CARGANDO

Tipo de búsqueda

Consumo ético Desarrollo sostenible

La Soberanía Alimentaria es garantía de alimentos y respeto por el hábitat

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

El derecho que tienen los pueblos a decidir la forma en que producen sus alimentos y cómo los consumen, lejos de las imposiciones de las grandes trasnacionales de la agricultura y los alimentos, se llama Soberanía Alimentaria (SA). Este derecho se encuentra vinculado de manera estrecha con el respeto por el medioambiente, los ecosistemas locales y el avance hacia un desarrollo sustentable.

Cómo se alcanza la soberanía alimentaria

Superar el actual modelo de producción y consumo alimentario, basado en la idea de que los alimentos son una mercancía, que explota los recursos de la tierra de manera indiscriminada y empobrece a los productores de alimentos, es el principal objetivo de la Soberanía Alimentaria.

El patrón que predomina en la actualidad para producir y consumir alimentos, es uno que hasta ahora privilegia las ganancias de los intermediarios por encima de los productores. También considera que los alimentos son una mercancía y no un derecho humano, contamina los ecosistemas con prácticas como los monocultivos, el uso de agrotóxicos y extensas cadenas de distribución. Prácticas estas que a largo plazo provocarán más escasez e inseguridad alimentaria de la que ya existe.

Este concepto de Soberanía Alimentaria nace en el seno de varias organizaciones y colectivos sociales, entre ellos La Vía Campesina (LVC) quienes elevaron la propuesta a la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), y que recoge una serie de postulados orientados a darle un sentido distinto a la producción, comercialización y consumos de alimentos.

Tener Soberanía Alimentaria implica que los pueblos, sus ciudadanos, puedan tener el poder de decidir, tener en sus manos la posibilidad de asumir cómo alimentarse y con qué productos. Significa tener el poder de privilegiar los alimentos que se producen de manera local, respetando el hábitat y las costumbres locales y donde productores y consumidores establezcan un vínculo más social y corresponsable, más allá de la relación puramente mercantil.

En el año 2007, en el marco del Foro para la Soberanía Alimentaria celebrado en Mali, se da a conocer un documento contentivo de la Declaración de Nyeleni, bautizado así en honor a una campesina maliana que logró asegurar la alimentación para su pueblo mediante prácticas sostenibles. En ese documento fundamental queda acuñado el término Soberanía Alimentaria y en él se recogen los postulados más importantes sobre dicho concepto.

¿Qué dice la Declaración de Nyeleni?

Este documento es un compromiso que asumen los responsables primarios y originarios de la producción de alimentos, los proveedores que con su trabajo llevan alimentación a los pueblos.

Qué significa tener Soberanía Alimentaria
La comida no puede ser tratada como mercancía y por tanto debe ser accesible a todos.

Según lo que reza el texto, la Soberanía Alimentaria establece las siguientes premisas:

La alimentación es una necesidad básica del ser humano y debe ser garantizada más allá de un asunto comercial. La comida no puede ser tratada como mercancía y por tanto debe ser accesible a todos y que garantice nutrición de calidad.

Quienes producen, distribuyen y consumen alimentos deben ser la prioridad en la implementación de políticas públicas, por encima de corporaciones y trasnacionales que solo atienden las exigencias de los mercados financieros y especulativos.

El concepto de soberanía alimentaria busca reducir la distancia entre productores y consumidores de alimentos. Igualmente condena prácticas como el “dumping” o los subsidios inadecuados que buscan quebrar a los productores más vulnerables. Rechaza el control de corporaciones ajenas al territorio que no asumen responsabilidades ni se vinculan con las poblaciones locales.

Ni de la tierra ni de los recursos naturales. Quienes están encargados de la producción de alimentos deben tener pleno acceso a tierras, agua y semillas que garanticen que cada ser humano pueda alimentarse de manera segura.  

Principales conflictos por el agua
Conflictos por el agua

Para conocerlo, haz click sobre la imagen

Promueve el conocimiento ancestral y se apoya en la investigación para transmitir esos conocimientos a las generaciones futuras. Que los consumidores puedan conocer qué alimentos están llevando a la mesa y cómo fueron producidos.

La soberanía alimentaria le otorga una importancia fundamental a los procesos de producción, distribución y consumo de alimentos apegados de manera irrestricta a la sostenibilidad ambiental y el respeto a los ecosistemas. En tal sentido, prácticas como el monocultivo o la pesca de arrastre y otros métodos destructivos deben ser rechazados.

La noción de soberanía alimentaria le otorga especial importancia a la modificación de las relaciones entre los distintos actores de la sociedad, derribando desigualdades y relaciones de dominación entre hombres y mujeres, pueblos y clases sociales.

¿Cómo se alcanza la Soberanía Alimentaria?

Gozar de Soberanía Alimentaria es una tarea que tiene pendiente buena parte de la humanidad. Hasta ahora el modelo de producción y consumo de alimentos está basado en la explotación de los recursos naturales, los suelos y las fuentes de energía, con el único fin de beneficiar a las corporaciones que no están para nada interesadas en promover una alimentación sana y al alcance de todos.

Qué importancia reviste la Soberanía Alimentaria
La Soberanía Alimentaria requiere de la toma de decisiones de carácter político.

Llegar a un estadio donde la salud, la naturaleza y los recursos sean respetados, donde cada pueblo pueda decidir qué alimentos ingiere y en qué condiciones, requiere de la toma de decisiones de carácter político y social que sin duda encontrará resistencia desde los centros de poder económico y financiero.

Un avance hacia la Soberanía Alimentaria redundará en un cambio de un modelo económico y de gobernanza que hasta ahora ha sido insuficiente para satisfacer la demanda de alimentos para todos, además del impacto devastador, en términos medioambientales, que dicho modelo ha significado para el planeta. Es un camino que todavía está en construcción, pero es necesario y posible.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: