CARGANDO

Tipo de búsqueda

Contaminación Contaminación marina Microplásticos

Conoce a Jenny, la “chica” al frente del proyecto para recoger plástico del mar

En el año 2012, un joven llamado Boyan Slat se propuso llevar adelante un ambicioso proyecto para recoger plástico del mar. Sustentado en su fundación, The Ocean Cleanup, la iniciativa consistía en diseñar y construir una suerte de enorme barrera flotante que recogiera y sacara de mares y océanos una gran cantidad de plásticos y otros residuos.

Proyecto para recoger plástico del mar
Fotos tomadas de la web theoceancleanup.com

Fue tan original su propuesta y tanta la audacia del joven que logró conseguir el apoyo financiero y técnico para materializar su proyecto. Sin embargo, no todo fue tan sencillo como decía la teoría. En los primeros ensayos en mar abierto, hechos en el litoral de California, la práctica demostró que había unos cuantos obstáculos por superar.

Las estructuras que son sometidas a las inclemencias de los elementos y de las corrientes marinas deben tener ciertas características que las hagan resistentes. El primer prototipo que se construyó, el System 001, colapsó cuando se hicieron las primeras pruebas en el mar abierto.

Los primeros ensayos también pudieron comprobar que la basura flotante es huidiza debido a las corrientes marinas y al movimiento de la propia barrera. No obstante, Boyan Slat y su equipo no saben rendirse y siguieron en su empeño.

En el año 2019 pusieron en marcha una segunda versión reforzada del primer prototipo llamado System 001/B. Esa vez, los resultados fueron satisfactorios y se hablaba de éxito. La prueba de fuego fue la limpieza llevada a cabo en el Pacífico, en el área conocida como la Gran Mancha de Basura del Pacífico, entre Hawái y California.

En los últimos meses, The Ocean Cleanup ha puesto a prueba a Jenny, un nombre más amigable y familiar para el modelo System 002 de la gran estructura limpiadora.

Una tarea posible y que apenas comienza

Según el fundador Ocean Cleanup, el éxito conseguido en 2019, con las pruebas realizadas en alta mar, era una demostración de que el objetivo es alcanzable. Limpiar el océano de la basura acumulada durante décadas es una tarea factible si existen la voluntad y los recursos para hacerlo.

Proyecto The Ocean Cleanup

Las pruebas hechas comprobaron que el System 001/B fue eficaz recogiendo piezas claramente visibles, redes de pesca fantasma y hasta microplásticos de 1 mm. Cuenta Boyan Slat que llegar a ese punto requirió enfrentar muchos desafíos técnicos y sobreponerse a los reveses, un espíritu de superación que no hubiese sido posible sin el apoyo de su equipo.

Ese respaldo también ha logrado que el exitoso prototipo de 2019 fuese mejorado para darle paso al System 002 del proyecto de The Ocean Cleanup. El modelo ha sido bautizado como Jenny, puesto a prueba en los últimos meses, nuevamente con el Pacífico como escenario. Estas aguas, entre California y Hawái, son tristemente célebres por tener una gran cantidad de residuos flotantes, en su mayoría, plásticos.

Luego de más de un año de pruebas en el océano y de mejoras tecnológicas y de procesos, Jenny volvió a puerto. Sus responsables ofrecieron un balance del trabajo hecho por la limpiadora y ha sido tan positivo que se han animado a anunciar la creación del modelo System 003.

Para la fundación el trabajo no ha terminado y el objetivo sigue siendo el que inspiró el primer prototipo. Esto es, limpiar de manera masiva el plástico y los desechos que contaminan mares y océanos.

¿Cómo funciona Jenny?

La basura en los océanos se acumula en cinco grandes zonas distribuidas en todo el planeta. La mayor es la que se conoce como el Gran Parche de Basura del Pacífico, ubicada entre Hawái y California. Darle solución a este enorme problema de contaminación pasa por dos medidas: impedir que siga llegando basura plástica al mar y limpiar la que ya existe.

De no hacerlo, el plástico que está en esas zonas seguirá descomponiéndose hasta convertirse en microplásticos, muy difíciles de identificar y limpiar. Dejar que circule el plástico libremente en el mar significa que los polímeros van a afectar a los ecosistemas marinos y a la salud de los seres humanos durante décadas, o quizá siglos.

El sistema de The Ocean Cleanup funciona con modelos informáticos que predicen hacia donde se mueven los puntos calientes o islas de concentración de basura. Una vez ubicados estos núcleos calientes de contaminación, se ubica el mecanismo de limpieza en la zona y se extraen los residuos para su posterior reciclaje.

Limpiar los océanos es posible

Aunque The Ocean Cleanup es una prueba piloto, hecha en un ámbito muy puntual, sus promotores aseguran que los resultados son auspiciosos. Limpiar los océanos puede ser posible y los resultados de Jenny apuntan en ese sentido. Todavía hay mucho trabajo por hacer, pero los cálculos predicen que con una pequeña flota se puede sacar la mayor cantidad de basura posible.

Limpieza de residuos plásticos de los océanos
Fotos tomadas de la web theoceancleanup.com

Por ahora, los promotores tienen la intención de continuar las operaciones del System 002 hasta que se concrete la puesta en marcha de la versión 003. Este sistema tendría una barrera de 2,5 kilómetros de longitud y una capacidad de carga tres veces superior.

De cara al año 2040, el gran objetivo del proyecto para recoger plástico del mar es, en primer lugar, impedir que siga llegando basura a los océanos, y luego, erradicar el 90% de los residuos plásticos flotantes.

Etiquetas: