CARGANDO

Tipo de búsqueda

Arte ambiental Desarrollo sostenible Ecología

La Orquesta de la Música del Reciclaje es la unión de la música, inclusión social y sostenibilidad

Es bien sabido que de la basura se obtienen tesoros. También se sabe que existen personas que han logrado convertir los residuos en oportunidades. El proyecto Orquesta de la Música del Reciclaje es una iniciativa que confirma con elocuencia estas dos premisas.

Proyecto Orquesta de la Música del Reciclaje

Gracias a este programa, promovido por la organización Ecoembes, cientos de jóvenes pueden obtener formación musical, valores para la vida y sensibilidad hacia el medioambiente. En la Orquesta de la Música del Reciclaje se coloca el acento en la formación integral de los jóvenes que se encuentran en riesgo de exclusión social.

Lo que más llama la atención de esta experiencia es que la música se enseña con instrumentos hechos a partir de material reciclado. Los chicos, aparte de aprender sobre el lenguaje universal de la música y el valor de la superación personal, se les inculcan el amor y el cuidado por el medioambiente.

La idea de la Orquesta de la Música del Reciclaje encontró inspiración en la Orquesta de Instrumentos Reciclados de Cateura. Una experiencia nacida en Paraguay y que ha llevado por todo el mundo su particular sonido, surgido de instrumentos musicales hechos con materiales rescatados de un vertedero.

Víctor Gil, director de la Orquesta de la Música del Reciclaje, habla con emoción de este proyecto en palabras recogidas en la página web de la Orquesta. Cuenta que la institución cree en la posibilidad de construir un mundo distinto, uno donde el manejo de los residuos o la exclusión social no sean un problema.

Rescatar materiales de la basura para rescatar seres humanos

Muy a menudo, el ser humano es capaz de trasformar su realidad valiéndose de la adversidad que le tocó enfrentar.

En Paraguay, cerca de su capital, Asunción, existe una población llamada Cateura, cuyo paisaje está marcado por la basura. La localidad se encuentra levantada prácticamente sobre un vertedero de residuos, y esta vecindad influye en la esencia y en las actividades cotidianas de esta comunidad.

A Cateura, todos los días son enviadas toneladas de basura desde Asunción. Los pobladores que hacen vida sobre el relleno sanitario, han hecho de éste su principal fuente de sustento. Una parte de la población se dedica al reciclaje de botellas de plástico y de otros materiales que allí se encuentran.

La basura, la exclusión, la pobreza extrema y las altas tasas de delincuencia juvenil son realidades tan pesadas como losas. Sin embargo, la voluntad inquebrantable que habita en todos los seres humanos, viene logrando que en Cateura la adversidad sea una oportunidad, la más hermosa de todas, quizá.

Todo empezó con un violín

La pobreza es un pesado fardo que anula por completo la esperanza. Donde hay pobreza, hay exclusión y faltan la educación y la noción de futuro. En un ambiente así, es muy fácil que la juventud sea presa del delito en todas sus variantes. Cateura es una comunidad que sabe bastante de esa realidad.

De los residuos puede salir música
En los desechos es posible hallar materiales útiles que pueden ser usados en nuevos artículos.

Sin embargo, en ocasiones la suerte y las cosas buenas les ocurren a los pobres. Un día, uno de los recicladores de Cateura, de nombre Nicolás Gómez y apodado por sus amigos como Colá, se encontró un violín entre los residuos. Decidió no desecharlo y lo reparó. Fue el primero de muchos instrumentos con los que se armaría la Orquesta de Instrumentos Reciclados de Cateura.

A partir de ahí, varios tipos de desechos se convirtieron en instrumentos musicales. Tuberías que se transformaron en saxofones. Tenedores, cuchillos y monedas que hacen las veces de teclas. Botes de lata o placas de horno empiezan una segunda vida como violines y placas de radiografías que vibran en una batería de percusión.

La experiencia de Cateura ha recorrido el mundo y ha sido recogida en varios documentales y reportajes. Por fortuna, el reconocimiento nacional e internacional no les ha sido esquivo. Cateura no ha salido de la pobreza, pero su esfuerzo y su dignidad son valorados positivamente fuera y dentro de Paraguay.

En 2016, el gobierno de Paraguay inició un proceso de titulación de tierras y construcción de viviendas.

El viaje de Cateura, desde el vertedero al reconocimiento mundial, fue recogido en el documental Landfill Harmonic, hecho en 2016 por el realizador anglo-canadiense Graham Townsley.

Una experiencia para replicar

En el año 2014, luego de una gira por España de la Orquesta de Instrumentos Reciclados de Cateura, Ecoembes decidió replicar la experiencia en suelo ibérico. Desde ese año, los chicos y chicas de varias escuelas de Madrid aprenden sobre música y sobre cómo fabricar sus instrumentos a partir de materiales hallados en los residuos.

Instrumentos musicales que nacen de la basura
Parte de los instrumentos de la Orquesta de la Música del Reciclaje. Fotos pertenecientes a la Organización Ecoembes.

De esta manera, se nutren del valor que hay en el reciclaje. Pero no solo aprenden a reciclar y fabricar instrumentos. También adquieren conocimientos de lutería, porque es necesario perfeccionar la creación del instrumento para que pueda sonar de manera adecuada.

De igual manera, los estudiantes también aprenden instrumentos musicales tradicionales. Así, los jóvenes pueden conseguir una carrera profesional dentro en la música si es que así lo deciden.

El Proyecto Orquesta de la Música del Reciclaje es una experiencia que reúne en su filosofía todas las cosas buenas que es necesario promover. Con esta iniciativa, se les enseña a los más jóvenes que la belleza de la música, unida al reciclaje y la economía circular, puede ayudar a construir un mundo más inclusivo, justo y sostenible.

Etiquetas: