CARGANDO

Tipo de búsqueda

Cambio climático Medio ambiente

Las mariposas son las centinelas por excelencia del cambio climático

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

Los servicios que prestan las mariposas al medio ambiente son invaluables. Son facilitadoras del vital proceso de polinización, son un deleite visual y equilibran las cadenas tróficas. Pero sus favores van mucho más allá. Las mariposas y el cambio climático tienen una estrecha vinculación que permite a los investigadores saber más de este desafiante fenómeno que amenaza al planeta.

las mariposas y el cambio climático

Estudiar el cambio climático, pudiera llegar a ser una tarea, si se quiere, relativamente sencilla. Sin necesidad de grandes avances tecnológicos ni grandes inversiones de recursos. Bastaría con observar, de manera minuciosa, el vuelo de una mariposa y el número de sus poblaciones.

Su particular sensibilidad ante los cambios de temperatura y su corto ciclo vital, hacen de estos insectos unos excelentes bioindicadores de cómo el calentamiento de la tierra y el cambio en el uso del suelo están afectando a la biodiversidad y acelerando el colapso de los ecosistemas y la emergencia climática.

Desde hace varias décadas, distintos países de Europa cuentan con planes de monitoreo de mariposas diurnas. Reino Unido y Cataluña como regiones pioneras, disponen de planes estandarizados y con metodologías homologadas y cada vez son más los países que se van uniendo a esta experiencia con las mariposas.

Canadá y las mariposas alpinas

El más reciente informe Reporte 2020 sobre el Estados de las Montañas, que elabora el Club Alpino Canadiense, da a conocer una investigación donde se evidencia que en el delicado cuerpo de una mariposa alpina se encuentra codificado todo un proceso de adaptación frente a los retos que les ha impuesto un entorno muy demandante.

Los cambios de hábitos de las mariposas indican cambios en el clima
En la misma medida en que aumentan las temperaturas globales, las mariposas buscan cotas más altas y algunas desaparecen.

Del mencionado estudio entonces se desprende que las mariposas son unas muy fiables informantes sobre cambio climático y que estudiarlas de cerca es lo más conveniente a fin de trazar medidas de adaptación y conservación.

En el caso concreto de Canadá, la variedad de mariposas alpinas, presente en determinadas regiones del país, ha sido de gran utilidad para medir el estado de degradación del medioambiente en la región de las Rocosas, en la provincia de Alberta.

Los expertos indican además, que el ADN de las mariposas, así como el patrón de sus alas, es muy elocuente. Ellas registran los cambios genéticos que les han permitido adaptarse a un entorno en constante transformación y persistir a lo largo de miles de años. Las montañas de Alberta, Columbia Británica y Yukón son el hogar de más de 40 especies de mariposas alpinas.

Cada vez más hacia el norte

Como las centinelas del cambio climático pudieran ser calificadas las mariposas alpinas de Canadá. Ellas van indicando con su comportamiento los cambios recientes y los que se están sucediendo en el medio ambiente. Desde la década de los 90, los científicos saben que algunas especies están cambiando su ubicación hacia latitudes más septentrionales.

pompas de jabón polinizadoras de flores y plantas
Pompas de jabón para polinizar flores y plantas

Para saber más, haz click sobre la imagen

Cada una de las mariposas alpinas tiene sus particularidades. Una especie frecuenta las laderas alpinas secas donde se alimenta del musgo que crece en las piedras. Los estudios hechos a lo largo de 20 años han permitido conocer que las temperaturas extremas y la falta de nieve a principios del invierno, cuando las mariposas están en desove, son el mejor predictor de la población.

Las temperaturas cada día más altas en todo el mundo, están provocando que las mariposas se muevan más hacia el norte o que simplemente desaparezcan. Esos cambios no son obvios, detectarlos amerita estudios y vigilancia estrecha. Los investigadores subrayan la necesidad de seguir el comportamiento de las mariposas, como una forma de anticiparse al desastre.

Algunas acciones para controlar los incendios, como el aumento de la línea de árboles en las praderas, junto al cambio climático, han disminuido el hábitat de las mariposas en Canadá. Esto ha hecho que la población de mariposas disminuya así como su diversidad genética.

Cuando veas a una mariposa desaparecer…

Pon tus barbas en remojo. Parafraseando el viejo dicho, cuando una población de mariposas se hace menos densa, o simplemente desaparece, es hora de actuar porque algo muy negativo está ocurriendo en el clima. Las mariposas son criaturas ectotermas, esto es que necesitan la luz del sol para regular su temperatura y las variaciones las afectan.

El clima afecta a las mariposas
Cuando una especie de mariposa desaparece es tiempo de actuar porque algo está ocurriendo con el clima.

Mediante un estudio llevado a cabo por el Observatorio de Cambio Global de Sierra Nevada desde 2008, en la Sierra Nevada andaluza, se están observando algunas modificaciones en la densidad de las poblaciones de mariposas y en su distribución. Estos cambios son provocados por el cambio en los usos del suelo, las variaciones meteorológicas y la invasión de especies.

El seguimiento que se ha hecho a las especies de la Sierra Nevada reportan que las especies de media montaña se hacen más notorias en las zonas de cumbre, al tiempo que las que se asocian a las cotas más altas van perdiendo densidad o simplemente ya no se ven. El estudio también reveló que el aumento de temperaturas afecta la reproducción de las mariposas.

Hacerle seguimiento a cada cambio en el comportamiento de los lepidópteros es una estrategia que redunda en beneficio del medio ambiente. Las mariposas y el cambio climático están tan vinculados, que ninguna especie como ellas para alertar de los cambios medioambientales que pueden alterar los procesos en la naturaleza y la vida en el planeta.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: