CARGANDO

Tipo de búsqueda

Animales

Las granjas de visones son centros de maltrato animal y focos de coronavirus

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

Como un calvario podría ser descrita la vida de algunos animales apenas nacen. Son sometidos a crueles prácticas para satisfacer el afán de lucro de unos y la vanidad de otros. El maltrato animal en granjas de visones es una muestra de eso.

maltrato animal en granjas de visones

Desde hace al menos una década, los medios de comunicación recogen, de manera descarnada y muy gráfica, lo que ocurre en el interior de recintos dedicados a la cría de visones americanos. Criaturas que nada más nacer son hacinadas en minúsculas jaulas, luego son asfixiados con gas, y una vez muertos, se les arranca la piel.

Pero el horror de la industria de los visones no se limita solo al maltrato animal. Las granjas además de centros de tortura, son focos de infección de Covid-19, tal como se denunció en abril del 2020 en Holanda. El virus ya se ha extendido a otras granjas de Europa y los científicos no descartan que en estas granjas se produzcan mutaciones más letales del virus.

Se desconoce el número exacto de animales sacrificados cada año, pero algunas estimaciones ubican ese número entre 40 y 60 millones de animales en todo el mundo. De esa cifra, la mayoría se cría en granjas industriales de pieles, donde diversas organizaciones sensibilizadas han documentado un catálogo de prácticas absolutamente dantescas.

Las granjas de los horrores

Confeccionar abrigos y artículos de lujo con el pelaje de los visones, es un lucrativo negocio que existe porque hay una demanda muy fuerte. Casi todas las granjas se encuentran en el ámbito de la Unión Europea, y en países como China, Estados Unidos y Canadá la industria de la peletería está creciendo y demanda materia prima.

Las granjas de visones son focos de coronavirus
Las granjas de visones son centros de maltrato animal.

En la elaboración de un abrigo de visón se necesitan de 50 a 60 visones. Para que sea posible bajar los costos de producción, los animales son puestos a vivir durante toda su corta vida en jaulas donde apenas hay un mínimo espacio para moverse. Los visones de granja jamás llegan a correr o a nadar, siendo esta última una actividad esencial para ellos por ser un animal semiacuático.

El confinamiento en tan poco espacio provoca en los visones un estrés muy intenso. Este profundo agobio los conduce a tener conductas absolutamente anómalas en los visones, como la automutilación y el canibalismo. Se han reportado incluso casos de infanticidio, donde las madres se comen a sus crías. Todo esto como consecuencia de la reclusión.

Existen varios métodos para el sacrificio pero todos comportan una gran dosis de sufrimiento para el visón. En algunas granjas gasean a los animales con dióxido de carbono o nitrógeno, en otras usan métodos “más humanos” como inyecciones de hidrato de cloral o pentobarbital. Con el afán de lucro por delante, bajan los costos y los métodos usados siempre le causan sufrimiento al animal.

Posibles transmisores de coronavirus

Holanda fue la primera localidad donde se registraron, en abril de este año, los primeros casos de coronavirus en las granjas de visones americanos. Una tasa de muertes más alta de lo habitual y los problemas respiratorios presentados, pusieron en alerta a las autoridades sanitarias.

Desde entonces se está tratando de esclarecer si las granjas son focos de transmisión del virus de la Covid-19, lo que supone un grave riesgo para los humanos. Hasta ahora se contabilizan más de 20 granjas contaminadas.

Estudios elaborados por epidemiólogos holandeses han llegado a determinar que los visones de granjas son muy susceptibles al contagio de la enfermedad y que la trasmisión de la infección dentro de las granjas es muy rápida. De igual manera se pudo constatar que lo más probable es que el virus haya sido introducido por un humano infectado.

Aunque este último no es un dato confirmado, lo que sí es un hecho ya comprobado es que, al menos en Holanda, dos trabajadores de una granja de visones se infectaron por una transmisión directa de los visones americanos. Los investigadores advierten que las granjas pueden ser reservorios y en ellas se podrían producir mutaciones del virus.

Deben cerrar

Mantener abiertas las granjas de visones americanos es perpetuar el maltrato animal. Además, esta especie no solo representa una bomba de tiempo de enfermedades infecciosas sino que está catalogada como una especie invasora que podría acarrear fuertes impactos en la biodiversidad de Europa.

Las granjas de visones deben cerrar
Mantener abiertas las granjas de visones pone en riesgo la salud de los humanos y pone en peligro la biodiversidad.

Las granjas de visones están prohibidas en varios países europeos. En Reino Unido, Croacia, Austria, Suiza y Holanda y Japón los centros de crías de estos animales han sido condenados. No obstante en España, por dejadez de la ley, tanto de la administración central como las autonómicas, muchas granjas de empresas extranjeras se han asentado en el país ibérico.

Si bien el número de granjas en España ha disminuido, esto ha provocado que las pocas que quedan intensifiquen la producción, lo que aumenta de manera considerable la posibilidad de que se produzcan fugas de animales, con las consecuencias en los ecosistemas que eso tendría.

El maltrato animal en granjas de visones es una lacra que debe ser extinguida. No es ético ni sano mantener abiertos estos centros de tortura, pues además representan posibles focos de contagios de enfermedades zoonóticas y peligros para la biodiversidad local.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: