CARGANDO

Tipo de búsqueda

Biodiversidad Medio ambiente

Perú redobla esfuerzos para salvar al árbol de la quina de la extinción

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

Una especie vegetal que ha salvado tantas vidas, hoy está al borde de desaparecer de manera definitiva. En Perú, las autoridades científicas y gubernamentales están dirigiendo esfuerzos mancomunados para salvar su emblema nacional, el árbol de la quina que está en peligro de extinción.

El árbol de la quina en peligro de extinción

En el escudo que identifica a la nación peruana está representado un árbol de quina. Pero en Perú esta especie representa mucho más que un asunto identitario. Gracias a la corteza de la quina, y a sus potentes alcaloides, se han salvado a millones de personas de la muerte por la malaria.

El uso de la quina quizá sea uno de los descubrimientos médicos más importantes de la historia. Este árbol es una especie propia de los bosques nublados de los Andes, desde Venezuela hasta Bolivia.

Fueron las civilizaciones prehispánicas las primeras en beneficiarse de sus bondades, cuando se usaba como antipirético y analgésico para tratar las fiebres del paludismo.

La amenaza de extinción pende sobre el árbol de la quina. Pese a que en 1934 se logró sintetizar la cloroquina como tratamiento contra la malaria, y en la actualidad es uno de los tratamientos más usados contra la covid-19, la curativa planta puede desaparecer para siempre.

¿Por qué está amenazada la quina?

La actual pandemia de Covid-19 ha puesto en jaque la supervivencia de este importante árbol. Perú, el país que posee 19 de las 24 variedades de quina, ha reportado que se están, extrayendo de manera furtiva pedazos de corteza a punta de machetazos, una técnica muy dañina para el árbol.

El árbol de la quina salvó a muchos de la muerte por malaria
Aunque ya no se exporta para curar la malaria, la quina está en peligro de extinción en Perú.

No obstante, es la deforestación la principal enemiga de la supervivencia de la quina. Lo que no logró completar una explotación de tres siglos, la tala y la quema están por alcanzarlo. La agricultura migratoria arrasa con áreas de bosque para llevar a cabo su tarea. Una losa más sobre el cambio climático y la pérdida de biodiversidad.

El desconocimiento de la especie también juega en contra. A pesar de que forma parte del emblema nacional del Perú, pocos peruanos conocen a esta valiosa y legendaria planta.

La mayoría de la población confunde la quina con el ficus y hasta con la quinoa. Algunos investigadores incluso llegan a afirmar que hasta el árbol del escudo está mal dibujado.   

Ser parte importante de la historia de la medicina tradicional y haber salvado de la muerte millones de seres humanos debería ser suficiente razón para conocerla y defenderla.

Los mosquitos se hacen resistentes a los insecticidas
Los mosquitos se están haciendo resistentes a los insecticidas

Para saber más, haz click sobre la imagen

La historia de la quina

Cuenta la tradición peruana, recogida y divulgada por los historiadores, que un indígena de nombre Pedro de Leyva, bajo los efectos de una altísima fiebre logró arrastrarse hasta alcanzar un estanque en medio de la selva andina peruana.

Una vez cerca del agua, logró apartar hojas y ramas que habían caído y bebió el amargo líquido del pozo. La fiebre cedió y así salvó la vida Pedro de Leyva.

Cuando se recuperó completamente, el indio recogió el agua del estanque en un cántaro, juntó algunas raíces y llevó la terapéutica hasta su pueblo.

Nació así la merecida fama de la quina como certera medicina contra las fiebres, los dolores y las inflamaciones.

Cuando llegaron los españoles al Perú también probaron con frecuencia el portento terapéutico de la quina. Una de las tantas historias que rodea a la planta cuenta que la condesa de Chinchón, esposa del virrey del Perú, enfermó de malaria y logró la recuperación gracias a la quina.

Desde ese momento se hizo su entusiasta apologista. Este fragmento de la historia probablemente inspiró el nombre científico de la planta: Cinchona officinalis.

Un Bicentenario para salvar la quina

En el año 2021, Perú celebrará el bicentenario de su independencia. Las autoridades y la comunidad científica ven en este acontecimiento la oportunidad ideal para crear cientos de bosques de quina a lo largo de los andes peruanos.

Perú hace esfuerzos para salvar a la quina de la extinción
El gobierno peruano hace importantes esfuerzos por salvar a la quina de la desaparición definitiva.

En tal sentido, el Ministerio de Agricultura y Riego de Perú se encuentra desarrollando 20.000 plantones destinados a preservar el emblemático árbol. Estos nuevos árboles ocuparán áreas de recuperación y reforestación, como parques, centros de enseñanza y zonas de cultivo.

La falta de iniciativas y entusiasmo no será la condena de la quina. Un ambicioso programa de la cartera agrícola peruana quiere repoblar los Andes con quina. Es un plan de tres años, que abarca desde 2020 hasta el 2022, y cuenta con un financiamiento de más de 1 millón de dólares.

Con este proyecto se producirán unos 232.000 pequeños nuevos árboles de quina destinados a reforestar cientos de hectáreas en 22 provincias de 10 regiones de Perú.

El árbol de la quina en peligro de extinción podrá ser salvado solo si no se diluyen los esfuerzos en ese sentido. El árbol que ha salvado tantas vidas no puede tener como destino final la desaparición definitiva, la indiferencia y el desconocimiento.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: