CARGANDO

Tipo de búsqueda

Cambio climático Efecto Invernadero Medio ambiente

El MI6, el servicio secreto británico, hará “espionaje verde”

Si bien parece una idea para el guión de una película del espía 007, aunque no haya un James Bond incluido, es una noticia muy seria. En días recientes, el servicio secreto británico anunció que hará “espionaje verde” para asegurarse de que todos los países signatarios cumplan sus compromisos de reducción de emisiones.

Servicio secreto británico hará espionaje verde

La información fue dada a conocer por Richard Moore, el jefe de uno de los servicios secretos más prestigiosos del mundo.

El gobierno de Boris Johnson, anfitrión de la próxima cumbre COP26 en Glasgow, no teme plantearse metas ambiciosas. Ha venido redoblando esfuerzos por aumentar sus límites para alcanzar la neutralidad climática. De hecho, el premier notificó que Reino Unido tiene previsto reducir sus emisiones en 78% de cara al año 2035.

El MI6, como también es conocido el reputado servicio secreto de Su Majestad, le hace honor a su lema: Confiar pero verificar. Vigilará porque cada país que haya suscrito compromisos de reducción de emisiones los cumpla. La atención se centrará especialmente en aquellos países catalogados como grandes contaminantes.

Habrá que esperar a ver qué piensan del “espionaje verde” países como China o Rusia.  

Estas declaraciones de Moore fueron expresadas durante una entrevista a Times Radio. El funcionario explicó que la decisión obedecía a que la gestión del cambio climático es uno de los temas más importantes de la agenda de política exterior de su país y del mundo durante el siglo XXI.

Si la crisis sanitaria de la Covid-19 lo permite, Escocia acogerá la Cumbre del clima del 1 al 12 de noviembre del presente año.

Ojo con los mayores contaminantes

El director de Servicio Secreto británico es un hombre que se toma su trabajo muy en serio. Agregó que parte del trabajo de la institución que dirige, es asegurarse que quienes establecen compromisos en materia de cambio climático estén haciendo cosas que, de verdad, reflejen ese deber.

El servicio secreto de Reino Unido vigilará compromisos climáticos
El servicio secreto británico velará por el cumplimiento de los acuerdos de reducción de emisiones de CO2.

“Hay que confiar pero también verificar. En lo que se refiere al cambio climático, algo en lo que se necesita que todo el mundo se apunte y juegue limpio, ocasionalmente hay que comprobar que lo están haciendo“, explicó el funcionario, conocido dentro de las estructuras oficiales simplemente con el nombre clave “C”.

Parte de la entrevista, el jefe del MI6 la dedicó a hablar del tema de las relaciones con China. Moore asegura que las mismas son muy complejas, puesto que se trata de un país con unos valores muy distintos y es, además, uno de los mayores contaminantes del planeta.

En tal sentido, el director aboga por llevar a cabo las negociaciones sobre el clima con el gigante asiático, partiendo de la base de los asuntos políticos en Hong Kong y “la defensa de la libertad académica y la propiedad intelectual del Reino Unido”, explica Richard Moore.

Enfatizó que lo más importante para el primer ministro Boris Johnson es mantener una relación positiva con Pekín. China es la economía más importante del mundo. Esto convierte a ese país en el principal emisor de gases de efecto invernadero.

No obstante, China es uno de los países que se ha propuesto metas más ambiciosas en materia de reducción de emisiones. Mantener relaciones de respeto con Pekín facilitará que se pueda llegar a acuerdos climáticos y económicos.

La COP26

El primer ministro Boris Johnson desea que los demás países sigan el ejemplo de Reino Unido. Siendo su ejecutivo el anfitrión de la cumbre COP26, el premier ha exhortado a los países más contaminantes a imitar al Reino Unido. El objetivo del gobierno británico es reducir las emisiones de carbono en 78% para el 2035 y llegar a la meta de cero neto para el 2050.

El MI6 y el espionaje verde
Gran Bretaña pide que los países más contaminantes se propongan metas ambiciosas y que las cumplan.

La Conferencia de las Partes, COP26, debió celebrarse en el 2020, pero la emergencia sanitara, originada por la pandemia de Covid-19, lo imposibilitó. La reunión, que finalmente se tiene prevista para noviembre en Escocia, está llamada a convertirse en la más importante de la historia.

Tal como lo ha expresado John Kerry, el delegado climático de Estados Unidos, la cumbre de Glasgow será la última oportunidad para que la humanidad logre evitar el colapso climático.

Las Conferencias de las Partes son instancias de negociación entre las naciones donde se discuten asuntos relacionados con el cambio climático. Los puntos que siempre ocupan la agenda son, por un lado, la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Por otro, la adaptación a los fenómenos meteorológicos extremos, un síntoma más del aumento de las temperaturas globales y las subidas de los niveles de los mares.

Una cumbre que está en veremos

Tanto el Reino Unido, como la ONU, todavía no deciden qué formato será el escogido para celebrar la COP26. Se están evaluando las opciones para reducir el número de asistentes, pero no se contempla que sea totalmente virtual. De hecho, todavía cabe la posibilidad de que sea suspendida por segunda vez, tal como lo han expresado algunas fuentes.

Mientras el momento llega, muchos aún analizan cómo hará el servicio secreto para espiar a quienes no cumplan con los compromisos del Acuerdo de París. Algunos incluso han hecho bromas sobre cómo el servicio secreto británico hará “espionaje verde”. Quizá sea diciéndole al Dr. No que no hay licencia para emitir CO2 por encima de lo acordado.

Etiquetas: