CARGANDO

Tipo de búsqueda

Animales Biodiversidad

Explosión de natalidad en Kenia: nacen 140 elefantes

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

El valle del monte Kilimanjaro es el escenario de una auténtica explosión de natalidad. Nacen 140 elefantes en Kenia en los predios del parque nacional de Amboseli, al sur del país. Entre tantas noticias desalentadoras, reconforta saber que la población de elefantes en África se fortalece.

Nacen 140 elefantes en Kenia

Coincidiendo con el inicio de la pandemia, hace ya más de cinco meses, la reserva de Amboseli empezó a recibir a los cientos de crías de paquidermos.  

Los elefantes son una especie muy amenazada. Desde al año 2016, Kenia se estableció como meta proteger de manera férrea a los elefantes.

Algunas estadísticas apuntan a que en la última década se han perdido más de 100.000 ejemplares. Países como Zambia o Zimbabue, afortunadamente han hecho crecer su población de elefantes desde 2016.

La Elephant Protection Initiative (EPI por sus siglas en inglés), una organización panafricana dedicada al combate contra la caza de elefantes, asegura que el aumento en el número de nacimientos tiene que ver con dos factores puntuales:

  • La ausencia de turistas por la pandemia de Covid-19.
  • La abundancia de comida, producto de las copiosas lluvias que han favorecido el crecimiento de vegetación.

Esto es clave. La gestación de un elefante dura 22 meses y lo que más se necesita en ese período es alimento.

La llegada del virus los ha beneficiado

Las buenas noticias relacionadas con la actual pandemia son pocas. Sin embargo, la llegada y la expansión del coronavirus han traído algo de alivio a la amenazada población de elefantes africanos. Las restricciones de movilidad ponen un freno al turismo y a la caza y esto es muy bueno para aumentar el número de nacimientos.

Los elefantes son fundamentales para combatir el cambio climático
La ausencia de turistas y la abundancia de alimentos han favorecido la explosión de natalidad.

Según cifras de la oficina de la ONU Medioambiente, la caza furtiva y la pérdida de sus hábitats representan una significativa amenaza para estas criaturas, caracterizadas por su inteligencia y su sociabilidad.

Enfatiza el organismo que para el año 2019, según cifras de la Convención Sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), solo quedaban poco más de 400.000 ejemplares en África.

Aunque hay razones para la alegría, la cautela se impone. Winnie Kiiru, una de las portavoces de Elephant Protection Initiative (EPI), no ha desaprovechado la ocasión para solicitar asistencia.

Asegura la lideresa que África se encuentra atravesando un momento crítico por la Covid-19. El turismo ha colapsado y esta situación obliga a humanos y elefantes a enfrentarse por el territorio de manera cruenta.

Las grandes amenazas de los elefantes

Los elefantes deben enfrentar a diario dos importantes amenazas que han venido mermando de manera peligrosa su población. Estas son:

La caza ilegal sigue siendo la principal causa de la desaparición de elefantes. Según CITES, el número de asesinatos ha disminuido con respecto a otros años, pero en algunas poblaciones, incluso en las más consolidadas, la tasa de mortalidad sigue siendo superior a la natalidad. En poblaciones pequeñas y fragmentadas la vulnerabilidad es mucho más alta.

La caza está relacionada de manera estrecha con el comercio y la demanda del marfil. Este producto es altamente demandado en China, Tailandia o Vietnam. Mafias que se dedican al tráfico les compran los cuernos a los cazadores y los llevan a los mercados asiáticos donde son muy apreciados por sus supuestas bondades medicinales y curativas.

elefantes maltratados
Elefantes maltratados y esclavizados

Para saber más, haz click sobre la imagen

El crecimiento de la población humana va aparejado con la pérdida de los hábitats de los elefantes. El número de habitantes se multiplicó por 10 y eso ha obligado a humanos y elefantes a enfrentarse por el territorio.

Los territorios que otrora fueron dominios de los elefantes se han reducido por la expansión de asentamientos humanos, el desarrollo de cultivos y la construcción de infraestructura vial.

Unos grandes servidores

Los elefantes en algún momento han sido llamados los grandes ingenieros forestales. Esta criatura es fundamental en la lucha contra el cambio climático y su desaparición definitiva podría significar una catástrofe medioambiental.

La caza furtiva es la gran enemiga de los elefantes
La caza furtiva es la gran amenaza de los paquidermos.

Se les ha dado por llamar ingenieros porque son magníficos  dispersores de semillas. Son herbívoros y con su alimentación ayudan a movilizar las semillas hacia los sitios que han sido deforestados y de esta manera se estructuran nuevos bosques.

No solo propagan semillas, también construyen caminos a través de intrincados bosques para que otras especies puedan desplazarse. Gracias a sus pisadas, se forman pequeños pozos y charcas donde prosperan pequeños micro ecosistemas.

Conservar a los elefantes es garantía de ecosistemas más sanos, productivos y sostenibles. El trabajo de los grupos conservacionistas y las acciones gubernamentales deben estar dirigidos a preservar esta especie amenazada.

También  los conflictos entre seres humanos y paquidermos deben ser controlados y, en lo posible, deben ser evitados.

Queda mucho trabajo por hacer y problemas graves que superar, pero saber que nacen 140 elefantes en Kenia es motivo para la celebración y la esperanza.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: