagos culminó el proceso iniciado en 2017 de recolección de toda la documentación técnica y científica, necesaria para sustentar su propuesta.

Esta organización ha sido muy activa en medios de comunicación y redes sociales. Ahí explican detalladamente la naturaleza del canje que, según sus palabras, tendría beneficios para el país, sus ecosistemas y su población. La propuesta de canje, auspiciada por las organizaciones Ocean Finance, y The Nature Conservancy, se podría esquematizar de la siguiente manera:

  • Un ente privado compraría en Ecuador 1.000 millones de dólares de deuda externa para dar al Estado ecuatoriano mejores condiciones de pago de la deuda.
  • Ecuador reduciría el valor de su deuda y pagaría menos.
  • Parte de la deuda se reinvertiría en el Fondo de Sostenibilidad para ofrecer financiamiento ilimitado a los pescadores.
  • Este fondo estaría presidido por una alianza público-privada entre el gobierno y los usuarios de la Reserva Marina, donde se incluye al sector pesquero artesanal.
  • La función del Fondo de Desarrollo Sustentable es financiar la administración, control y patrullaje de la Reserva Marina de las Galápagos.
  • El Gobierno de Ecuador sería socio fundador del Fondo, por lo que tendría poder sobre todas las decisiones que se tomasen.

Una reserva afectada

Mientras las organizaciones ambientalistas y el gremio de pescadores argumentan y contraargumentan sobre la viabilidad y pertinencia del canje, la reserva marina de Las Galápagos enfrenta una serie de desafíos.

Canje de deuda por naturaleza busca proteger Las Galápagos
Proteger la Reserva Natural de Las Galápagos es crucial para la biodiversidad.

En los últimos años, el número de barcos de la flota pesquera aumentó de 40 a 117. De igual manera, se ha visto incrementada la pesca ilegal y la amenaza de flotas pesqueras extranjeras, especialmente de China. Este desmesurado aumento de la actividad pesquera ha afectado a las especies marinas del archipiélago, muchas de las cuales son únicas.

La ampliación de reserva marina de Las Galápagos podría convertirse en la vía que le permita al Ecuador conservar este patrimonio natural. Un tesoro de biodiversidad de suma importancia para la humanidad. Sin embargo, también debe ser cuidadoso con su soberanía. Por ahora, queda esperar la decisión del Gobierno ecuatoriano.

Etiquetas: