CARGANDO

Tipo de búsqueda

Desarrollo sostenible Medio ambiente

El cambio climático es un negocio muy lucrativo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

Un sistema como el capitalista es capaz de convertir cualquier cosa en mercancía, incluso las tragedias. Las fortunas que se han amasado a la sombra del cambio climático no son pocas ni modestas. Varios multimillonarios alrededor del mundo son la comprobación de que puede hacerse un poderoso capital mientras las temperaturas del planeta aumentan.

Cambio climático y negocios

En el mundo de los negocios y las inversiones hay dos estilos de hacerle frente al calentamiento global. Por un lado están los que se aprovechan y rentabilizan las consecuencias de la emergencia climática mundial, y por otra vertiente navegan las empresas que ofrecen soluciones que puedan ser capaces de frenar el cambio climático o adaptar a los países a una nueva realidad.

Dentro de un sistema marcado por profundas desigualdades económicas y sociales, donde los menos favorecidos son los que deben acarrear con la peor parte del cambio climático, algunos empresarios que han localizado este nicho de negocios no ven ningún contrasentido ético en multiplicar sus capitales, aun con el conocimiento de que es ese mismo sistema el que ha traído al planeta hasta este estadio de deterioro medioambiental.

Frente a una realidad como la emergencia climática, donde unos perderán inclusive la vida, otros podrán alcanzar nuevas cotas en el crecimiento de sus empresas. Entre las grandes inversiones relacionadas con el alza en las temperaturas de la Tierra están las energías limpias o alternativas (energía solar, eólica o marina), tecnologías asociadas a las reservas de agua (el recurso más escaso en un planeta cada vez más caliente), vehículos de transporte movidos por electricidad, iluminación led, entre otras.

El agua como negocio

A medida que aumentan las temperaturas y el clima se convierte en una amenaza, muchos son lo que no van a desaprovechar la oportunidad de aumentar sus fortunas. Inversores de gran envergadura elaboran ambiciosos planes financieros, como Monsanto que, fiel a su vocación monopólica, ya se subió a la ola de los negocios que florecerán en un clima cada vez más adverso.

Empresas que hacen negocios con el cambio climático
Empresas podrían vender información para hacer rendir las cosechas.

El gigante trasnacional de producción de agroquímicos, productos y semillas para la agricultura, en el año 2013 hizo una compra por 930 millones de dólares por Climate Corporation. Con esta adquisición, Monsanto les podría vender información a los agricultores, los que usen sus semillas, claro está, sobre cómo hacer rendir las cosechas valiéndose de datos como historial de precipitaciones o calidad de los suelos.

Aseguradoras de alcance trasnacional ya se frotan las manos ante el panorama de un empeoramiento de las condiciones meteorológicas. El cambio climático impactará con más virulencia en los países más pobres y dichas compañías ya ven cómo van a ajustar el precio de sus pólizas dirigidas a asegurar cosechas.

El agua, el recurso más valioso y el más escaso en un futuro muy cálido, ya forma parte de la cartera de inversiones de grandes casas de la industria financiera. Y es que no hace falta tener muchos conocimientos en asuntos financieros para saber que el agua en el futuro será el equivalente al petróleo en la actualidad. Algunos ya avizoran grandes buques, otrora petroleros, surcando los mares cargados de agua, desde Islandia, país de grandes recursos hídricos, hasta los grandes desiertos de los Emiratos Árabes.

guerras del agua
Las futuras guerras del agua

Para saber más, haz click sobre la imagen

Negocios que brindan soluciones para el ambiente

Mientras un grupo de empresas evalúa de cuántas maneras se puede rentabilizar la tragedia del cambio climático, otras han orientado sus recursos no sólo a ofrecer soluciones que ayuden a frenar o disminuir el impacto de la emergencia medioambiental, sino a cambiar los modelos de negocios hacia uno más sustentable.   

Las ganancias del cambio climático
El cambio climático ha permitido que florezcan negocios muy lucrativos.

Bloomberg, la compañía especializada en ofrecer análisis financieros, elaboró un informe donde revela cuáles son las empresas que representa una vanguardia en las inversiones en soluciones climáticas.

En la lista aparecen nombres tan sonados como el de Elon Musk, presidente ejecutivo de Tesla Motors, fabricante de autos eléctricos, o el de personajes menos renombrados como Mário Araripe, magnate brasileño con una ética bastante flexible, quien primero edificó una fortuna levantando condominios de lujo a orilla de playa y ahora es la energía eólica la que alimenta sus arcas con la empresa Casa de dos Ventos.

Automóviles que utilizan el hidrógeno como combustible, paneles solares, materiales para sustituir el plástico, empresas dedicadas al reciclaje, energías alternativas como la eólica o la fotovoltaica, son algunas de las actividades a las que se dedican las empresas que aparecen en el ranking elaborado por Bloonberg.

Según los analistas del sitio especializado en información financiera, el próximo éxito económico de portadas y editoriales será la industria de la alimentación vegetal, como alternativa a la dieta basada en carnes de origen vacuno, pues es un nicho del mercado que crece junto con la conciencia de que la industria de la carne es una de las que más emisiones de CO2 produce.

Independientemente de las modalidades de negocios que tengan las empresas, es urgente avanzar hacia la sostenibilidad, hacer que el modelo de desarrollo sea más inclusivo y respetuoso con el ambiente. Los recursos sobre el planeta son cada vez más escasos, las desigualdades aumentan y la vida es cada vez más incierta.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: