CARGANDO

Tipo de búsqueda

Calentamiento global Cambio climático

Las olas de calor marinas arrasan con la biodiversidad

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

El mar, con cada vez más frecuencia, se calienta más de lo normal, por más tiempo también, y eso no es nada bueno. De hecho, es una muy mala noticia. Al derretimiento de los polos y al aumento de los niveles de las aguas se les suma un fenómeno conocido como olas de calor marinas.

Que son las olas de calor marinas

Se trata de un aumento inusual y extremo en las temperaturas de determinadas áreas de la superficie de los mares y que puede persistir durante días o meses. Todavía este fenómeno es objeto de estudio exhaustivo, sin embargo algunas investigaciones ya llevadas a cabo sugieren que esta subida de las temperaturas de las aguas marinas es una consecuencia del calentamiento global y el cambio climático.

El calentamiento de la superficie de la tierra se estudia de manera intensa y, con bastante frecuencia, se difunden a través de los medios de comunicación los resultados obtenidos. Sin embargo, esta actividad inusual en las temperaturas de las aguas marinas se estudia desde hace relativamente poco tiempo y se difunde poco. 

En diciembre de 2019, el portal de noticias CNN recogió una noticia que daba cuenta de una enorme masa de agua con temperaturas más altas que el promedio en el Pacífico Sur, frente a las Costas de Nueva Zelanda. Dice la nota que “la mancha” de agua caliente, de casi un millón de kilómetros cuadrados, se podía observar desde el espacio con satélites.

También en 2019 pero en el mes de septiembre, los medios informaron sobre una ola de calor marina en el Pacífico nororiental. La temperatura de la superficie era cinco grados superior a la medición promedio.

En su momento causó alarma pues si persistía podría haber ocasionado los mismos efectos que tuvo una manifestación conocida como The Blob (La mancha), que entre 2014 y 2016 produjo la floración de especies de algas tóxicas y la muerte en masa de especies animales como leones marinos y ballenas.

Por qué se producen las olas de calor marinas

Si bien las olas de calor marinas son objeto reciente de estudio, y todavía son más numerosas las preguntas que las respuestas con respecto a esta preocupante manifestación, en algo coinciden casi todas las opiniones expertas: son producto del calentamiento global y el consecuente cambio climático y aumentarán en frecuencia en la misma medida en que se calienta el planeta.

Efectos de las olas de calor marinas sobre los ecosistemas
El fenómeno se presentará cada vez con más frecuencia e intensidad y serán más perdurables.

Fenómenos climatológicos como El Niño, sumados a vientos débiles y masas de aire caliente, pudieran ser la conjunción necesaria para que se formen las olas de calor marinas.

Un estudio publicado en Nature demostró la frecuencia y la duración de las olas de calor marinas aumentaron significativamente en las últimas décadas.

En el periodo que va de 1925 a 2016, la frecuencia y la duración de las olas de calor en el mar aumentaron en un 54 por ciento. Advierte el estudio que el fenómeno se presentará cada vez con más frecuencia e intensidad y serán más perdurables.

Sus efectos son para preocuparse

Si un aumento en las temperaturas en el planeta supone una grave alteración de los ecosistemas, con consecuencias nefastas para la vida, el aumento de la temperatura de los océanos también puede afectar de manera dramática la vida en el fondo marino. Veamos cómo afecta la aparición cada vez más frecuente de las olas de calor marinas.

Cuales son los efectos de las olas de calor marinas
La afectación de los ecosistemas marinos trae serias consecuencias para la vida de los seres humanos.
  • Blanqueamiento de corales. Los arrecifes coralinos son especialmente vulnerables a los cambios de temperatura de las aguas. Estos organismos están presentes en menos del uno por ciento del océano, pero albergan a una cuarta parte de las especies marinas. Cuando perciben un aumento en la temperatura del agua, comienzan a expulsar las algas simbióticas y a los peces que viven ahí e inician el proceso que se conoce como blanqueo de coral.
  • La muerte y descenso de los arrecifes coralinos también ocasiona que las tormentas tropicales sean aún más devastadoras para las costas, pues estas formaciones actúan como una barrera de protección frente a la furia de las olas.
  • Menos comida. Para las economías que dependen del mar, el descenso en la biodiversidad marina, como consecuencia del aumento en la temperatura de los océanos, significa un revés. En algunas regiones que padecen olas de calor marinas y además sobrepesca, el descenso de la población de peces aptos para el consumo humano sobrepasa el 30 por ciento.
  • Dióxido de carbono en aumento. La desaparición de los corales, los bosques de algas o las praderas marinas de Australia pueden tener como consecuencia que todo el carbono absorbido por los océanos en las últimas décadas, un 26 por ciento aproximadamente del total, se libere a la atmósfera como consecuencia inmediata de la muerte del ecosistema.

El fenómeno de las olas de calor marinas debe ser seguido y monitoreado de cerca. Las consecuencias del aumento de las temperaturas de las aguas oceánicas, repercute de manera negativa en la biodiversidad y en consecuencia en la vida y en la economía de los países y poblaciones que dependen de los ecosistemas marinos.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: