CARGANDO

Tipo de búsqueda

Desarrollo sostenible Energías renovables

Las energías renovables no serán suficientes para cubrir la demanda actual

El petróleo, la principal fuente de energía del mundo, se está agotando. Para el año 2030, las reservas empezarán a escasear, lo que provocará una crisis multidimensional y global. El científico Antonio Turiel advierte que, ante ese panorama, las energías renovables no serán suficientes para cubrir la demanda de energía de un mundo excesivamente dependiente del llamado “oro negro”.

Las energías renovables no serán suficientes para cubrir la demanda

Antonio Turiel, doctor en Física Teórica e investigador del Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) de Barcelona, y autor del libro Petrocalipsis (editorial Alfabeto), señala que las inversiones en materia de energías renovables no se han hecho con tiempo y no podrán cubrir la demanda de un sistema económico levantado sobre la base de los combustibles fósiles.

Turiel, uno de los expertos en crisis energética más calificados, escribió Petrocalipsis, un ensayo hecho en tono de exhorto. Dice no tener recetas ni soluciones, solo cuestionamientos, que ante una crisis sistémica lucen más que pertinentes.

¿Es posible que las energías renovables representen una solución ante el colapso energético? ¿Qué impacto medioambiental tienen las llamadas energías verdes? ¿Cómo debería ser un planeta Tierra sin la energía del petróleo?  

Para el científico, las inversiones que se han hecho en energías renovables han llegado con retraso. En su análisis, el matemático nacido en León, España en 1970, señala que la humanidad no va a lograr superar una crisis producto de la escasez de petróleo. Asegura que los países solo se han limitado a ofrecer lo que él califica como “falsas soluciones”.

La era del petróleo debe tocar a su fin

Con la llegada de la pandemia de Covid-19 los precios del petróleo cayeron en barrena hasta cifras en negativo. Ese escenario plantea una crisis de alcance global en todos los niveles. Algunos expertos subrayan que la caída en los precios del petróleo no significan en modo alguno el fin de los combustibles fósiles.

Aunque producir energía alternativa es mucho más limpio, estas también tienen un impacto en el medio ambiente.
Aunque producir energía alternativa es mucho más limpio, estas también tienen un impacto en el medio ambiente.

Afirman, que una vez superada la peor parte de la crisis sanitaria, la actividad económica se reanudará y el sector petrolero volverá a sus actividades y a su ritmo habitual. Esta crisis puntual le plantea a la humanidad una disyuntiva ¿Se reactiva el capitalismo dependiente del petróleo o se transita hacia nuevos paradigmas basados en el desarrollo sostenible?

Para el doctor Turiel es necesario aprovechar este freno en la economía mundial para actuar de manera audaz. La producción de petróleo seguirá cayendo durante las próximas décadas y lo que mejor podemos hacer es adaptarnos, todos en conjunto, para que la crisis energética que está por venir no sea más difícil y complicada de lo que ya es.

Dice el investigador que no hay soluciones sencillas. Este escenario que planteó la pandemia se esperaba que ocurriera para luego de 2030, por lo que actuar con rapidez es imperativo.

Las energías renovables no son suficientes…para este sistema

Para el sistema económico capitalista, basado en el desarrollismo y el crecimiento, las energías renovables no funcionan. La energía solar, la eólica o la hidroeléctrica son muy limitadas en cuanto a producción de energía. El potencial de las energías alternativas solo puede abastecer del 30% del total de la energía que se consume actualmente en el planeta.

Además, las energías verdes tienen el inconveniente de los materiales, pues la mayoría usa materia prima que no es abundante y cuya extracción o producción están severamente cuestionados. Tal es el caso de los agrocombustibles, o los materiales como el coltán o las tierras raras.

Asegura Antonio Turiel que hay que empezar a hablarles de manera clara a las personas. Todos los proyectos de energías renovables tienen un impacto en el medioambiente. Los embalses necesarios para las hidroeléctricas pueden modificar el clima local, los aerogeneradores afectan la biodiversidad de aves y la producción de paneles solares se hace en hornos de carbón.

Hay que cambiar el paradigma de desarrollo. Stephen Corry, un analista del tema energético y medioambiental con una mirada crítica, dice que no hay soluciones mágicas, que el mundo no estará a salvo solo trocando petróleo y carbón por agua, sol y viento.

Es el modelo

Lo que está en el fondo del asunto de los límites de las energías renovables es el modelo económico hegemónico. Es necesario plantearse si este modelo es viable, si es posible seguir el ritmo de producción y consumo que venimos sosteniendo. Las soluciones no pueden ser solo técnicas o científicas. Lo social y lo político también deben ser tenidos en cuenta en la discusión.

Las energías limpias no son suficientes para el actual sistema económico
El sistema económico debe cambiar. Debemos decrecer para adaptarnos al colapso del petróleo.

Stephen Corry carga contra el modelo sin ambages. Las desigualdades entre una ínfima minoría de privilegiados que consumen más recursos en una semana que lo que consume un habitante del Sur Global en dos años, o la falta de alimentos en regiones del planeta donde no existen grandes industrias contaminantes, son asuntos que deben obligar a una reflexión.

Por su parte, Antonio Turiel dice que el actual modelo tiene que cambiar. Pero si no lo cambiamos los seres humanos, la naturaleza nos va a obligar de muy mala manera. Queramos o no, hay que replantearse el estilo de vida occidentalizado y dependiente una fuente de energía que ya empezó a dar muestras de agotamiento.

Ante el colapso de las energías fósiles y el actual modelo de consumo, las energías renovables no serán suficientes para continuar creciendo económicamente. Debemos comprender que es necesario decrecer o al menos hacer una pausa. Es un crimen o una especie de suicidio colectivo seguir pensando que es posible el crecimiento infinito en un planeta de recursos finitos.

Artículos Relacionados

Etiquetas: