CARGANDO

Tipo de búsqueda

Calentamiento global Cambio climático Medio ambiente

El canal de Panamá se queda sin agua por fuerte sequía

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

Como si el escenario económico y medioambiental no fuese ya complicado, el canal de Panamá, magnífica obra de la ingeniería y punto neurálgico del comercio internacional, se está quedando sin agua, lo que compromete seriamente su funcionamiento y por tanto la actividad comercial mundial. El cambio climático luce como el principal responsable.

El canal de Panamá se queda sin agua por la sequía

El canal de Panamá, inaugurado en 1914, es uno de los puntos más importantes del comercio internacional, por su estructura pasa el 6% del comercio global. Este paso es la ruta más expedita para el cruce entre el océano Atlántico y el Pacífico. Cada año unos 12.000 navíos lo atraviesan para llevar carga o pasajeros a más de 160 países.

En días recientes han saltado las alarmas. Las autoridades panameñas advirtieron que una tenaz sequía durante el año 2019 ha puesto en riesgo el complicado sistema de esclusas que moviliza a las embarcaciones entre los dos océanos. Esto ha obligado a los administradores del importante Canal del istmo panameño a tomar medidas para preservar los precarios niveles de agua para garantizar el funcionamiento del sistema.

Reducir el número de barcos que lo atraviesan y limitarlos también de acuerdo a su calado, son parte de las medidas adoptadas desde el año pasado para preservar el agua. Adicionalmente, las embarcaciones deben realizar un pago por el uso del Canal, que en algunos casos asciende hasta los 10.000 dólares, dependiendo del tamaño del barco.

Pese a todas las medidas adoptadas y a las puertas de una próxima temporada de lluvias, todavía los meteorólogos panameños no se ponen de acuerdo si será posible un funcionamiento del canal sin sobresaltos.

Un canal de agua dulce

Resulta curioso que un sistema que se encarga de mover barcos entre dos cuerpos de agua, dos de los más grandes del planeta, necesite agua, y agua dulce procedente de una fuente externa. Los ingenieros que proyectaron el canal de Panamá, a principios del siglo XX, tuvieron que enfrentar varios desafíos naturales.

El cambio climático está secando el canal de Panamá
El Gatún es un lago construído para alimentar al Canal de Panamá
Según fuentes consultadas, uno de los tantos problemas a los que tuvieron que hacerle frente los especialistas durante la construcción del canal, fue el desnivel entre los dos océanos en cuestión. Para solventar semejante desafío se creó un sistema de esclusas a las que se le suministra agua que viene de un lago artificial, creado con ese único fin. El Gatún es un lago producto del ingenio del ser humano, que requirió de un gigantesco esfuerzo de la ingeniería y de los hombres que trabajaron en el proyecto. Se anegaron pueblos y montañas en una superficie de 430 km2 para la construcción de la represa que además surte de agua a buena parte del territorio panameño para otras actividades. En cada paso de barco, la cantidad de agua dulce utilizada es el equivalente a 75 piscinas olímpicas: 50 millones de galones de agua. Al día, una media de 35 naves atraviesan el canal, las cuentas dicen que en cada acto de cruce se gastan un aproximado de 2.590 piscinas. Las obras de remodelación del canal han servido para optimizar su funcionamiento y el uso racional del recurso hídrico del lago, pero ni así las autoridades saben si podrán mantener funcionando el canal si persiste la sequía.

Faltan lluvias y el cambio climático es el responsable

Las autoridades encargadas del Canal están en alerta desde que las lluvias del año 2019 no alcanzaron un nivel suficiente para reponer la reserva de agua. El año pasado estuvo entre los años más secos de los que se tiene registro. Afirman los expertos que la presencia de El Niño fue muy fuerte, lo que se tradujo en olas de calor y un comportamiento inestable de las lluvias.

El calentamiento global está secando el Canal de Panamá
Las altas temperaturas aumentaron los niveles de evaporación en la cuenca hidrográfica del Canal.

Algunos de los estudios llevados a cabo también concluyen que las altas temperaturas registradas en la cuenca hidrográfica del Canal aumentaron los niveles de evaporación, lo que se reflejó en la merma del líquido. Quienes llevan adelante la administración del Canal no dudan en afirmar que la mayor amenaza para la estabilidad del país es el cambio climático.

Del lago Gatún no solo se sirve el Canal. El presidente panameño, Laurentino Cortizo, ha señalado que el abastecimiento de agua es un reto ingente para su administración. La reducción en un 27% de las lluvias pone en jaque no solo el agua para que funcione el Canal, también el agua necesaria para la producción de alimentos, generación eléctrica y consumo humano en general.

Desde distintos frentes de la vida nacional en Panamá se están estudiando distintas opciones para no paralizar el funcionamiento del cinturón que une a los dos grandes océanos. Hablan de pozos subterráneos, trasvases de ríos y hasta desalinización del agua de mar. Lo que se juegan no es baladí.

El canal de Panamá representa una importante fuente de ingresos para el país, específicamente el 20% y el lago Gatún es una importante reserva de biodiversidad.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: