CARGANDO

Tipo de búsqueda

Cambio climático Medio ambiente

Los efectos psicológicos del cambio climático también importan

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

Que el cambio climático tiene efectos psicológicos en los seres humanos, es un tema que pocas veces se aborda con intenciones de profundizar en él. Sin embargo, el miedo, la desesperanza y la ansiedad surgen como emociones muy vinculadas a los efectos del cambio climático en la salud de los individuos y en la salud de la comunidad.

Efectos psicológicos del cambio climático

La Organización Mundial de la Salud ya ha establecido que el miedo, la ansiedad y la tristeza, son indicadores de los efectos que a nivel psicológico tiene el cambio climático sobre las personas. Las generaciones actuales y las futuras deben enfrentar un panorama que luce desesperanzador, puesto que ya el cambio climático está ocurriendo y no parece que haya una solución en el corto plazo.

Por otro lado, los desastres naturales, cada vez más frecuentes e intensos, hacen que las personas que los padecen de manera directa sufran un marcado deterioro de su salud mental. Tras un evento climatológico con características de catástrofe, miles de personas pueden perder sus hogares, sitios de trabajo y hasta familiares y afectos muy cercanos.

Esa vivencia aterradora, aseguran los expertos, puede desembocar en el nacimiento de un trastorno por estrés post traumático. Los síntomas que se manifiestan ante este cuadro se pueden agrupar en cuatro grandes grupos: recuerdos intrusivos, evasión, cambios en las reacciones físicas y modificaciones en los estados de ánimo, donde entrarían el miedo, la tristeza y la ansiedad.

A este desolador panorama se le debe añadir que el efecto del cambio climático es más pronunciado en las clases sociales menos favorecidas. En Estados Unidos, un estudio reveló que en los grupos sociales conformados por personas negras, indígenas y latinos, los efectos del cambio climático se padecen de manera distinta a como lo hacen los grupos compuestos por personas blancas.

De nuevo, los pobres cargan con el mayor peso de un fenómeno en el que casi no han tenido participación. Además, el estudio ofrece pruebas de que esta relación de desigualdad es parte de un círculo vicioso. La desigualdad provoca que los síntomas del cambio climático golpeen de manera más violenta a los más desfavorecidos lo que los empujará a una desigualdad mayor.

El desplazamiento forzado y la salud mental

La Organización Mundial de la Salud afirma que antes del año 2050, un aproximado de 200 millones de seres humanos deberá desplazarse, abandonar sus hogares y sus sitios familiares, de manera permanente o temporal, como consecuencia del cambio climático.

El cambio climático produce desesperanza y miedo
El cambio climático puede provocar desesperanza y miedo.

Cambios en el uso del suelo, disponibilidad de fuentes de aguas limpias y seguras, pérdida de infraestructuras, serán algunas de las situaciones que deberán enfrentar un elevado número de seres humanos.   

Las estimaciones apuntan a que si para el año 2100 el mar aumenta 1,8 metros, 13 millones de personas asentadas en las costas de Estados Unidos correrían el riesgo de estar afectados por inundaciones.

Las personas que se ven impelidas a migrar de manera forzada, los conocidos como refugiados climáticos, manifiestan una mayor propensión a desarrollar trastornos psiquiátricos que las que lo hacen de manera voluntaria. Estos efectos de la migración obligada se perciben en el plano individual y en el comunitario, siendo la depresión, la ansiedad y el estrés patológico los efectos más palpables y medibles.

La OMS asegura que se han reportado altas tasas de suicidios y estrés por aculturación en grupos de agricultores que se han visto forzados a desplazarse.

Algunos expertos en salud mental han establecido dos escalas donde inciden los efectos del cambio climático en la salud mental de los individuos: una directa y otra indirecta. La afectación directa ya la hemos descrito y es cuando se está expuesto a situaciones estresantes, muerte, pérdida y desplazamiento, producto de eventos climáticos extremos.

La escala de afectación indirecta está ligadas a eventos que no generan una situación de emergencia, como por ejemplo, la contaminación atmosférica o el aumento de las olas de calor. Hay ya suficiente evidencia que demuestra la relación entre el aumento de episodios de olas de calor y el aumento de abusos de sustancias tóxicas como el alcohol, las drogas o los medicamentos. También se ha reportado un aumento en las tasas de suicidios durante los episodios de calor extremo y sequías.

El papel de los especialistas

El sentimiento más demoledor que aparece frente a un futuro incierto es la desesperanza. Es una idea que se instala en la psique de la persona y en la de la sociedad, de que no hay nada que hacer y todo lo que se pueda hacer no valdrá la pena.

El cambio climático afecta la salud mental
Los especialistas deben ofrecer herramientas para combatir la desesperanza frente al porvenir.

Los psicólogos, psicoterapeutas y psiquiatras están llamados a ofrecer herramientas a las personas con las que puedan combatir esas ideas de desesperanza frente al porvenir. Los profesionales de la salud mental están llamados a ofrecer a la colectividad la capacidad de enfrentar los miedos y la inacción.

Aunque el cambio climático sea irreversible y sus efectos psicológicos no puedan evitarse, siempre hay espacio para la lucha, para la empatía y para la resiliencia.  

La promoción de cambios de hábitos y comportamientos, que redunden en la mejora y en la conservación de nuestros ecosistemas, es un paso que se debe dar y los especialistas de la salud mental son los principales aliados.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: