CARGANDO

Tipo de búsqueda

Contaminación Contaminación del agua

¡Nunca tires aceite por el desagüe! La contaminación por aceites usados es un problema medioambiental muy grave

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

Cuando el ser humano pudo dominar la agricultura, abrió la senda para hacerse de otros conocimientos y beneficios, entre ellos, la fabricación y uso de los aceites vegetales y animales. Sin embargo, nada se sabía entonces de fabricar óleos a escala industrial y del poder de contaminación que tienen los  aceites usados.

Contaminación por aceites usados

Desde el descubrimiento de los aceites y sus usos, el desarrollo de esta industria ha alcanzado cotas asombrosas, en tecnología y en producción. El aceita vegetal, por ejemplo, es usado en diversos sectores, desde la restauración y la gastronomía, hasta la cosmética y en la producción de energía para automóviles.

La disposición de manera adecuada de los aceites ya usados, tanto en los hogares como en la industria, está considerado un problema medioambiental muy grave, al que aún no se le consigue una solución efectiva. Luego de ser usados, los aceites sufren alteraciones que los convierten en material que debe ser desechado.

Por lo general, los aceites una vez usados son dispuestos de una manera incorrecta, y casi siempre son las cañerías y los sifones de los hogares los lugares por donde son vertidos los aceites, una vez han cumplido su tiempo útil. Esta manera de tirar los aceites usados causa gravísimos problemas en los sistemas de alcantarillado y de contaminación en las fuentes de agua.

Nunca eches el aceite por el caño

Tan solo un litro de aceite, que sea vertido por los desagües domésticos o industriales, es capaz de contaminar alrededor de 1.000 litros de agua. Algunos estudios aseguran que dada la carga contaminante del aceite residual, muy superior a la de las aguas servidas, son 40.000 los litros de agua que se contaminan, el equivalente a lo que consume una persona promedio durante un año.

Un solo litro de aceite contamina mil litros de agua
Echar aceite por los desagües contamina las aguas y pone en riesgo procesos vitales para los ecosistemas.

Desechar el aceite usado por las tuberías de nuestros hogares, o sitios de trabajo, favorece que se obstruyan las cañerías y que el proceso de depuración de las aguas residuales sea más costoso y difícil. Incluso, se contribuye a que se formen películas superficiales en las aguas de los ríos y riachuelos que impedirán procesos vitales.  

Si cada ciudadano, en los países donde existe la tecnología para ello, se preocupara por colectar al menos un kilo de aceite, se podría producir casi un kilogramo de biodiesel. Esta acción se traduce en un doble beneficio para el medio ambiente: se evita contaminar los cuerpos de agua dulce y se reduce el uso de combustibles fósiles.

Muchos gobiernos alrededor del mundo promueven campañas de concientización sobre la importancia de no desechar los aceites usados. Hace unos años, los londinenses acudieron a un desagradable espectáculo que se conoció en los medios como el Fatberg, una inmensa bola de desechos y grasas, de 250 metros de largo, que obstruyó parte del alcantarillado de Londres.

¿Cómo se debe gestionar el aceite usado?

Desechar los residuos de aceites y grasas debe hacerse de manera separada de los residuos orgánicos que se generen en la producción de alimentos preparados. Insistimos en que, por ningún motivo, deben ser tirados en los desagües.

La contaminación con el cadmio
La contaminación del cadmio: una amenaza latente

Para saber más, haz click sobre la imagen

Al ser las materias grasas inmiscibles, es decir, no se mezclan, crean una capa superficial en los cuerpos de agua, impidiendo el intercambio de oxígeno. Este fenómeno producirá  la degradación de los ríos, lagos y acuíferos, afectará los ecosistemas acuáticos, los suelos y hasta la agricultura.

Desde los hogares, empresas y negocios se puede colaborar con el medio ambiente de manera sencilla:

  • Espera a que el aceite se enfríe una vez usado.
  • Envásalo en algún contenedor de plástico con tapa.
  • Una vez lleno, llévalo a algún punto de acopio dispuesto por gobiernos locales o empresas privadas.

También hay contenedores especiales identificados como colectores de aceites residuales.

Abrazar la economía circular

Darle un segundo uso al aceite usado es una oportunidad para poner en práctica la economía circular. Hasta hace algunos años, en los hogares se hacía jabón con el aceite ya usado y soda cáustica, pero esta práctica no es muy compatible con la agitada vida moderna. Por tanto, varias empresas e iniciativas han ideado métodos para convertir el aceite usado en algo útil.

Los aceites usados tienen otros usos
Con el aceite usado es posible fabricar jabones y poner en práctica la economía circular.

Dos investigadores catalanes han desarrollado una novedosa tecnología para convertir el aceite en jabón líquido pero sin la engorrosa soda cáustica.  Una fórmula, llamada por ellos como SOUJI, que con convierte el aceite en jabón de manera rápida y segura. Los padres del invento son entusiastas de la economía circular como vía para la conservación de los recursos naturales.

Algunas empresas, y audaces iniciativas individuales, también están desarrollando biodiesel a partir de aceites para desechar. Usar aceite residual ha dado muestras de efectividad puesto que se han obtenido biocombustibles de muy buena calidad sin necesidad de usar aceites vegetales, procedentes de cultivos muy controvertidos y bastante cuestionables.  

La contaminación por aceites usados es un problema que complica aún más el ya comprometido panorama de los ecosistemas acuáticos. Cada ciudadano, debe ser consciente de que los aceites que consume deben ser gestionados de manera adecuada para no perjudicar su entorno, que al final es afectar su propio bienestar.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: