CARGANDO

Tipo de búsqueda

Calentamiento global Cambio climático

El estrés por calor y la humedad acabarán con la vida de los más débiles

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

A finales del siglo XXI, millones de seres humanos morirán de calor. De no ser atajado, el calentamiento global será el responsable de esas muertes que serán atribuidas al estrés por calor. Esta sentencia aparece recogida en un estudio publicado por  la revista científica Environmental Research Letters.

El calor y la humedad serán causa de muerte

Dicha publicación da cuenta de cómo el incremento de la temperatura, combinado con humedad, ocasionará afecciones de salud a un importante número de individuos. El estrés por calor es una patología que se manifiesta cuando el cuerpo es incapaz de enfriarse mediante la sudoración si se encuentra expuesto a altas temperaturas poco habituales.

Los autores del estudio citado, subrayan que este trabajo es el primero que, para obtener una medida del estrés por calor, tomó en cuenta otras variables como la humedad, la velocidad del viento, el ángulo del sol, y la radiación solar e infrarroja. De igual manera se aplicaron en el estudio 40 simulaciones del clima para llegar a elaborar estadísticas sobre “eventos raros”.

En la investigación también se logró recabar información histórica del cambio climático en el planeta confirmando que las temperaturas, al día de hoy, han aumentado 1,2 grados por encimas de los niveles existentes antes de la revolución industrial.

Los pronósticos que se tienen, de seguir la misma senda que hasta ahora se ha transitado de emisiones de gases de efecto invernadero que provocan el cambio climático, es que la temperatura global subirá 3 grados.

gases de efecto invernadero
Los gases de efecto invenadero

Para saber más, haz click sobre la imagen

En el año 2003, en Europa, se marcaron hitos en altas temperaturas y víctimas mortales. Ese año, una ola de calor que llegó a fijar el termómetro en 46 grados a la sombra, se cobró la vida de 35.000 seres humanos. En Francia, donde la cifra de fallecidos se ubicó en 14.000 personas, se creó un problema de orden sanitario debido al número inesperado de decesos.

Para tener una idea de las dimensiones de aquella afectación por calor, las catástrofes naturales como terremotos, inundaciones o tornados, pueden ocasionar, en promedio, 65.000 muertes en todo el mundo. Si bien las olas de calor no son tan efectistas, los efectos son igualmente mortales.

Calor y humedad: mezcla letal

Las altas temperaturas de características extremas tienen graves consecuencias en la salud humana que incluso pueden desembocar en la muerte. Si a eso se le agrega el factor humedad, la letalidad aumenta de manera exponencial.

El calor es causa de enfermedades
La mezcla de calor y humedad es letal en muchos casos.

Un estudio llevado a cabo en 2017 reveló que el aumento de la humedad, sumado al calor hará que las condiciones de vida de buena parte de la población del trópico empeoren de manera significativa para el año 2070.

Grandes extensiones del sureste de EE.UU., la Amazonía, el oeste y el centro de África, zonas meridionales de Medio Oriente y la península Arábiga, el norte de India y el este de China, serán las zonas donde las condiciones climatológicas extremas de altas temperaturas, combinadas con humedad, y el poco acceso a acondicionadores de aire, harán imposible que se puedan llevar a cabo actividades, y en muchos casos, hasta sobrevivir.

El calor húmedo es menos tolerable que el calor seco porque hace que el mecanismo de enfriamiento de los mamíferos, que es el sudor, se ralentice o se anule del todo, lo que puede desembocar, en el peor de los casos, en la muerte.

Este proceso de refrigeración corporal se activa cuando el cuerpo empieza a transpirar para que el sudor se lleve el calor mediante la evaporación. Sin embargo, cuando hay mucha humedad en el ambiente este proceso tiende a hacerse lento, el cuerpo no logra enfriarse y la temperatura se eleva a cotas insoportables. Esto lleva a un estado de enfermedad y en el peor de los casos, a una falla sistémica que conduce al deceso.

Los más débiles, las primeras víctimas

Como suele ocurrir con los efectos del cambio climático, estos son especialmente letales con los más vulnerables. Las zonas del planeta más densamente pobladas, donde la pobreza y la desigualdad todavía marcan la vida cotidiana, sufrirán los rigores del aumento extremo de temperatura. Ancianos, niños y mujeres, las víctimas de la primera línea de un sistema que ha hecho del planeta un sitio muy hostil.

Millones de seres humanos morirán por el calor
Las olas de calor serán causa de muerte para los más vulnerables.

Según los investigadores serán las regiones tropicales las que más sufran los rigores de un clima más caliente y con mayor humedad. De igual manera, serán los trabajadores del campo, y otros trabajadores que cumplen labores al aire libre, quienes pueden verse más afectados. Aunque el calor no mate de manera directa, ciertamente trabajar en condiciones extremas puede acarrear enfermedades crónicas como las renales.

Según datos aportados por la OMS, entre los años 2030 y 2050, el cambio climático provocará 250.000 defunciones anuales por distintas causas, entre ellas, el estrés calórico. El mundo en desarrollo, el que menos capacitado a nivel sanitario se encuentra, tendrá menos capacidad de respuesta y adaptación a los cambios en las condiciones climatológicas.

Las intensas y mortales olas de calor húmedo vienen siendo advertidas. Salvar a millones de seres humanos pasa por adoptar formas de consumo sostenibles, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, el uso de energías renovables, en definitiva, asumir cambios políticos y económicos que logren frenar el calentamiento global y el cambio climático. Tareas pendientes y urgentes que no admiten dilación si queremos reducir el número de muertes a causa del estrés por calor.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: