CARGANDO

Tipo de búsqueda

Cambio climático Medio ambiente

Nacho Dean: un camino andado contra el cambio climático

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

¿Cómo se rebusca en el interior hasta hallarse? ¿De cuántas maneras se puede acceder a la inmortalidad? Nacho Dean quizá no tenía pensado convertirse en leyenda cuando decidió darle la vuelta al mundo a pie, o tal vez no tenía muy claro su misión en la vida. Pero convengamos en que recorrer el globo terráqueo, valido solo con la tracción de tus extremidades inferiores, suena mucho a épica y a búsqueda existencial.  

Nacho Dean ha dedicado su vida a la lucha contra el cambio climático

Una mezcla de crisis personal, amor apasionado por la naturaleza, la literatura de aventura y una crianza marcada por los viajes de un padre marinero, se confabularon para que Ignacio Dean Mouliaá decidiera, un día del año 2013, salir del kilómetro 0 de Madrid para regresar al mismo punto tres años más tarde, luego de haber recorrido 33 mil kilómetros y 31 países.

Tres años -se dice pronto- de un andar que llamó la atención de la opinión pública mundial. Porque pareciera que sacudir conciencias en temas de ambiente es cuestión de actuar al límite de lo imposible, de performances muy dramáticos. Luego, en 2019, completó la Expedición Nemo, iniciada en 2018. Este desafío consistió en cruzar a nado las más importantes masas de agua para unir, de manera simbólica, los cinco continentes y dar un mensaje sobre la necesidad de conservar los océanos.

Ambas aventuras le valieron a Nacho Dean para ser reconocido como uno de los ambientalistas, conservacionistas y divulgadores más apreciados por su extrema entrega a la preservación del medioambiente y la divulgación.

Dice en muchas de sus comparecencias ante los medios que su sueño infantil de aventuras se ha convertido en una necesidad de alzar la voz ante el cambio climático y la pérdida de los ecosistemas.               

Este malagueño, de 1980, desde muy temprana edad se vinculó de manera estrecha con la naturaleza. Darle el pecho desnudo a la inmensidad del aire libre, de los mares, ríos, montañas y bosques, con las estrellas como único techo, despertó en el pequeño Ignacio una pasión que lo llevaría a emprender un recorrido capaz despertar la conciencia colectiva sobre la preservación del planeta.

Una aventura en solitario y sin asistencia. Dice que no muchos están dispuestos a enfrentar una travesía que depara tanta incertidumbre y comporta tantos riesgos. Pero la inquietud de Dean palpitaba a lo profundo y él debía atender ese llamado. Para algunos darle sentido a la vida consiste en poner a prueba lo que se ha aprendido y lo que se debe desaprender.

El mundo según Nacho

La literatura de Julio Verne, Jack London, Alejandro Dumas. Míticos programas de televisión sobre naturaleza como “El Hombre y la Tierra” de Felix Rodríguez de la Fuente, que llenaron los ojos de buena parte de la generación de Nacho Dean. Todo resultó buen abono para el sustrato donde florecerían con fuerza los sueños y el amor por la naturaleza del malagueño.

Nacho Dean ha recorrido el planeta a pie
Dean asegura que la suya ha sido una aventura romántica y realista a la vez.

Dice Nacho Dean que la suya ha sido una aventura romántica y realista a partes iguales. Caminar a lo largo de cuatro continentes es una tarea que plantea retos y desafíos muy concretos y que se viven día a día en carne propia. Temperaturas extremas, fauna silvestre, amenazas criminales, conflictos de orden geopolítico. Experiencias que pudieran echar para atrás la voluntad de cualquier mortal, pero que son un aprendizaje invaluable por el que vale la pena cada contrariedad.

Juntar en el barro de los zapatos la tierra de distintos puntos del planeta, le ha permitido al aventurero Dean constatar de primera mano los efectos del sistema económico sobre el medioambiente.

“Ecología y economía, comparten la misma raíz eco, de griego oikos, que significa hogar, casa. Economía es la gestión de los recursos que tenemos en casa. Ecología es la ciencia que estudia la relación de los seres vivos con su entorno. Hasta que economía y ecología no se den la mano iremos por el camino equivocado. Es un auténtico disparate que el modelo económico que seguimos suponga la destrucción del planeta donde vivimos”.       

Nacho Dean

Asegura que la Tierra es pequeña, que sus recursos no son capaces de satisfacer la demanda de un modelo consumista y voraz, razón más que suficiente para tomar plena conciencia del mundo que tenemos y hacia donde debemos avanzar.

Su rica experiencia también le ha permitido conocer mucho de la naturaleza del ser humano. Afirma que el mayor tesoro de sus viajes es la humanidad. Sus largos y solitarios recorridos le han permitido constatar que más allá de religiones, ideologías, razas y culturas, siempre ha encontrado quien le tienda una mano, sobre todo los que teniendo menos, lo comparten todo.

Los pulmones del planeta son los océanos

La más reciente aventura de Nacho Dean fue la Expedición Nemo. Un reto que implicó unir a nado los cinco continentes. Las travesías que afrontó fueron cruzar nadando el Estrecho de Gibraltar, la travesía Meis-Kas para unir Europa y Asia, de Indonesia a Papúa-Nueva Guinea para juntar a Asia con Oceanía, el Estrecho de Bering para unir a Asia y América y finalmente el Estrecho de Áqaba a fin de enlazar Asia y África.

Los océanos son los grandes pulmones del planeta
Parte de la labor del naturalista es divulgar sobre el estado de los mares.

Desde distintos escenarios el naturalista ha expresado que esta aventura tenía como principal motivación alertar sobre el estado de los océanos. Afirma que, al contrario de lo que se cree, no es la Amazonía el gran pulmón del mundo, sino los océanos. El servicio que le prestan a la humanidad está en peligro y es necesario mantener muy presente esa realidad para cambiarla.

Nacho Dean, en tono didáctico, ha explicado que los océanos son los que más oxígeno liberan a la atmósfera y los que mayor cantidad de CO2 captan y confinan. Sin embargo, el daño que se les inflige es devastador. Profundidades donde ni la luz del sol puede llegar, están colonizadas por basura producida por el ser humano ¿las consecuencias? Pérdida de biodiversidad y todo lo que ello acarrea.

La experiencia como aventurero y naturalista le ha permitido a Nacho Dean convertirse en apasionado divulgador. En cada punto del planeta por donde ha pasado ha alzado su voz por, como bien dicen sus palabras, “el planeta tierra y el planeta agua”. Para Dean no es poco lo que nos jugamos como especie. Nada menos que el hogar.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: