CARGANDO

Tipo de búsqueda

Biodiversidad Medio ambiente Naturaleza

3 de marzo, un Día Mundial para celebrar la Vida Silvestre

De la fauna y la flora salvajes depende, nada menos, que la vida sobre el planeta. Su existencia favorece aspectos tan importantes como el ecológico, genético y hasta cultural. Por todo eso y más, la Organización de Naciones Unidas (ONU) decretó que cada 3 de marzo el mundo debe recordar y celebrar el Día Mundial de la Vida Silvestre.

Día Mundial de la Vida Silvestre

En el año 2013, durante la celebración de la Asamblea General de las Naciones Unidas, y en conmemoración a la aprobación, en el año 1973, de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), se instauró un día para recordar la necesidad de resguardar la vida salvaje de sus múltiples amenazas.

A esta efeméride también se le conoce como el Día Mundial de la Naturaleza.

La razón de ser de esta fecha es abonar la conciencia de la población sobre el valor de la vida salvaje dentro del delicado equilibrio medioambiental. Cada especie cumple un papel crucial en el entorno donde vive. Control de plagas o ser alimento para otras especies, son algunas de las funciones más valoradas.   

Celebrar este día también es una oportunidad para hacer un frente común en contra de los delitos y prácticas humanas en contra de la biodiversidad. Esta acentuada merma en la riqueza biológica supone una afectación en distintas áreas de la vida sobre el planeta, que van desde lo económico y lo social hasta lo que atañe directamente a la vida natural.

2021, el año dedicado a los bosques

Este año, el lema del Día Mundial de la Vida Silvestre es “Los bosques y los medios de subsistencia: sustentar a las personas y preservar el planeta”. Los bosques cubren al menos un tercio de la superficie del planeta. En ellos, los seres humanos consiguen recursos y servicios para su subsistencia y bienestar.

Las comunidades indígenas y rurales de todas partes del mundo mantienen una relación muy íntima con los ecosistemas forestales donde se desenvuelven. Gracias a los bosques, unos 800 millones de seres humanos ven cubiertas sus necesidades de alimentación, refugio, sustento, medicina y energía. Pero ese lazo es mucho más profundo.

Los pueblos que han hecho de los bosques su hogar, sienten que en ellos se encuentran la esencia de su cultura, sus tradiciones ancestrales y su historia. Ese sentimiento tan arraigado los ha colocado en la vanguardia de las relaciones de respeto y armonía con el entorno, sus riquezas naturales y los servicios ecosistémicos de los bosques.

¿Por qué un día para la Vida Silvestre?

Aunque los bosques son esenciales para la vida de todo el planeta, no son pocas las amenazas que se ciernen sobre ellos y la diversidad biológica que albergan. En los bosques también se siente y se vive el cambio climático, la deforestación, la pérdida de biodiversidad y los estragos económicos y sociales provocados por la crisis sanitaria de la pandemia de la Covid-19.

3 de marzo, un día para celebrar la vida salvaje
La diversidad biológica que resguardan los bosques tiene un valor cultural e histórico.

En el año 1973, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN por sus siglas en inglés) elaboró un tratado de carácter internacional denominado Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres, más conocido como CITES, por su acrónimo en inglés.

Para el año 2013, durante la celebración de la Asamblea General de la ONU, en su edición número 68, se decidió que el día 3 de marzo estaría dedicado a conmemorar en todo el mundo el Día Mundial de la Vida Silvestre. La fecha estaría dedicada a concienciar sobre el valor de la vida salvaje y sus aportes al sostenimiento de la vida.

Se escogió el 3 de marzo porque fue ese el día en que se aprobó, en 1973, la Convención CITES, un instrumento que ha resultado crucial en la defensa de las especies silvestres de azotes mundiales como la caza furtiva y el tráfico ilegal.

Entérate y divulga

La razón de ser de un día dedicado a la vida salvaje es conocerla en profundidad. Difundir su valor, lo que representa para los pueblos y para la vida en el planeta y cómo se debe actuar para salvaguardarla. Aunque la celebración de este año está marcada por la crisis sanitaria mundial, son varias las actividades programadas, y abundante la información que está disponible.

Día Mundial de la Naturaleza
Un día para recordar y celebrar la importancia de la vida silvestre para la especie humana.

El día 3 de marzo, en el canal oficial del Día Mundial de la Vida Silvestre en YouTube, se hará una transmisión en vivo de la celebración oficial.

Divulgar información requiere conocimiento. Para ello, es conveniente conocer las experiencias de comunidades autóctonas que viven en los bosques y sus adyacencias. Dentro de esas comunidades se llevan a cabo esfuerzos para establecer relaciones sostenibles con la naturaleza.

Tal es el caso de Alianza Ceibo, en Ecuador. Esta organización, donde confluyen cuatro etnias de la Amazonía ecuatoriana, está en lucha contra la degradación de más de 20.000 kilómetros cuadrados de bosque primario. Para tal fin, ofrecen a los pobladores alternativas a las actividades extractivas, la ganadería intensiva y los monocultivos.

Este 3 de marzo, Día Mundial de la Vida Silvestre es necesario y urgente alzar la voz en favor de la conservación de los bosques. Los ecosistemas forestales son reservas de vida salvaje, sustento para la vida, la cultura y la historia de la especie humana.

Etiquetas: