CARGANDO

Tipo de búsqueda

Contaminación Microplásticos

Microorganismos que degradan plástico, la esperanza contra la contaminación

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

Se puede decir que el plástico es el material más contaminante que existe. Su presencia es prácticamente omnímoda pues es posible encontrarlo en todas partes, en el mar, en el aire y en el suelo. Los microorganismos que degradan el plástico son la última frontera en la lucha contra un material altamente tóxico y muy difícil de manejar.

Microorganismos que degradan plásticos

Un solución al plástico es el santo grial de la comunidad científica, que trabaja cada día en encontrar una solución para un problema muy extendido. Un reciente estudio, hecho por universidades estadounidenses, ha determinado que incluso llueve plástico. Otros trabajos han logrado determinar que también ingerimos y respiramos plásticos o microplásticos.

La ciencia no solo investiga las posibilidades y usos de materiales alternativos al plástico, sino que busca aliados que contribuyan a su biodegradado. La invasión, que se ha dado en apenas en 70 años, del producto estrella de la petroquímica, demanda acciones conjuntas que limiten el uso del plástico y que promuevan su reciclaje.

No obstante, el problema de la contaminación ya está entre nosotros y es urgente solucionarlo. Porque aunque se logre frenar la fabricación y el uso de un material tan utilizado, es necesario encontrar la manera de gestionar un producto que está afectando de manera negativa los ecosistemas, la biodiversidad y la salud de los seres humanos.

Una bacteria que come plástico

Hongos, bacterias y algas están llamados a convertirse en los principales aliados en la descomposición y degradación del plástico en varias de sus presentaciones. En el año 2016, un grupo de investigadores del Instituto de Tecnología de Kioto, en Japón, descubrieron una bacteria que es capaz de digerir y asimilar el plástico tipo PET (Tereftalato de polietileno).

Hay bacterias que comen plásticos
En el año 2016 se descubrió una bacteria que es capaz de digerir y asimilar el plástico tipo PET

Este tipo de polímero es uno de los más usados porque es muy resistente y versátil. La industria de los alimentos lo utiliza para envasar agua, refrescos, aceites y productos farmacéuticos. También se usa en la industria textil.

Según lo concluye la investigación, la bacteria “Ideonella sakaiensises capaz de degradar, casi de manera íntegra, una lámina delgada de PET luego de seis semanas a una temperatura de 30 grados centígrados. Hasta la publicación del descubrimiento solo se habían identificado hongos que descomponían plásticos pero no una bacteria que devora el carbono que compone el PET.

Según los autores del estudio, este hallazgo marca un viraje en lo que se conoce de reciclaje y descontaminación, puesto que hasta ahora los plásticos no son degradados sino que se funden y se transforman en otros plásticos más resistentes.

La enzima eficaz

Siguiendo los pasos de las investigaciones japonesas que dieron con la bacteria, expertos de la Universidad de  Portsmouth de Reino Unido y del Departamento de Energía de Estados Unidos lograron modificar una enzima producida por la bacteria descubierta en Kioto, obteniendo una nueva molécula.

plastisfera
Plastisfera, la vida encima del plástico

Para saber más, haz click sobre la imagen

Esta molécula resultó muy efectiva, incluso mejor que la bacteria, para descomponer el plástico. El próximo paso a dar sería trasplantar esta enzima a bacterias que sean capaces de sobrevivir en temperaturas por encima de los 70º C, una marca en la que el PET se vuelve viscoso.

Afirman los científicos que descubrieron la enzima que, de esta manera, el plástico podría degradarse más rápido de lo que lo hace la naturaleza. Un buen inicio para acabar con todo el plástico que amenaza al medio ambiente.

Las lombrices también contra el plástico

Un equipo formado por investigadores de México y Holanda descubrió en el año 2018, un grupo de bacterias presentes en el intestino de algunas lombrices de tierra y que son capaces de  degradar hojuelas de plástico de baja densidad.

Las lombrices pueden acabar con los microplásticos
El 90% del plástico que se fabrica llega al mar y de ahí pasa a los seres humanos.

Aunque ya se conocían bacterias que comían plástico, lo importante de este hallazgo es que las recién descubiertas podrían reducir el tiempo de degradación de los plásticos, de tres o nueve meses a cuatro semanas.

Cuando el plástico se convierte en microhojuelas en la tierra, es ingerido por las lombrices, que luego son el alimento de las gallinas y finalmente llegan a los humanos que consumen esas aves. La contaminación con microplásticos, en especial de polietileno de baja densidad (LDPE por sus siglas en inglés), es uno de los grandes problemas en los ecosistemas.

Los experimentos realizados descubrieron que en la tierra, luego de pasar por el intestino de las lombrices, aumentó el decaimiento de polietileno de baja densidad y disminuyó el tamaño del plástico. Un magnifico hallazgo en favor de la remediación natural.

Plásticos nunca más

Si bien se ha avanzado con pasos firmes en acabar con la fabricación y venta de plásticos de un solo uso, o en promover el reciclaje, la abundancia de polímeros en la naturaleza es un problema que debe ser solucionado.

El 90% del plástico que se fabrica llega al mar y de ahí pasa a los seres humanos, los depredadores más importantes del recurso marino.

Algunos proponen, frente a este problema, fabricar materiales similares al plástico pero que sean de fuentes renovables. Sin embargo, ya en el medioambiente hay tal cantidad de plásticos que lo que urge es eliminarlos.   

Estudiar e investigar acerca de los microorganismos que degradan el plástico se ha convertido en prioridad para la comunidad científica. Cada hallazgo debe ser celebrado y divulgado, porque la contaminación con plásticos y microplásticos no solo pone en jaque a los ecosistemas y la sostenibilidad de la vida en el planeta.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: