CARGANDO

Tipo de búsqueda

Desarrollo sostenible Medio ambiente Pueblos y culturas

La importancia de la agricultura ancestral para alimentar a los pueblos

Tal vez la sabiduría heredada de los pueblos más antiguos de la Tierra logre asegurar la subsistencia de la actividad agrícola en un planeta marcado por el cambio climático. Las prácticas de la agricultura ancestral son de una importancia que atraviesa varios ámbitos de la actividad de los seres humanos, sobre todo los referidos a la alimentación.

Importncia de la agricultura ancestral

A través de la agricultura y de los saberes agrícolas heredados y transmitidos, la humanidad ha desarrollado los aspectos económicos, sociales, culturales y ambientales. Las actividades agrícolas hechas por las comunidades  no solo proveen alimento o materia prima para la industria. También modelan el paisaje, conservan el suelo y preservan la biodiversidad y los recursos naturales.

El cambio climático está modificando los patrones de lluvia, los fenómenos meteorológicos y las temperaturas. Frente a esa realidad, los campesinos de varias partes del mundo están acudiendo a los conocimientos usados desde tiempos remotos para hacerle frente a un entorno medioambiental cada vez más impredecible.

La chinampa, la milpa y el conuco, son tres ejemplos de cómo la agricultura ancestral ha logrado ser efectiva para las pequeñas comunidades rurales que las impulsaron y las mantienen vivas hasta hoy porque son fuente segura de alimento, medicina y trabajo.

La chinampa

El cultivo de la chinampa es un método de cultivo desarrollado por los antiguos aztecas, aunque hay estudios que indican que los toltecas ya usaban la técnica antes. Consiste en ganarle espacios de cultivo a los lagos y lagunas del Valle de México.

La palabra chinampa proviene del vocablo náhuatl chinampan, que quiere decir “en la cerca de cañas”. Es un sistema artificial que data de tiempos precolombinos, que se ideó para cultivar en zonas donde el agua es el principal recurso. Las chinampas son una suerte de islas artificiales, o balsas, que se cubren con tierra y en ellas se siembran hortalizas, flores y otros frutos.

Para la Ciudad de México las chinampas han sido las principales promotoras del crecimiento demográfico de la ciudad y al mismo tiempo proveedoras del alimento destinado al consumo local. Las chinampas han sido incluidas por la FAO en el listado de Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM). Esta distinción obedece a que es un sistema agrícola que puede abastecer a las ciudades de alimentos nutritivos, orgánicos y de excelente calidad.

El conuco

El conuco es un sistema de agricultura ancestral muy presente en Venezuela y en algunos países del Caribe como República Dominicana y Cuba. De hecho, la palabra conuco tiene un origen taíno.

La agricultura ancestral es garantía de alimentos
El conuco, la milpa y la chinampa son formas de cultivos acestrales que garantizan el alimento para las comunidades rurales.

Para Venezuela, el conuco es el sistema agrícola ancestral más importante. Se caracteriza por ser, según lo explican los expertos, un método de perturbación y sucesión. Esto quiere decir que es un sistema que se origina cuando se perturba un ecosistema, por ejemplo con un incendio, y luego se obtienen de ahí distintas cosechas que se dan a lo largo de la sucesión ecológica.

La sucesión ecológica es un proceso de recambio que se da de manera natural en los ecosistemas luego de una perturbación.

El proceso de siembra en el conuco empieza siempre con una deforestación o un incendio. De esta manera se elimina la vegetación, y las cenizas resultantes abonan la tierra. Obviamente es una técnica agrícola propia de un sistema que no debe ser masificado por el impacto que esto tendría.   

Luego de la deforestación se empieza un policultivo donde hay legumbres como la carota o el frijol, tubérculos como el ocumo, la batata o la yuca. Se incorporan también cultivos de larga duración como la lechosa o el aguacate.

El conuco es quizá el sistema más elaborado ecológicamente hablando. La gran variedad de especies, animales y vegetales, que se dan dentro del conuco y su interacción impide que proliferen las plagas.

La milpa

La palabra milpa proviene del náhuatl y quiere decir parcela sembrada. Es también un policultivo donde predomina el maíz. Al maíz lo acompañan distintas especies de frijoles, calabazas, chiles y tomates. También se incorporan otras especies según la región donde esté la milpa.

En este método de siembra se aprovechan también las especies que crecen de manera silvestre, como las verdolagas, los nabos o los romeritos. Estas son plantas herbáceas que también son parte de la alimentación y la gastronomía mesoamericana.

Es necesario aclarar que no hay un solo tipo de milpa. Esta va a variar en función de tipo de clima, las características del suelo o los gustos o necesidades del campesino que la cultiva. El gran valor de a milpa, así como el de los demás métodos de agricultura ancestral, es la variedad de especies que se encuentran en ella.

¿Por qué son importantes los conocimientos de la agricultura ancestral?

Muchos campesinos se quejan de que las lluvias, las cosechas o el clima “ya no son como antes”. Sienten día a día pruebas palpables de que el clima y sus manifestaciones han cambiado, y que ese cambio está afectando su principal fuente de trabajo y alimentos.

mportancia de la chinampa, la milpa y el conuco
La chinampa mexicana está reconocida por el Sistema de Patrmonios Agrícolas de la FAO.

Cultivos que se pierden porque escasean las lluvias, o porque llueve tanto que se inundan los suelos. Tornados, heladas, deslizamientos de tierra o las plagas, son todas manifestaciones que deben enfrentar la población campesina en varias partes del mundo.

Adaptarse a la variabilidad climática no es un signo exclusivo de este tiempo. A lo largo de la historia de la agricultura, los pueblos han tenido que ingeniárselas para garantizar el alimento de la comunidad pese a las adversidades climáticas o del paisaje.

Para asegurar los alimentos, las comunidades rurales desarrollaron sistemas alimentarios a partir del manejo de algunas variables como los nichos ecológicos, los microclimas locales y la regeneración de paisajes alterados.

De igual manera, han recurrido a prácticas llevadas a cabo por sus antepasados como la preservación de semillas, el uso de pesticidas naturales o biopesticidas para hacerle frente a las plagas y algunas técnicas para fertilizar la tierra de manera natural. También acuden a métodos tradicionales para almacenar agua de lluvia para el ganado, como las lagunetas.

Conservar el legado cultural y de biodiversidad

A lo largo del continente americano se dan variadas técnicas agrícolas que se han ido transmitiendo a través de varias generaciones y que han llegado hasta nuestros días. Son ejemplos de cómo el ser humano ha logrado domeñar su entorno y lograr la subsistencia.

La importancia de la agricultura ancestral radica en que en ella se concentra lo más valioso del conocimiento humano. Una sabiduría que ha sido transmitida a lo largo de los siglos y ha permitido alimentar de manera eficiente a las familias rurales. Un beneficio que también han obtenido las comunidades urbanas próximas a los campos.

Conservar la agricultura ancestral es preservar un legado de diversidad biológica, la cultura y el conocimiento humanos. De igual manera esta protección garantiza la seguridad y la soberanía alimentarias de muchos pueblos en todo el planeta, sobre todo en un mundo donde el cambio climático amenaza todo lo que se da por sentado.

Etiquetas: