CARGANDO

Tipo de búsqueda

Calentamiento global Cambio climático Efecto Invernadero Medio ambiente

Los océanos pueden llegar a ser una amenaza para el ser humano

Aunque en ellos se gesta la vida, los océanos hoy pueden llegar a ser una amenaza potencial para la humanidad. Los fenómenos climáticos extremos tienen un claro origen. El cambio climático, originado por el accionar de los seres humanos, está provocando que las aguas oceánicas, donde se gesta parte de la vida, también sean la incubadora donde nacen las más feroces amenazas.

Los océanos pueden llegar a a ser una amenaza

La Tierra es el ecosistema mayor. Un complejo y gran sistema donde los océanos juegan un rol fundamental porque regulan el sistema climático. Estas vastas masas de agua absorben las radiaciones solares y emiten vapor de agua a la atmósfera, por lo que son agentes de regulación del clima del planeta.

Dicho de manera más sencilla. Es gracias a los océanos que hay vida en la Tierra. Sin embargo, por causa de la actual crisis climática, los océanos pueden llegar a convertirse en los verdugos de una parte importante de la población. Tal como lo han venido advirtiendo los científicos, los océanos están absorbiendo, más  o menos, el 90% del calor de la Tierra.

Esta absorción del calor está modificando la química oceánica así como las funciones que cumplen los mares en la regulación del clima mundial. Por lo tanto, son los océanos de la Tierra los que alimentan la formación de huracanes cada vez más violentos, el derretimiento de los glaciares en los polos del planeta y el aumento de los niveles del océano.

Peligro en las costas

Alrededor de un 40% de la población mundial que hace vida a menos de 100 kilómetros de las costas estaría corriendo un grave peligro. Los expertos climáticos al servicio del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC) han venido señalando que, de aquí a 2100, los niveles del mar pueden aumentar entre 30 y 60 centímetros.

Es necesario conocer los peligros del mar
Océanos cada vez más afectados por el cambio climático son un peligro potencial para el ser humano.

Inclusive, si se redujeran de manera muy significativa y ostensible las emisiones de gases de efecto invernadero, el aumento en los niveles del mar es inevitable. Si persiste el actual escenario de emisiones altas, o inclusive moderadas, el aumento de los niveles oceánicos estará entre los 60 y 110 centímetros.

Este aumento en la cota de las aguas de los mares, incrementará el número de eventos donde la marea alta empujará los niveles de los océanos a extremos de grave peligro para las poblaciones costeras e insulares de baja altitud.

Por otro lado, la labor de absorción de casi el 30% de las emisiones de CO2 que con tanta eficiencia lleva a cabo el mar, está impulsando la acidificación de los cuerpos oceánicos. La acidificación, junto con el aumento de las temperaturas del agua, provoca la pérdida de oxígeno, con los consiguientes efectos sobre los ecosistemas marinos.

El océano es proveedor

En los océanos no solo se produce vida, ellos también son los pilares donde descansa buena parte las actividades económicas para su mantenimiento.

La pérdida de oxigeno tiene efectos sobre los ecosistemas del mar, en su biodiversidad, e irremediablemente tendrán un impacto en la economía relacionada con el océano.

Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), lo que se conoce como economía azul, representa una parte esencial del comercio mundial y es el sostén de 6.000 millones de personas en todo el mundo.

Agrega el organismo, que cada año se pierden millones de dólares en mercancías y vidas humanas vinculadas al mar. Esto como efecto de condiciones meteorológicas extremas, entre las que se encuentran los huracanes, vientos fuertes, grandes olas, espesa niebla, hielo marino y rociones congelantes.

A medida que aumenten las temperaturas del clima mundial y el hielo se derrita, los expertos de la OMM aseguran que el transporte marítimo aumentará. Y con él, los peligros. Un mar con menos hielo se hará cada vez más difícil y peligroso para navegar. Porque menos hielo no quiere decir menos peligros, muy por el contrario.

Mejorar los sistemas predicción

Los investigadores y expertos claman por mejorar los sistemas de predicciones meteorológicas. Los pronósticos no solo deben centrarse en anunciar qué tiempo hará, también deben dar a conocer cómo impactará en las actividades y en la vida de los seres humanos.

El cambio climático hace a los océanos peligrosos
El derretimiento del hielo hace que los océanos sean sitios cada vez más peligrosos para la navegación.

El sistema de predicciones no solo es esencial para la navegación marítima. También resulta fundamental para mantener una actividad segura en los puertos, donde hay tráfico de pasajeros y mercancías.

De igual manera, el servicio de predicción marítimo es crucial en labores de emergencia. Los procedimientos dirigidos a búsqueda y salvamento, así como los desastres ecológicos -como los derrames de petróleo o vertidos de químicos- requieren apoyo meteorológico y oceanográfico.

Los sistemas de alerta y pronóstico meteorológico, marítimo y climático funcionan porque hay todo un engranaje que funciona con ese fin. Reciben información de sistemas de observación que actúan de manera coordinada. Satélites y medios in situ son diseñados para ofrecer cada vez mejores predicciones.

Ante el incremento de las temperaturas globales, los océanos pueden llegar a ser una amenaza muy grave para la humanidad. Toca no solo frenar el aumento de las emisiones de CO2, también es urgente mejorar los sistemas de los servicios de predicción meteorológica y de observación de los mares. Solo de esa manera será posible poner a salvo a las poblaciones costeras y evitar los peligros de alta mar para la navegación.

Etiquetas: