CARGANDO

Tipo de búsqueda

Calentamiento global Cambio climático

El impacto del cambio climático en las finanzas personales se percibe todos los días

El aumento de las temperaturas globales es un fenómeno que atraviesa cada uno de los aspectos de la vida en el planeta. Todos, de alguna manera, sentimos sus efectos en mayor o menor medida. Sin embargo, pocos logramos estimar las verdaderas dimensiones del impacto que puede llegar a tener el cambio climático en las finanzas personales de todos los días.

Impacto del cambio climático en las finanzas personales

Sí. El cambio climático afecta la cuenta bancaria y mucho. Sus efectos pueden observarse en cosas muy cotidianas como la factura de compras de los alimentos o en la de servicios como el de la energía eléctrica.

Pero, también sus efectos podrían ser más devastadores. Las perturbaciones meteorológicas, producto del cambio climático, podrían incidir en la pérdida de bienes materiales, como una casa o un automóvil, y puestos de trabajo.

El más reciente informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático de la ONU (IPCC) es bastante sombrío con respecto a lo que se puede esperar del cambio climático. Asegura el organismo que, incluso reduciendo las emisiones de manera significativa, las temperaturas globales subirán más allá del límite establecido en París de 1,5 °C.

Ante esa perspectiva, no resulta difícil prever un estremecimiento en las bases económicas de todo el planeta. Cada vez son más frecuentes y virulentos los eventos climatológicos extremos, como las inundaciones, sequías y huracanes que producen devastaciones con consecuencias en la economía y en la vida cotidiana de las personas.

El cambio climático impacta directo a los bolsillos

Aunque se puede caer en la tentación de pensar que el cambio climático es algo que solo afecta a países vulnerables, nada más alejado de la realidad. Los cambios abruptos en la climatología global afectan la disponibilidad de alimentos, agua potable o energía eléctrica. Pero no únicamente se ve comprometida la disponibilidad. También los precios se elevan ante la escasez.

Gastos derivados del impacto del cambio climático

El cambio climático también tiene una incidencia en la salud. Diversos estudios confirman que un clima trastocado va a perturbar la salud y el bienestar físico y emocional de las personas, lo que en consecuencia incrementará los gastos médicos.

Otro de los aspectos afectados frecuentemente por el cambio climático es el uso de la energía. Las olas de calor y frío extremos obligan a usar más energía para climatizar hogares y sitios de trabajo, un incremento que se refleja en las facturas por este concepto.

Las consecuencias de las alteraciones climatológicas que pueden percibir las personas más directamente son:

  • Declive en la productividad de las cosechas y aumento del precio de alimentos básicos como maíz, arroz o soja
  • Incremento de enfermedades y plagas
  • Mayores gastos médicos
  • Subidas en las facturas de luz y agua
  • Aumento de costos de los seguros frente a eventos extremos

Los alimentos: el gasto más sensible

El precio de los alimentos quizá sean el tema que más afecta a la población de manera directa. Una de las expresiones más contundentes del cambio climático son los desastres naturales y sus impactos son especialmente devastadores en las cosechas.

Inundaciones, sequías, incendios y huracanes son cada vez más frecuentes y de alta intensidad. Además, todas las estimaciones apuntan a que la subida de las temperaturas globales va a agudizar y complicar estos eventos.

Los especialistas afirman que la actividad económica, frente a las catástrofes naturales, es muy sensible. Cualquier suceso relacionado con el clima va a repercutir en producción y comercialización de alimentos y aumentará la inseguridad alimentaria, que en algunos países es un mal crónico.

A esto se le debe sumar que en la producción de alimentos son necesarios energía, combustibles y agua. Estas añadiduras también elevan el precio de los alimentos para el consumidor final.

El agua y la luz

El alza en las facturas de la energía eléctrica depende de varios factores. En primer lugar, de la forma en que se produce la electricidad. Si la energía es de origen hidroeléctrico las sequías comprometen su producción y en consecuencia elevan su costo. Los habitantes de la cuenca del río Paraná ya están sintiendo los efectos de su sequía insólita.

El precio de la energía también dependerá de la política de subsidios que llevan adelante algunos gobiernos.

En otros países, la transición a energías limpias también está afectando el precio de la luz. El abandono de combustibles fósiles en la producción de energía eléctrica es un beneficio para el planeta, pero en el corto plazo se traduce en una elevación de los precios.

Esta subida en los precios de la luz se refleja en las facturas de los servicios, pero también en el precio de los productos y bienes de consumo. Parte del precio final de los productos está conformado por el gasto de energía eléctrica usado en su fabricación.

Los seguros y la salud

En la actualidad, vivir en una zona de alto riesgo de huracanes o inundaciones es un impedimento para conseguir un seguro. Las compañías aseguradoras elevan los precios o niegan coberturas a clientes que pueden ser percibidos como muy riesgosos.

Cómo afecta el cambio climático el precio de los alimentos

Tal es el caso de los habitantes de la zona que asoló el huracán Katrina en 2005. Hoy en día les es casi imposible conseguir un seguro para el hogar o para los cultivos. Mientras los efectos del cambio climático se hagan más violentos las aseguradoras van a seguir aumentado los precios.

En lo concerniente a la salud física y emocional de las personas, el cambio climático incide de manera directa. Los fenómenos como la contaminación del aire, el calentamiento global y el cambio climático producen afecciones respiratorias y favorecen la aparición y transmisión de enfermedades infecciosas como el dengue o la malaria.

Estos hechos tienen elevados costos que deben ser cubiertos por las personas si no se cuenta con un sistema público de salud y de protección social que las ampare.

Es necesario que los gobiernos y las personas comprendan que nadie puede sentirse ajeno o a salvo de lo que ocurre en el planeta. El impacto del cambio climático en las finanzas personales es una manifestación palpable. Efectos reales que revelan cómo se ha trastocado el delicado equilibrio medioambiental y la vida cotidiana de la gente.

Etiquetas: