CARGANDO

Tipo de búsqueda

Medio ambiente Naturaleza

Desierto Florido en Chile: cuando las flores le ganan a la sequía

Existe un singular y llamativo fenómeno natural que cubre de flores las arenas del desierto. Aunque se da en varios puntos del planeta, el Desierto Florido en Chile es el que más atención atrae por su colorido y belleza. Si bien Australia, Estados Unidos y Perú también disfrutan de estas floraciones, las de Atacama llaman más la atención.

Desierto Florido en Chile

Tal vez la curiosidad que acapara el desierto pleno de flores de Atacama se deba a que el emblemático desierto chileno es el lugar más árido del planeta. Observar tupidos mantos de flores violeta, amarillas y blancas extenderse sobre las arenas del desierto, sin duda, es un espectáculo poco habitual.

En la zona costera del desierto de Atacama, casi todos los años florecen alrededor de 200 especies, algunas endémicas de la región como la Garra de León o la Añuñuca Roja. Y cuando se dice que las floraciones se dan casi todos los años es porque este fenómeno no es muy frecuente. Para que suceda, tienen que estar dadas ciertas condiciones meteorológicas y climáticas muy específicas.

El desierto de Atacama está considerado el sitio, no polar, más seco del planeta. Entre sus marcas más conocidas está la de ser el sitio en el que ha transcurrido más tiempo sin llover. Este hecho ocurrió a principio del siglo XX y en ese entonces se registraron 173 meses en los que no cayó ni una gota de lluvia.

La singularidad del florecimiento de Atacama está reconocida por el Estado chileno, pero las autoridades aspiran a que el Desierto Florido sea declarado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

¿Cómo se produce el Desierto Florido?

Aunque muchos califican el Desierto Florido como un fenómeno “mágico”, no se trata de ningún sortilegio. Como ya se ha dicho, para que ocurra el Desierto Florido deben conjuntarse varias condiciones climatológicas y meteorológicas. De hecho, ver el desierto cubierto de flores es un hecho que ocurre pocas veces.

Cómo se produce el desierto floral

La floración extendida en el desierto de Atacama se asocia a las lluvias abundantes que provoca el fenómeno de El Niño. Cuando las precipitaciones alcanzan un mínimo de 15 mm, en la fecha conveniente y cuando la humedad es la indicada, entonces el habitual paisaje árido se transforma en una alfombra de color y vida.

Si bien hay cierto consenso en que El Niño puede ser el catalizador del florecimiento, no es posible predecir cuándo va a ocurrir el Desierto Florido. Así como no es posible establecer un patrón puntual de cuándo va a suceder El Niño o La Niña, tampoco es posible predecir con anticipación el momento en el que Atacama se cubrirá de flores.

De hecho, todas las miradas están puestas en una posible reaparición de La Niña para finales de este año. Cinco meses después de haberse declarado su fin, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha anunciado que existe un 40% de probabilidades de que el fenómeno que produce un enfriamiento de las aguas del Pacífico regrese.

Especies muy especiales

Las especies florales del desierto de Atacama poseen características únicas.

Estas plantas son excepcionales porque:

  • Han desarrollado semillas y órganos capaces de resistir años bajo tierra hasta que las condiciones sean favorables para florecer
  • Son un ejemplo de resiliencia al haber logrado adaptación a condiciones extremas
  • Algunas de estas especies son capaces de almacenar agua en sus tejidos y en sus hojas
  • Con sus hojas capturan la humedad de la neblina de la costa y la almacenan
  • Otras han adquirido colores claros como el blanco o el gris para reflejar la luz y no absorber tanto calor
  • También hay plantas que han desarrollado ceras y pelos que las cubren para evitar la pérdida de agua o protegerse del viento

El fenómeno del Desierto Florido no solo es generoso en belleza. La floración también permite que al Atacama llegue una variada representación de insectos y otros animales. En las alfombras de flores es posible observar variedad de mariposas, abejas y polillas, así como roedores y aves, que contribuyen a polinizar y forman parte de la cadena trófica del desierto.

Un espectáculo reservado solo para pocos

El Desierto Florido es un acontecimiento que despierta el interés general. Los medios de comunicación y redes sociales se llenan de fotografías del colorido floral que luce el Atacama por esta época. Aunque este año no ha estado presente El Niño, las lluvias del invierno del sur han favorecido las condiciones para que este año haya otro espectáculo natural.

El Desierto Floral de Atacama

Según lo reportan usuarios de redes sociales, desde finales de agosto se observan en algunos puntos los primeros brotes florales. Las autoridades regionales confirmaron que las primeras floraciones obedecían a las lluvias caídas en el mes de junio.

Con las precipitaciones ocurridas a finales de agosto se espera que las flores se dejen ver hasta el final de septiembre y mediados de octubre

Los funcionarios también hacían un llamado a los turistas que visitan el desierto para que lo hagan de manera respetuosa con el ecosistema. Una de las recomendaciones más difundidas es no transitar en vehículos por el desierto porque eso impide que florezcan las semillas que están aún en estado de latencia.

Este año la naturaleza vuelve a obsequiar otro Desierto Florido en Chile. También, una vez más el ser humano tiene la oportunidad de observar y disfrutar las maravillas naturales sin intervenir en ellas.

Etiquetas: