CARGANDO

Tipo de búsqueda

Derechos humanos Medio ambiente Pueblos y culturas

Estos son los ganadores del premio Goldman 2021

Para algunos, la defensa de la naturaleza y el medio ambiente no es un trabajo sino la vida. Un apostolado que se ejerce cada día, a veces desafiando a la muerte y plantando cara frente a los poderosos. Los ganadores del premio Goldman 2021 son ejemplos vivos de esa labor que muchas veces es ocultada e ignorada para la mayoría.

Ganadores del Premio Goldman 2021

El galardón este año ha honrado y reconocida la lucha que seis luchadores medioambientales llevan a cabo en todo el mundo. Un trabajo que debe hacerse sobreponiéndose a las adversidades y a las amenazas.

El Premio Ambiental Goldman es la presea más importante del mundo en materia de activismo medioambiental. Cada año, la Fundación que lleva el mismo nombre otorga este reconocimiento a aquellas personas y colectivos que, en las seis regiones continentales, lideran iniciativas para la protección de la vida natural en el planeta.

La razón de ser de este premio es darles visibilidad a las muchas batallas por el medioambiente que cada día se libran en todo el planeta. La mayoría de esas luchas son desconocidas y el trofeo que otorga la Fundación Goldman es una forma de poner en primer plano a seres humanos e iniciativas que tienen experiencia y conocimientos para aportar.

Los ganadores del Goldman representan un saber, muchas veces ancestral, de cómo debe ser el camino a seguir para mantener el equilibrio en la naturaleza. Esa sabiduría, además, se complementa con un espíritu de rebeldía que se enardece y se fortalece frente a los abusos y las arbitrariedades de quienes manejan oscuros intereses económicos o políticos.

El activismo local

Aunque el Goldman es un reconocimiento de alcance global, los que reciben el premio trabajan de manera muy estrecha en su localidad. Son personas que han desarrollado un fuerte vínculo con el sitio donde hacen vida, con su cultura, su historia y sus riquezas. La entrega y la dedicación al terruño, y el amor por su integridad, es el motor que impulsa sus luchas.

Premios Goldman y defensa del medio ambiente
Las luchas medioambientales se fortalecen en los territorios por el amor a la tierra, a la cultura y a la naturaleza. Fotos del sitio web GoldmanPrize.org

Este año, el máximo trofeo del activismo medioambiental recayó en:

  • Gloria Majiga-Kamoto, Malaui, África
  • Thai Van Nguyen, Vietnam, Asia
  • Maida Bilal, Bosnia y Herzegovina, Europa
  • Kimiko Hirata, Japón, Islas y Países Peninsulares
  • Sharon Lavigne, Estados Unidos, Norteamérica
  • Liz Chicaje Churay, Perú, América Central y Suramérica

El plástico no pasará. (Gloria Majiga-Kamoto)

Cada año, Malaui produce 75.000 toneladas de plástico, de las cuales, 80% es de un solo uso. Los severos daños de plástico a los ecosistemas fue lo que impulsó la lucha en contra de este producto. Gloria Majiga-Kamoto organizó un fuerte movimiento de base en contra la industria del plástico en Malaui.

Una batalla que no cesó hasta conseguir buenos frutos. Gracias a su compromiso y a su trabajo, el Tribunal Superior de Malaui prohibió la fabricación, importación, distribución y el uso de plásticos finos, una especie de plástico de un solo uso.

Una vida por los pangolines. (Thai Van Nguyen)

Cuando era niño, a Thai Van Nguyen le tocó presenciar cómo los vecinos de su aldea capturaron y dieron muerte a una madre y a su cría de pangolín. Aquel episodio lo marcó de manera definitiva y decidió dedicar su vida a la conservación del pangolín y otras especies silvestres. Las ocho especies de pangolines existentes están en la Lista Roja de la UICN y es la especie de mamífero más traficada del mundo.

Thai Van Nguyen fundó la organización Save Vietnam’s Wildlife, que desde 2014 a 2020 ha logrado rescatar del tráfico ilegal a 1540 pangolines. También es el responsable de la creación de la primera unidad contra la caza furtiva en Vietnam. Entre los logros de esta unidad se encuentran haber acabado con 775 campamentos ilegales, la confiscación de armamento y el arresto de 558 personas dedicadas a la caza furtiva.

Puente de mujeres valientes. (Maida Bilal)

Aunque no tenía antecedentes en el activismo medioambiental, Maida Bilal entendió a tiempo que era el momento de actuar. En 2017, cuando en su aldea se enteraron de que una maquinaria pesada estaba en camino para comenzar la construcción de una presa, se encendieron las alarmas.

Bilal y otros 300 lugareños, la mayoría mujeres, se apostaron de manera pacífica sobre el puente que comunica la aldea de Kruščica con el bosque y el río. Sabían que, si solo protestaban los hombres, la violencia no se haría esperar. Esta acción buscaba para impedir que pasaran las máquinas. Así estuvieron durante 503 días, hasta que consiguieron la cancelación de los permisos de construcción.

El resultado de la protesta resulta trascendental porque por el territorio balcánico corren los últimos ríos libres de Europa, cada vez más amenazados por el auge de las hidroeléctricas en la región.

Premios Goldman y activismo medioambiental
Gracias al trabajo que realizan hombres y mujeres en todo el planeta, se puede seguir creyendo en el futuro. Fotos del sitio web GoldmanPrize.org

A favor del clima y contra el carbón. (Kimiko Hirata)

Luego del desastre nuclear de Fukushima en 2011, Japón adoptó al carbón como principal fuente de energía. Durante los últimos años, Kimiko Hirata ha dedicado su trabajo a defender el clima, desde la ONG que fundó, Red Kiko. Su trabajo ha sido digno de reconocimiento porque el gobierno de Japón y los bancos comerciales se encuentran entre los mayores financistas mundiales del carbón.

Los esfuerzos de Hirata, en distintas instancias gubernamentales y empresariales, lograron que en 2019 se cancelaran 13 centrales de carbón en Japón. Estas usinas, a lo largo de su vida útil, habrían liberado a la atmósfera 1.600 millones de toneladas de CO2. El logro alcanzado por el activismo de Hirata es el equivalente a sacar de circulación 7,5 millones de coches cada año durante 40 años.

Una maestra en contra del plástico (Sharon Lavigne)

St. James Parish es una pequeña comunidad ubicada a lo largo del río Misisipi, entre Nueva Orleans y Baton Rouge. A esa región se le conoce como el siniestro mote de “el callejón del cáncer” porque en un estrecho tramo, de apenas 80 millas, se ubican 200 plantas petroquímicas que afectan con sus actividades la salud de las comunidades afroamericanas que viven en esa zona.

Gracias al trabajo de Sharon Lavigne y la comunidad de St. James Parish, en 2019 se impidió la construcción de otra planta de plástico junto al Misisipi. Esta profesora de educación especial se entregó a la movilización de las organizaciones, orientó a la población y organizó protestas pacíficas. De haberse concretado la construcción de la planta, se habrían generado una enorme cantidad de residuos tóxicos, en una región que ya está profundamente afectada por carcinógenos conocidos.

La defensora de la Amazonía peruana (Liz Chicaje Churay)

El Amazonas peruano alberga una riqueza natural rica y diversa. Además de eso, tiene turberas, un tipo de ecosistema considerado como de los más valiosos del planeta porque son esenciales para la biodiversidad, el agua potable y el control de las inundaciones. Pese a toda esta riqueza, durante los últimos 20 años la explotación forestal y la minería ilegal han devastado este territorio.

Liz Chicaje Churay, junto a sus compañeros de comunidad indígena de la etnia Bora, ha estado luchando desde los 16 años en contra de la tala ilegal y otras incursiones en sus territorios. En momento dado, comprendieron que el estatus de Parque Nacional podría ayudar en la defensa de una tierra muy castigada. Luego de años de trabajo, en 2018 se logró que el gobierno peruano creara el Parque Nacional Yaguas.

Con el establecimiento de este territorio, de ochocientas mil hectáreas, se logra la protección de miles de especies únicas de vida silvestre, de las turberas y de los pueblos indígenas que hacen vida en los linderos del Parque.

Las luchas de los ganadores del premio Goldman 2021 llegan para confirmar que el activismo en favor del medio ambiente está más vivo y comprometido cada día. Ese compromiso y pasión, de hombres y mujeres de todo el planeta, merece ser reconocido y respaldado. Son el faro que orienta otras luchas que en este momento se están dando y de las que pronto sabremos también.

Etiquetas: