CARGANDO

Tipo de búsqueda

Biodiversidad Medio ambiente

Gracias al trabajo de conservación, varias especies se han salvado de la extinción

Al parecer, no todas son malas noticias cuando se habla de especies amenazadas. Un estudio, elaborado por la Universidad de Newcastle y la asociación Bird Life International, estableció que en las últimas tres décadas, son varias las especies que se han salvado de la extinción, entre ellas, el lince ibérico, el cóndor californiano y algunas aves originarias de América Latina y el Caribe.

Especies que se han salvado de la extinción

El estudio, publicado por la revista Conservation Letters, fue llevado a cabo por un grupo internacional de investigadores, quienes elaboraron una encuesta para determinar cuántas especies le habían sido arrebatadas a la extinción definitiva desde 1993, año en el que entró en vigor el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CBD).

Los expertos consideran que desde la aprobación del Convenio, hace treinta años, han sido diezmadas unas 15 especies, entre mamíferos y aves. Esta cifra pudo haber sido mucho más alta de no haberse puesto en marcha una serie de políticas dirigidas a la conservación de la naturaleza en estado salvaje.

Estas medidas diseñadas para preservar la biodiversidad, que incluyen el Convenio sobre la Diversidad Biológica y las Metas de Aichi para la Biodiversidad, permitieron salvar un considerable número de aves y mamíferos. Desde 1993, fue posible resguardar entre 21 y 32 especies de aves y 16 de mamíferos. A partir de 2010, año de la puesta en marcha de las Metas del Convenio de Aichi, al menos, 21 especies de aves y 7 de mamíferos en todo el mundo se salvaron de la desaparición definitiva.

Son datos alentadores

El estudio está centrado en aves y mamíferos porque son las especies que se han estudiado de manera más exhaustiva y por tanto se tienen mayores datos. De igual manera, los investigadores se dedicaron a estudiar solo a las especies incluidas en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Algunas especies siguen su camino a la extinción
Pese a los esfuerzos que se han hecho, hay especies como la vaquita marina que continúa su declive.

Aunque las noticias relacionadas con la biodiversidad casi siempre están enfocadas en aspectos negativos, el estudio arroja datos que alientan la esperanza. Si bien la humanidad está enfrentando una pérdida de biodiversidad sin precedentes, producto de las acciones del mismo ser humano, el estudio de Newcastle ha comprobado que todo es posible si hay voluntad.

El doctor Rike Bolam, quien figura como autor principal del estudio, afirma que la investigación es un hito muy positivo. Aunque en el mismo periodo de tiempo se produjeron extinciones, los resultados señalan que es posible evitarlas.

Son alrededor de 48 especies de aves y mamíferos que siguen alentando la vida en el planeta. De no haberse tomado todas las medidas que hasta ahora tienen plena vigencia, las tasas de pérdidas de biodiversidad hubiesen sido ostensiblemente mayores, hasta cuatro veces más altas.

Las medidas más efectivas

El estudio, llevado a cabo gracias a la colaboración de la Universidad Sapienza de Roma, la Sociedad Zoológica de Londres y 137 expertos, pone en relieve las acciones más efectivas para frenar las extinciones.

Las medidas tomadas que beneficiaron a  las aves fueron:

  • Control de especies invasoras. Esta medida logró conservar 21 especies de aves.
  • Conservación en zoológicos y colecciones. Con esta acción se salvaron 20 especies.
  • Declaración de hábitats como zonas protegidas. 19 lograron ser preservadas gracias a esta iniciativa.

Los mamíferos por su parte, 23 fueron las especies que se vieron favorecidas por la puesta en marcha de:

  • Legislación adecuada y específica.
  • Reintroducción de especies.
  • Conservación de especies en zoológicos y colecciones.

De todos los casos que se tomaron en cuenta, llama la atención de manera particular el trabajo que se hace en zoológicos y refugios de animales silvestres. Del loro puertorriqueño, Amazona vittata, se llegó a la lamentable cifra de tan solo 13 individuos vivos en estado salvaje.

A partir del año 2006 se dio inicio a un proceso de reintroducción controlada en zonas protegidas y al día de hoy se cuentan entre 80 y 100 aves localizadas en dos espacios resguardados. Los huracanes de 2017 acabaron con la población original de esta ave, lográndose salvar la población reintroducida en las reservas naturales.

¿Cuáles son las especies que se han salvado de la extinción?

Gracias a los denodados esfuerzos de los científicos y asociaciones comprometidas con la conservación de especies amenazadas, especies emblemáticas lograron aumentar el número de sus poblaciones. Entre otras, las más llamativas son:

  • El lince ibérico (Lynx pardinus).
  • El cóndor de California  (Gymnogyps californianus).
  • El cerdo pigmeo (Porcula salvania), nativo de India.
  • El caballo de Przewalski (Equus ferus przewalskii), una especie salvaje de Mongolia.
  • El loro puertorriqueño (Amazona vittata).
el lince ibérico se ha salvado de la extinción
El lince ibérico es una emblemática especie que se ha logrado salvar de la extinción.

Si bien el tono general del estudio invita al optimismo, hay algunas especies incluidas que siguen en declive. Este es el caso de la vaquita marina, un pez propio del Golfo de México, que no logra reponerse debido a la pesca masiva e ilegal.

Otro dato relevante del estudio indica que de los 10 países con mayor biodiversidad de aves, 6 se encuentran en Latinoamérica. Este honroso ranking lo encabezan Colombia, Perú y Brasil.

Los autores del estudio son enfáticos al subrayar la importancia de este estudio para trazar políticas de conservación de especies. Solo con la investigación y el análisis es posible saber cuáles son las causas que subyacen en la pérdida de biodiversidad, como la expansión de las zonas dedicadas al cultivo de alimentos.

Aunque son alentadoras las cifras que hablan de las especies que se han salvado de la extinción, aún es mucho el trabajo que queda por delante. Es necesario hacer un seguimiento de las especies reintroducidas y vigilar para que la caza ilegal, una actividad que todavía goza de buena salud, no acabe con un trabajo que ha costado años y recursos.

Etiquetas: