CARGANDO

Tipo de búsqueda

Contaminación Desarrollo sostenible

El Tren Maya, un polémico proyecto que amenaza varios ecosistemas

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

El lunes 1 de junio, el presidente mexicano Andrés López Obrador, emprendió una gira a lo largo de la república que preside para inaugurar los trabajos del Tren Maya, un proyecto que ha levantado no pocas polémicas. Tanto los partidarios como los detractores del proyecto se han pronunciado al respecto.

El Tren Maya amenaza varios ecosistemas

El arranque de las obras se hace además, en un contexto marcado por la pandemia del Covid-19, lo que le ha valido al presidente mexicano duras críticas. Aunque el presidente López Obrador ha insistido en que se están tomando todas las medidas sanitarias para llevar a cabo las obras, organismos de derechos humanos han interpuesto demandas para detener el inicio de los trabajos no esenciales.

El 15 de mayo del presente año, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), demandó al gobierno mexicano que detuviera las obras del Tren Maya porque estas ponían en riesgo la salud de las comunidades indígenas y la de los trabajadores.

La petición fue desestimada por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), instancia que supervisa el proyecto, alegando que se estaban tomando todas las medidas de seguridad pertinentes para darle inicio a la construcción del proyecto ferroviario.

Hasta ahora, en México los casos de coronavirus superan los 95.000 y los fallecimientos superan los 10.000, aunque se estima que estos números podrían ser más elevados porque los exámenes de detección son muy limitados.

Tribus aisladas y enfermedades infecciosas
Las Tribus Indígenas son más Vulnerables al Coronavirus

Para saber más, haz click sobre la imagen

A la demanda de la CNDH se han venido sumando las voces de diversos grupos de académicos, activistas ambientales y representantes de grupos indígenas, que se muestran en contra de la ejecución de esta obra, por considerar que los impactos negativos sobre el medio ambiente superaban a los posibles beneficios económicos del proyecto.

Esta obra podría ser lo que marque para la historia la gestión de López Obrador al frente de la presidencia de México. Apenas asumió la primera magistratura, el presidente hizo el anuncio de este proyecto que, según sus palabras, impulsará el desarrollo económico de los destinos turísticos más importantes y conectará los centros arqueológicos de la cultura maya ubicados al sureste del país.

El impacto en el medio ambiente del Tren Maya

Este proyecto bandera del gobierno, ha recibido desde el principio la oposición de diversos grupos de activismo medio ambiental. Aunque este siendo promocionado como la gran solución a la pobreza del sur mexicano, hay quienes tienen no pocos cuestionamientos sobre cómo se verán afectados los ecosistemas y los pueblos de las regiones involucradas.

El Tren Maya afectará ecosistemas y biodiversidad
El Tren Maya afectará los ecosistemas y a los pueblos originarios.

Aunque el presidente electo Andrés López Obrador le pedía “permiso a la Madre Tierra” para darle inicio a las obras del Tren Maya en un acto público celebrado en diciembre de 2018, y avalado por la presencia de varios líderes indígenas y políticos nacionales y regionales, la ambiciosa obra que echará 1500 kilómetros de vías férreas sobre el suelo del sureste mexicano es denostada por diversas organizaciones ambientalistas.

Dichas agrupaciones aseguran que la obra no está bien sustentada en cuanto a estudios sobre impactos ambientales, un requisito exigido por la  Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente del país azteca.

En diciembre de 2018 un puma fue arrollado en los predios del Parque Nacional Tulum, lo que vino a reforzar el rechazo al proyecto, porque la vía del Tren Maya discurriría en paralelo a la carretera federal. Desde distintas plataformas se está exigiendo que se lleve a cabo un estudio de impacto ambiental bien sustentado, avalado y puesto en práctica.

Por su parte, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) asegura que el Tren Maya no es un proyecto amigable con el ambiente. Aducen que si bien el transporte ferroviario ocasiona menos impactos ambientales que el transporte por carretera, en el caso del Tren Maya no aplica tal ventaja porque el tren en proyecto utilizaría corredores viales paralelos a carreteras ampliadas y modificadas.

¿Qué está en juego?

Aseguran los especialistas del Cemda que el Tren Maya discurrirá por un territorio muy rico en diversidad biológica y cultural y de gran valor histórico patrimonial. No es poco lo que está en juego. Selvas, manglares, cenotes, sabanas, son algunos de los ecosistemas que componen el territorio, hogar de una gran variedad de  flora y fauna, algunas incluidas en las listas de especies en riesgo.

Qué es el Tren Maya
Selvas, manglares, cenotes, sabanas, son algunos de los ecosistemas que componen el territorio en riesgo.

Los daños que podría ocasionar el mega proyecto ferroviario son muy graves. Se habla de la deforestación de miles de hectáreas de selvas húmedas y secas, lo que significará la pérdida y la fragmentación del hábitat, arrollamientos y bloqueos de paso de fauna.

Por ahora el proyecto del Tren Maya sigue su curso. El 1 de junio se dio el banderazo de inicio de las obras que, según sus promotores llevará desarrollo económico a sur de México. Sin embargo las comunidades mayas asentadas en los territorios afectados tienen derecho a conocer cómo cambiará su vida y la de su entorno una vez se inicien las obras y cuando ya estén culminadas y en funcionamiento.

El Tren Maya pone nuevamente de manifiesto el eterno enfrentamiento entre el híper desarrollo económico no sostenible en contra de la naturaleza y sus recursos.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: