CARGANDO

Tipo de búsqueda

Animales Biodiversidad Medio ambiente

Aunque no lo parezca y te causen repulsión, las moscas son insectos de gran utilidad

Las moscas son, quizá, de las criaturas más repudiadas del reino animal. Y parece que injustamente. En primer lugar, son muchas. Hay, aproximadamente, 17 millones de moscas por cada ser humano que habita el planeta. Esa cantidad de individuos da para investigar más sobre la utilidad de las moscas. Vamos a ver que es un asunto donde no todo está dicho.

La utilidad de las moscas

Por lo pronto, en Costa Rica, un país que vive de manera activa el ambientalismo, se está desarrollando el cultivo de moscas para fabricar alimento para animales. Mientras tanto, en Bolivia, específicamente en la provincia de Cochabamba, se están cultivando moscas estériles. Esta “fábrica” de moscas se ha concebido para ayudar a controlar la población de moscas que atacan a los cultivos de frutas.  

Los insectos voladores que de manera común llamamos moscas, pertenecen a la orden de los dípteros y se calcula que hay unas 120.000 especies diferentes. Solo en España, hay más de 50.000 especies identificadas. Algunos investigadores aseguran que hay 160.000 especies conocidas, pero desconocidas muchas más.

La mayoría considera que las moscas son un molesto y repulsivo insecto, digno solo de un buen manotazo. Sin embargo, las moscas son más útiles de lo que se pudiera llegar a pensar acerca de ellas.

Las moscas tienen un puesto clave dentro de los ecosistemas. Son polinizadoras, ayudan a descomponer cadáveres y reciclan materia orgánica. También propagan enfermedades (todo hay que decirlo) y contribuyen al control de plagas.

¿Para qué son útiles las moscas?

Gracias a la existencia de las moscas, la materia orgánica en descomposición se recicla. Las humildes y perseguidas moscas limpian de todo. Desde cosas sin importancia hasta el limo que se acumula en las cañerías. Las moscas que se especializan en los drenajes se llaman psicódidos y en realidad se especializan en las excretas humanas.

Las moscas cumplen varias funciones en la naturaleza
Las moscas también son polinizadoras.

Si todas las moscas de repente desaparecieran, la materia en estado de putrefacción se acumularía y habría un caos ecológico inimaginable. Cada especie de mosca se encarga de una tarea determinada dentro de los ecosistemas y entre ellas no hay lugar para la competencia.

Algunas se especializan en frutas y verduras en proceso de degradación. Otras, se encargan de los cadáveres y muy pocas de ellas comen seres vivos. Los especialistas en dípteros aseguran que las moscas que comen vegetales están en el planeta desde hace 150 millones de años.

En control de plagas, las moscas son agentes reguladores de la población de ciertos animales que pueden llegar a ser nocivos a los cultivos. Los ácaros, pulgones y chinches pueden ser erradicados gracias a la oportuna intervención de algunas especies de dípteros.

No obstante, es necesario agregar que algunas especies de moscas tienen el potencial de llegar a convertirse también en plagas.

Son las favoritas en los laboratorios

Para el mundo de la investigación científica las moscas son seres muy valiosos. Más específicamente la mosca Drosophila melanogaster, mejor conocida como la mosca de la fruta, aunque hay investigadores dicen que las moscas de la fruta en realidad son moscas de vinagre.

Las moscas son especialmente útiles en estudios relacionados con la salud y el funcionamiento del cuerpo humano. El ADN de las moscas se asemeja en un 70% al de los humanos, por tanto se han convertido en uno de los animales más estudiados en investigación genética, fisiológica y bioquímica.

De ese 70% de ADN, el 75% está vinculado a enfermedades humanas. Gracias a la colaboración de las moscas, la ciencia puede estudiar la infertilidad, el mal de Parkinson y la diabetes.

Por ejemplo. Gracias a los estudios de los genes de las moscas asociados a la enfermedad de Parkinson, se puede llegar a determinar cómo se regulan esos genes y qué sustancias provocan respuestas.

Las moscas también están siendo utilizadas en laboratorios de tecnología. Científicos del Instituto Salk afirmaban que sus estudios sobre el cerebro de las moscas podrían afinar el funcionamiento  los motores de búsqueda en internet.

Útil materia prima

Las moscas, así como otros insectos, pueden ser alimento y fuente de proteínas para otras especies, incluyendo la especie humana. En Costa Rica, empresarios crearon la empresa Pro Nuvo, cuya actividad principal es el cultivo de larvas de moscas para la fabricación de alimentos para animales.

Las moscas son insectos útiles en los ecosistemas
Las moscas de las frutas son insectos muy útiles en las tareas de investigación.

Dicen sus creadores que su trabajo es una respuesta sostenible a la producción actual de alimentos para el ganado. Agregan que el producto es de alta calidad y es equiparable a la harina de pescado que su usa en la actualidad en la acuicultura. También afirman que es buena para la cría de gallinas.

Consideran los creadores de este emprendimiento, que la acuicultura muestra un crecimiento acelerado. Esto es así porque la industria de la pesca está en declive dado el agotamiento de los bancos de especies marinas de interés comercial. Ese crecimiento en el cultivo de peces necesitará alimentos y esos suministros deben seguir la senda de la sostenibilidad.

En Bolivia, por su parte, un grupo de agricultores se encuentra trabajando en la instalación de una “fábrica de moscas”. Esta peculiar industria se encargará de desarrollar moscas macho con espermatozoides menguados. De esta manera, no podrán fertilizar a las hembras y poco a poco la población de moscas disminuirá.    

Al haber menos moscas, la producción de frutas en la región de Cochabamba estará asegurada. Actualmente, estos insectos azotan los cultivos de duraznos y de manzana, acabando con un 60% de las cosechas.

El universo y la utilidad de las moscas todavía son terrenos donde es necesario seguir investigando. En los insectos pueden hallarse algunas de las claves que solucionen al menos dos de los problemas más urgentes de la humanidad: la alimentación y la salud.

Etiquetas: