CARGANDO

Tipo de búsqueda

Ecología Medio ambiente Naturaleza

El corcho es el rey de los materiales biodegradables

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on vk
Share on reddit

De todos los materiales biodegradables que existen y que la naturaleza provee, el corcho es sin duda el que más cualidades tiene. Es natural, es biodegradable, renovable y sostenible. Para su obtención no es necesaria la tala, ya que el descortezamiento del alcornoque, el árbol de donde se obtiene, es el método que se usa para recolectarlo.

El corcho es el rey de los materiales sostenibles
El corcho es extraordinario, es natural, es biodegradable, renovable y sostenible

Varios estudios que miden el impacto que tienen las industrias en el medioambiente han determinado que los alcornocales frenan en buena medida el cambio climático y a los procesos de desertificación. Si se extrapola el concepto de súper alimentos al corcho podríamos asegurar que este es un súper material biodegradable.

El corcho es un tejido vegetal, lo que se conoce en botánica como felema. El corcho se obtiene de la corteza del alcornoque, un árbol que crece con abundancia hacia el entorno mediterráneo de Europa y África. A medida que van creciendo su tallo, formado de células muertas y huecas, se va engrosando y es así como se forma esta noble materia.

La suberina y la cerina son sus componentes más importantes ya que son las responsables de otorgarle a este material dos de sus propiedades más importantes: la elasticidad y el no ser inflamable.

El alcornoque es un ejemplar único. Posee una cualidad que lo diferencia del resto de las especies forestales: su capacidad de regenerar su corteza una vez se ha retirado bajo determinadas condiciones. 

En su etapa adulta el alcornoque, denominado Quercus suber en botánica, es refugio para la vida ya que presta cobijo a varias especies. Además, ayuda a retener la humedad del suelo y sus raíces impiden la erosión.

Los bosques de alcornoques son santuarios de varias especies animales y plantas endémicas. El lince ibérico o el águila imperial ibérica, animales en peligro de extinción, encuentran en estos bosques un refugio seguro.

La dehesa, el ecosistema natural del árbol de alcornoque, tiene unas características que lo convierten en único. Portugal 34% de la superficie mundial, le sigue España con 27%, Marruecos, que tiene 18% y el 11% que le corresponde a Argelia.

En varias zonas de España se encuentran bosques de alcornoques. Extremadura, Sierra Morena o Málaga son algunas de las localidades donde se ubican importantes extensiones de alcornoques. Se hace necesario destacar al Parque Natural de los Alcornocales, considerado el conjunto de alcornocales mejor preservado del mundo.

Se dice que el método utilizado para obtener el corcho es uno de los más respetuosos que existe. Es benévolo con el ejemplar y con el medio donde se encuentra porque a pesar de los adelantos tecnológicos, la recolección se hace a mano. Los cortadores profesionales, hombres y mujeres que realizan ese trabajo durante toda su vida, hacen cortes con el hacha con muchísima destreza en lugares muy específicos del tronco.

La “saca” o “pela”, que es como se conoce al proceso de extracción del corcho, se hace durante la temporada de verano, cada 9 o 10 años, lo que permite que el árbol pueda regenerar su corteza durante el tiempo que dura su vida, un promedio de 170 años.

La nobleza del corcho

Corcho material sostenible
En varias zonas de España se encuentran bosques de alcornoques

A todas las bondades ecológicas y de sostenibilidad que tiene el corcho hay que agregar algunas más. Las muchas y variadas propiedades que tiene el corcho lo convierten en un material y un producto muy apreciado. Estas son algunas:

  • Elasticidad

El corcho es capaz de recuperar su forma original luego de un proceso de compresión. El corcho recupera hasta 85% de su volumen inicial después de ser comprimido. De ahí que sea tan valorado como tapamiento.

  • Compresibilidad

Esta característica le permite al corcho ser comprimido sin que ocurra dilatación lateral.

  • Impermeabilidad

Debido a la suberina y los ceroides que se encuentran en sus componentes, resulta bastante difícil que a través del corcho pasen líquidos. Como resiste muy bien la humedad, esa característica impide su deterioro.

  • Ligereza

Su levedad se debe a que el 90% de su volumen es aire.  Es un material cuya densidad está entre 0,12 y 0,25. Cuanto más baja es la densidad, mayor es la calidad del corcho.

  • Aislante

La estructura alveolar de sus células, su elevado contenido de gas y el casi nulo poder de absorción hacen que el corcho sea un material muy bueno como aislante térmico.

  • No es tóxico

Tampoco es alergénico y no produce reacciones indeseables en contacto con la piel u otros tejidos.

No es sólo para tapar botellas

Los usos que se le dan al corcho son muchísimos. Su uso más conocido es el de tapón de botellas de vino, por sus propiedades aislantes y de adherencia al vidrio que hacen que el caldo de las uvas no se deteriore en el interior de las botellas.

El corcho ofrece muchas posibilidades
En el mundo de la moda también se ha extendido el uso del corcho

En arquitectura y decoración el uso del corcho está muy extendido. Al ser un material que aísla temperatura y sonido de manera muy eficiente se le busca mucho para paredes y suelos. Si el espacio a decorar es una habitación de bebé, el corcho es el material más indicado para usar como alfombra por todas las propiedades ya descritas, sobre todo las que tienen que ver con la salud.

En el mundo de la moda también se ha extendido el uso del corcho. En el calzado, las suelas de corcho son muy buscadas por ser livianas y cómodas.  El uso del corcho como material biodegradable cada día cobra mayor importancia por su nulo impacto en el equilibrio medioambiental y por los beneficios que brinda al ecosistema.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas:
Artículo Anterior

A continuación