CARGANDO

Tipo de búsqueda

Calentamiento global Cambio climático Efecto Invernadero Medio ambiente

Las inundaciones en Alemania tienen varias causas, pero la más importante es el cambio climático

Este verano está siendo especialmente cruento con Alemania. Impresionantes y devastadoras inundaciones, calificadas como históricas, han arrasado con poblaciones enteras a su paso. Los fallecidos superan el centenar y hay decenas de desaparecidos. Mientras, continúan las labores de rescate y muchos ya han abierto el debate sobre las posibles causas del desastre.

Causas de las inundaciones en Alemania

Debido a las intensas y copiosas lluvias, dos de los embalses más grandes de Alemania, el Rurtalsperre y el Steinbachtalsperre, cedieron y se desbordaron. Por su parte, la presa de Steinbachtalsperre, ubicada también en la región de Renania del Norte-Westfalia, recibió tal volumen de agua que el hormigón empezó a resquebrajarse.

Ante un desastre mayor, las autoridades decidieron evacuar a la población de las aldeas cercanas a la presa. Otras poblaciones también se encuentran amenazadas ante un eventual colapso de otros embalses. Aunque el panorama es de una devastación sin precedentes, algunas voces, zanjando cualquier discusión a que haya lugar, ya han dicho que son ciclos naturales del clima.

Sin embargo, las imágenes y el testimonio de los sobrevivientes son contundentes: nunca se había visto algo parecido y, sin dudas, las cosas están cambiando en cuanto al clima.  Dieter Gerten, climatólogo de la Universidad de Potsdam, explica a la agencia EFE, que inundaciones como las ocurridas al oeste de Alemania serán cada vez más frecuentes y de carácter extremo.

Se veía venir

Agrega el experto que los modelos climáticos han previsto este escenario desde hace años como una consecuencia del calentamiento global. Según las simulaciones climáticas y por principios físicos básicos, era de esperarse que algo como lo que está ocurriendo en Alemania sucediera. Aunque no se pueda decir, de manera exacta, cuándo, dónde ni de qué magnitud, sí serán más frecuentes.

El cambio climático y las inundaciones en Alemania
Las inundaciones en Alemania tienen varias causas, pero todas tienen en común los daños a la naturaleza.

Para el investigador, existen claras evidencias de que el cambio en los patrones climáticos es una realidad. Y esa modificación en el clima obedece a la subida de las temperaturas globales, que en los últimos años se ha intensificado por el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero.

En ese mismo sentido, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) de España, también afirma que las inundaciones de Alemania y Bélgica están relacionadas con el cambio climático. Añade la institución que en el futuro cercano estas manifestaciones, caracterizadas por extremos, serán cada vez más cruentas y más seguidas.

Ahora, los portavoces de la Aemet, dejan claro que habrá que hacer evaluaciones más específicas para determinar cuál es el porcentaje atribuible al cambio climático en las inundaciones de Alemania.

Otras opiniones apuntan, además del cambio climático, a un rosario de malas prácticas. Falta de previsiones, mala gestión de riesgos, construcciones en sitios inadecuados, son algunas de las causas que contribuyeron a darle forma a esta catástrofe.

De igual manera, la Organización Meteorológica Mundial ya ha dicho que este verano será de extremos. El hemisferio norte del planeta, estará marcado por la sequía y las altas temperaturas, mientras en otras latitudes las inundaciones y los incendios marcarán la pauta.

El calentamiento de la Tierra tiene que ver

Aunque muchos lo nieguen, sobre todo, desde partidos políticos de extrema derecha, las inundaciones obedecen al calentamiento global. Aún no es posible afirmar, de manera categórica, que este acontecimiento, en particular, obedece al cambio climático. Sin embargo, las manifestaciones extremas del clima se hacen más frecuentes e intensas por el aumento de las temperaturas globales.

Si bien la región más afectada está acostumbrada a fuertes lluvias, en esta ocasión todo fue muy distinto. Jean Jouzel, climatólogo y exfuncionario del IPCC, explica a la agencia AFP que “Masas de aire, cargadas de abundante agua, quedaron bloqueadas en altitud por temperaturas frías que las hicieron estancarse durante cuatro días en la región”.

Esta situación provocó que entre el 14 y el 15 de julio las lluvias alcanzaron los 100 y los 150 milímetros, es decir, en dos días cayó la misma cantidad de agua que en dos meses de precipitaciones, según las estimaciones de la Organización Meteorológica Mundial.

Un cóctel muy peligroso

Las catastróficas inundaciones registradas en el oeste de Alemania y Bélgica responden a una cadena de hechos cuyos impactos se están viendo en el número de fallecidos, heridos y desaparecidos, así como en la pérdidas materiales y de infraestructura.

Por un lado, el aumento de las temperaturas de la Tierra eleva la evaporación del agua de océanos y ríos, lo que a su vez produce mayores masas de agua en la atmosfera.

Inundaciones en Alemania y el calentamiento global
Es necesario determinar el alcance de las acciones llevadas a cabo por el ser humano en el medioambiente.

Por otro lado, los cursos de agua que esta vez se salieron de su cauce son pequeños ríos y afluentes. Estos cuerpos de agua no están preparados para recibir tal cantidad de agua y no cuentan con orillas altas, como ocurre con el Rin, por ejemplo.

Igualmente, el proceso de acelerado urbanismo que ha registrado la región más afectada también se ha señalado. Diversas opiniones aseguran que, probablemente, hace 40 años no hubiese habido la misma cantidad de víctimas.   

Algunos especialistas y medios de comunicación han cuestionado el papel de las autoridades en materia de prevención de catástrofes. Aseveran que la población no recibió alertas tempranas de lo que podría ocurrir. No obstante, hay personas que han defendido el trabajo de los analistas de riesgo. Las advertencias fueron hechas, pero no se tomaron en serio.

Diarios alemanes destacaron que hay poca sensibilización entre la población sobre los riesgos que se corren en escenarios de fuertes lluvias. Muchos de los muertos fueron encontrados en los sótanos. Esto hace pensar que obviaron una de las primeras recomendaciones que se hacen en estos casos: no bajar a los sótanos.

Al parecer, las causas de las inundaciones en Alemania son varias. Pero todas tienen algo en común: la acción y la inacción del ser humano. Un calentamiento global de origen antropogénico, sistemas de alerta que no funcionaron, procesos de urbanización descontrolados. Todos tienen como hilo conductor la insistencia de los gobiernos y la ciudadanía de vivir de espaldas a la naturaleza y sus señales.

Etiquetas:

A continuación