CARGANDO

Tipo de búsqueda

Biodiversidad Medio ambiente

Los zoológicos pueden salvar animales de la extinción

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

En el enfoque moderno, los parques zoológicos cumplen un papel fundamental en la conservación de la biodiversidad. En estas instituciones, contrario a la idea de que son solo espacios de encierros sin sentido, se hace investigación y labores de preservación, recuperación y divulgación de especies que están bajo amenaza por la acción humana.

Cuál es la importancia de los zoológicos

La actividad de confinar animales en un recinto para su exhibición al público es una costumbre que se inició en la antigüedad. En la historia de pueblos milenarios, como el egipcio o el chino, aparecen relatos sobre cómo se capturaban y se mantenían en recintos para intercambio, tributo, exhibición y como símbolos de poder y riqueza.

Con el auge del imperialismo europeo en el siglo XVI, el viejo continente se llenó de especies exóticas llevadas desde las colonias, aunque muchas morían en el traslado. La versión más conocida de los parques zoológicos, como instalaciones donde se exhiben animales con fines recreativos, es del siglo XVIII.  Se trata del Zoológico de Schönbrunn que data de 1765 y se considera el zoológico más antiguo en funcionamiento.

En el continente americano el zoológico más antiguo está en Nueva York, inaugurado en 1864. Esta institución cuenta con una de las colecciones de especies animales más grandes del mundo. Varias ciudades alrededor del mundo, entre ellas Bombay, Tokio, Barcelona o Berlín, cuentan con importantes parques zoológicos que gozan de prestigio y en sus espacios se protege y se investiga a la fauna silvestre.

Aunque todavía persisten en muchos sitios el enfoque antiguo de mera exhibición con fines recreativos, la orientación de quienes administran en la actualidad algunos zoológicos, tiene que ver con la conservación de especies amenazadas.

Son centros donde se hace investigación dentro de sus recintos y también en los espacios naturales de las especies. Es lo que se conoce como investigación in situ y ex situ. Y es precisamente esta característica lo que permite diferenciar un zoológico moderno de uno antiguo.

elefantes maltratados
El maltrato de los elefantes

Para saber más, haz click sobre la imagen

Algunos investigadores defienden y avalan la existencia de los zoológicos. Afirman que son centros donde es posible llevar a cabo investigaciones ex situ, pues en los entornos naturales, debido al nivel de degradación de los ecosistemas, no es posible que la supervivencia de especies amenazadas sea viable.

¿Qué funciones deberían cumplir los parques zoológicos?

En la actualidad los zoológicos deben ser recintos que cumplan con una serie de funciones en beneficio de la conservación de la diversidad animal. Las instituciones dedicadas a conservar la fauna deben darle a su trabajo una dimensión conservacionista, recreativa, educacional y científica.

Los zoológicos son reservas de diversidad animal
Los zoológicos ofrecen experiencias únicas de contacto con especies silvestres.

La dimensión divulgativa y formativa que debe tener un zoológico es una de las que mayor importancia tiene. Un parque zoológico debe ser un centro donde sea posible que el visitante establezca un lazo de comunión con el animal que está observando, que sea capaz de involucrarse y comprender que de las acciones que lleve a cabo depende la vida de otro ser vivo.

Algunos investigadores de la fauna silvestre proponen que los zoológicos dejen de ser una suerte de “Arca de Noé” y pasen a convertirse en centros de formación en conservación con una dimensión holística, donde las especies animales interactúen entre sí y con los ecosistemas como una vía para alcanzar la verdadera conservación.

La posibilidad de estar en contacto directo con un ser vivo de fauna silvestre, autóctona o no, debería ser para el ser humano una experiencia única que sería imposible en otra circunstancia, que despierte en él un sentido de pertenencia a un conjunto superior llamado ecosistema.

La posibilidad de que una especie en peligro de extinción pueda sobrevivir, muchas veces pasa por la asistencia del personal científico y técnico que labora en los zoológicos. Los programas de cría avalados por la Asociación de Zoológicos y Acuarios (AZA) y que son puestos en práctica por algunos recintos certificados, están concebidos para evitar la extinción de ciertas especies amenazadas.

Lo que cuentan sobre los zoológicos y no siempre es cierto

La existencia de los zoológicos levanta las voces de quienes defienden estas instituciones y la de los que abogan por su desaparición. Los que alegan que los zoológicos son sitios donde se encuentran animales en situación de reclusión lo hacen basándose en mitos que no tienen un asidero real. Veamos algunos:

En los zoológicos es posible conservar especies amenazadas
Los zoológicos son centros de enseñanza sobre conservación de diversidad.

La verdad es que la mayoría de los animales de los parques zoológicos proviene de algún programa de cría. Las pocas veces en que un animal es sacado de su hábitat y puesto en un zoológico es porque le fue confiscado a quienes trafican con fauna silvestre o porque su condición de salud impedía su viabilidad en su entorno natural.

Esta afirmación proviene de una antropomorfización de los animales, es decir, es la idea de que un animal necesita compañía, tal como los humanos necesitamos estar en comunidad. Muchas especies son solitarias y solo se juntan en momentos puntuales como el apareamiento, como los tigres, los jaguares, osos, búhos, zorros, entre otras.

Esto también es un caso de antropomorfización. ¿Cómo podemos determinar si un animal es “feliz” en la naturaleza? ¿Qué es la felicidad para un animal salvaje? La vida de algunas especies salvajes es bastante estresante. Conseguir alimento o no convertirse en el alimento de un depredador, está muy lejos de ser una vida “ideal” según nuestras expectativas. Si hay algo seguro en un zoológico es el alimento, el agua y la posibilidad de no ser devorado por un depredador.

El personal que trabaja en los parques zoológicos es uno de los más preparados y de los que más formación especializada tienen. Son biólogos, conservacionistas, genetistas y veterinarios. Los puestos de trabajo en los zoológicos no son los que más remuneración obtienen, lo que pudiera ser un indicativo de que su labor responde al amor y a la pasión que sienten por los animales.

Los zoológicos son instituciones que merecen ser amparadas y estimuladas. En sus recintos se hace una labor en favor de la conservación y la supervivencia de la diversidad biológica, que debe protegerse y difundirse. Hay que lamentar entonces, las zonas oscuras de los zoológicos, que existen efectivamente, que sesgan el mensaje que con mayor fuerza se da a conocer entre la población.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: