CARGANDO

Tipo de búsqueda

Animales

La noble y vital labor de los perros de rescate

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

Decir que el perro es el mejor amigo del hombre no es una frase exagerada. A menudo los canes ofrecen muestras de amor, entrega y sacrificio al ser humano de manera incondicional. Sin embargo, el trabajo de los perros de rescate es una experiencia que vale la pena explorar y conocer más a fondo, pues el trabajo de esos canes puede ser la diferencia entre la vida y la muerte.

El trabajo de los perros rescatistas

Los perros de rescate, llamados también perros rescatistas o perros bomberos, son animales entrenados desde muy jóvenes para participar de manera activa y decisiva en labores de rescate en casos de desastres naturales. Su sentido del olfato, muchísimo más desarrollado que el de los seres humanos, los convierten en rastreadores extraordinarios de personas en una emergencia.

Unas 5 millones de células olfativas tiene el ser humano, que palidecen frente al olfato de los perros, dotado con un aproximado de 250 millones de células olfativas. Esta gran capacidad le permite a un perro detectar a una persona por las 40 mil células que desprende la piel humana cada minuto.

Hay razas de perros con más condiciones para ser perros de rescate. Aunque el abanico puede ser muy amplio, las razas más indicadas para realizar labores en zonas de desastres son:

  1. Los Border Collie
  2. Los Golden Retriever
  3. Labradores
  4. Pastores Alemanes
  5. Pastores Belgas

En general, se necesitan perros con mucha energía, esos que se podrían catalogar como inquietos.

Los países donde más se han sufrido los embates de desastres naturales como terremotos o tifones y huracanes, son lo que más tradición y experiencia tienen en la crianza y entrenamiento de estos extraordinarios animales. La labor de los perros de rescate puede ser para un ser humano la diferencia entre vivir o morir luego de una catástrofe.

Para la vida y para la muerte

Para un perro rescatista, encontrar con vida a una persona es una recompensa que forma parte de un juego. En los entrenamientos llevados a cabo por estos animales, son adiestrados para que realicen tareas de búsqueda y rescate a manera de juego y recompensa.

El trabajo de los perros de rescate luego de un desastre natural
El trabajo de los perros de rescate puede ser la diferencia entre la vida o la muerte para un ser humano.

La conjunción del entrenamiento lúdico pero exhaustivo, con un extraordinario sentido del olfato y la audición, convierten a los perros en los salvadores de cientos de personas alrededor del mundo cada año.

Aunque hay que matizar que el trabajo de estos animales puede llegar a ser muy demandante. Tanto, que a menudo deben ser “jubilados” antes de tiempo por los daños físicos que sufren durante su loable labor.

Se sabe que después de la tragedia de las Torres Gemelas de Nueva York, en el año 2001, muchos perros dedicados al rescate fueron diagnosticados con problemas emocionales ante la imposibilidad de encontrar su recompensa: gente con vida.   

Llegados a este punto, es necesario aclarar que los entrenamientos no son solo para encontrar vida o personas con vida. Hay perros que reciben entrenamiento para encontrar cadáveres o restos humanos.

Aunque esta parte del trabajo de rescate no es tan noble y amable, los perros especializados en hallar restos humanos, conocidos como perros de venteo, pueden ayudar a resolver crímenes o darle un mejor destino a los restos de alguien que perdió la vida en una catástrofe, natural o no.

Características del trabajo de un perro de rescate

El entrenamiento y trabajo de un perro de rescate está muy estructurado porque su labor durante una tragedia natural es de vital importancia y a veces se trabaja en contra del tiempo y otros factores.

Estos son algunos de los datos que caracterizan el trabajo de los perros de rescate.

  • Trabajan en un equipo

Los perros de rescate no trabajan solos, forman parte de lo que se conoce como un Binomio Canino, un dúo formado por el animal y su entrenador o “manejador”, que puede tratarse de un bombero, un rescatista topo o un miembro de la Cruz Roja. Perro y humano siempre trabajan en conjunto.

Beneficios que traen al medioambiente los huracanes
Los huracanes también tienen beneficios

Para saber más, haz click sobre la imagen

  • Su trabajo empieza muy temprano

Los entrenamientos empiezan cuando son cachorros de pocos días, unos 45 o 60 días de nacidos. En principio se le aplica de manera individual el Test de Campbell, que mide ciertas variables como el apego, docilidad, curiosidad o independencia. Luego empieza el verdadero entrenamiento, que se da durante cuatro horas al día durante dos años. Las instrucciones son dadas al animal en alemán, considerado el idioma universal canino, porque las palabras son cortas y el can las memoriza de manera fácil.

  • Es un trabajo muy especializado

No todas las razas son aptas para este trabajo. Son preferibles el Labrador Retriever, el Pastor Alemán, el Pastor Belga o mestizos que tengan algo de estas razas. No pueden ser muy pequeños como un maltés porque su fuerza no sería suficiente. Tampoco un San Bernardo o un Gran Danés estarían aptos por su gran tamaño que podría entorpecer el trabajo de rescate.

El trabajo de los perros de rescate es vital para el ser humano
Su entrenamiento para actuar en zonas de desastres comienza muy temprano, siempre junto a su cuidador y entrenador humano.
  • Un vínculo permanente

Desde el inicio de los entrenamientos, el binomio canino, conformado por el humano y el perro se hace permanente e indivisible. Pasan buena parte del tiempo compartiendo trabajo, juegos y ejercicios para fortalecer el vínculo de confianza y colaboración. Si uno de los dos miembros del equipo es cambiado, el trabajo debe empezar desde cero.

  • Una carrera corta

Los perros de rescate deben ser retirados del trabajo transcurridos más o menos unos siete años. Al cabo de sus años de ejercicio profesional pueden ser adoptados por el personal que los entrenó o por personas que así lo deseen y estén dispuestas a cuidar con amor y respeto a estos animales.

Cada 21 de julio, el mundo le rinde un homenaje a los canes celebrando el Día Internacional del Perro. Un día dedicado a reconocer y exaltar la labor que cumplen los perros en la vida de los seres humanos.

El trabajo de los perros de rescate o rescatistas es una elocuente muestra de la entrega, la lealtad y la eficacia de estos animales, dotados de una particular destreza que les permite salvar las vidas de quienes tuvieron la desgracia de padecer un desastre natural.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: