CARGANDO

Tipo de búsqueda

Biodiversidad Medio ambiente Naturaleza

Los cementerios son reservas de biodiversidad única que es necesario conservar

Lejos de lo que podría pensarse, los camposantos no son sitios donde reina la muerte y el silencio eterno. Varios estudios, hechos en distintos años, han determinado que los cementerios son lugares ricos en biodiversidad. Como una paradoja de la naturaleza, gracias a la muerte, en los cementerios resurge la vida con nuevos bríos y fuerzas.

Los cementerios son reservas de biodiversidad

Las necrópolis son como islas ecológicas, donde se desarrollan variadas formas de flora y fauna. El celo con el que los seres humanos cuidan y protegen sus cementerios, así como su escaza presencia, ha permitido que sean zonas donde el desarrollismo y la actividad humana no tienen cabida.

En los cementerios de cualquier gran ciudad es posible encontrar distintas especies animales y vegetales. En esos lugares, quienes visitan a sus deudos pueden constatar que la vida es un constante fluir. De pequeños invertebrados a animales superiores, desde hongos y algas hasta grandes cipreses, todos reunidos como testimonio de la naturaleza vibrante.

Esta realidad, que cualquiera puede constatar, acaba de ser ratificada por un estudio llevado a cabo en la provincia china de Hebei. En esa localidad, cada año por primavera, los deudos acuden a pequeños cementerios familiares a honrar a sus difuntos. Estas parcelas están ubicadas en medio de inmensos sembradíos de trigo.

Una vez terminadas las honras, el sitio vuelve a quedar solo hasta el año siguiente. En ausencia de los humanos vivos, la naturaleza fluye a solas y en libertad. Los investigadores comprobaron que estos pequeños cementerios permanecen como una suerte de burbujas de biodiversidad en medio de los grandes monocultivos mecanizados.

Lo que hallaron los investigadores

Los autores del estudio encontraron que en esos reductos dentro de los extensos campos de cultivo, la riqueza botánica era mayor conforme aumentaba la edad y la extensión del cementerio. Esta cualidad se observaba incluso en los cementerios más pequeños.

En los cementerios hay biodiversidad única
En algunos cementerios es posible encontrar una rica diversidad biológica, incluso especies vegetales casi extintas.

De igual forma, el estudio concluyó que ese conglomerado de cementerios familiares podría ser fundamental para conservar la diversidad biológica y las funciones de los ecosistemas en tierras dedicadas a los monocultivos. En un país como China, donde cada pedazo de tierra se aprovecha para cultivar, este hallazgo es muy importante.

Proponen igualmente los investigadores, que desde las instancias de gobierno local o nacional, se promuevan políticas públicas para la conservación de estos espacios como “islas de hábitats seminaturales”, de gran valor para la conservación de la biodiversidad y reflejo de la cultura local.

La ciencia ya tiene varios años estudiando cómo los cementerios son, ciertamente, sitios ideales para la conservación de la naturaleza y su riqueza. En el año 2015, por ejemplo, un grupo de científicos descubrió que en un cementerio de Turquía prosperaba una particular especie de orquídea.

En el año 2008, en Bangladesh, un estudio determinó que en un cementerio de ese país se encontró una gran variedad de plantas medicinales.

Cementerios protegidos

En Estados Unidos, específicamente en el estado de Illinois, existen unos camposantos muy antiguos, donde reposan los restos de los primeros colonos llegados de Europa. Las autoridades locales incluyeron estos cementerios en el Inventario de Áreas Naturales del estado. La razón de este estatus es que es que dichos cementerios albergan parches de vegetación casi extinta.

Hasta diciembre de 2020, más de 40 cementerios han sido incluidos en el Inventario por ser reservas de la flora de pradera y sabana de alta calidad.

Cuentan los expertos locales, que estas iniciativas se llevan a cabo como un reconocimiento al valor y la riqueza de los camposantos locales. Afirman que en ellos es posible apreciar cómo era la naturaleza cuando los colonizadores europeos llegaron al nuevo continente.

Estos sitios son conservados con celo porque se ha descubierto que los polinizadores visitan más las flores del cementerio que las plantas de los cultivos locales.

Las abejas del cementerio

Para finales del año 2020, el portal web del diario La Vanguardia reseñaba la puesta en funcionamiento de un apiario didáctico dentro de las instalaciones del cementerio de la comarca de Roques Blanques, en Cataluña, España. Agrega la nota que fue colocado también, aparte del apiario, un jardín con plantas melíferas de la región como lavanda, romero, tomillo y salvia.

Los camposantos son reservas de diversidad biológica
Los polinizadores sienten predilección por la flora de los cementerios.

Según los promotores de la idea, el objetivo de este apiario dentro del camposanto es promover la conciencia sobre la importancia de conservar las abejas, un polinizador crucial para el sostenimiento de la vida que se encuentra en peligro grave de extinción.

Esta necrópolis ha asumido que sus instalaciones se encuentran dentro de un entorno natural de características únicas. Esta ubicación los obliga a desarrollar estrategias de conservación y promoción de esa riqueza.

La iniciativa cobra mayor pertinencia por la proximidad del cementerio a grandes núcleos urbanos. Esta cercanía hace que las amenazas como la contaminación y el cambio climático se ensañen con mayor fuerza contra la biodiversidad local.

Los cementerios son enclaves naturales que hay que preservar  

Acciones de protección como la del cementerio de Illinois no son las más comunes. De hecho, los pequeños camposantos en la provincia china de Hebei no están protegidos y corren el riesgo de desaparecer avasallados por el avance de las tierras de cultivo. Esto sería muy lamentable, puesto que se estarían perdiendo algunas de las últimas reservas de plantas nativas.

Los investigadores insisten en la necesidad de ampliar los estudios sobre el papel que cumplen los cementerios como reservas de biodiversidad única. Este exhorto es más necesario en países donde las tierras de cultivo avanzan conforme crece la población, como es el caso de China.

Etiquetas: